Triumph ( El Corte Inglés) en ERTE

Os resumimos un poco nuestra historia:
Empresa Multinacional Alemana con empleadas que venden en El Corte Inglés.El equipo de vendedoras de El Corte Inglés lo componen 70 mujeres, con una antigüedad en muchos casos de más de 30 años en la Compañía y la Edad Media está entre los 55 y 60 años.
Las compañeras que empezaron a trabajar en los 90 con contratos de jornada completa, en el 2.020 se ven con jornadas desde las 16 horas y hasta las 30 horas semanales. En vez de ser premiadas por su experiencia han sido castigadas con reducciones de jornada continúas, y mientras, en la Dirección y oficinas de España nos encontramos con salarios desproporcionados. De hecho, de los más altos del sector.
Ahora con la Pandemia que estamos sufriendo, las únicas empleadas que entraron en ERTE fueron ellas. Mientras el mundo estaba parado, la empresa no incluyó en el ERTE al resto de personal de
Oficinas que además, suponen los salarios más altos.
Y ahora, cuando se acerca la campaña de Navidad, la Empresa decide llevar a las vendedoras que la empresa tiene en El Corte Inglés, a un ERTE, en inicio del 70% de reducción de jornada (el máximo).
Después de una dura negociación del ERTE con la Empresa, y habiéndose hecho diferentes propuestas que permitirían manejar la situación de pandemia sin perjudicar tan directamente a la campaña de Navidad, la Empresa se ha negado a negociar. Consideramos que la Empresa tiene planificado un ERE futuro.
Por tanto, en breve las vendedoras de Triumph, con una media de edad alta, en la mayoría de los casos de familias monoparentales, y con contratos muy precarios, se van a encontrar en una situación de desamparo absoluto. Mujeres con salarios de 500€ pasarán a tener que vivir con 230€ de media.
No podemos callar, no podemos permitir que una Empresa que dice vivir por y para la mujer, una Marca que transmite la imagen de una mujer empoderada, trate de esta forma a la base de su negocio.
Necesitamos vuestra ayuda para dar visibilidad a estas madres y abuelas, que después de más de 30 años trabajando ven peligrar sus jubilaciones y sus puestos de trabajo, tanto cómo peligra la posibilidad de llevar comida a casa.
Nuestra Empresa tiene una historia de más de 130 años y es de origen familiar. Es una de las Marcas más importantes en el mundo de la lencería y actualmente vendemos nuestro producto en El Corte Inglés, siendo la Marca con más participación en la facturación del departamento. Somos una marca líder.
Triumph siempre había sido una Empresa íntegra y caracterizada por el excelente trato a sus empleadas. Pero, hace unos 10-12 años, la gestión de RRHH empezó a realizarse desde Italia y esto supuso un cambio radical, y la conversión de los contratos de nuestras vendedoras a condiciones precarias.
El equipo de vendedoras de El Corte Inglés lo componen 70 mujeres, con una antigüedad en muchos casos de más de 30 años en la Compañía y la Edad Media está entre los 55 y 60 años.
Las compañeras que empezaron a trabajar en los 90 con contratos de jornada completa, en el 2.020 se ven con jornadas desde las 16 horas y hasta las 30horas semanales. En vez de ser premiadas por su experiencia han sido castigadas con reducciones de jornada continúas, y mientras, en la Dirección y oficinas de España nos encontramos con salarios desproporcionados. De hecho, de los más altos del sector.
Ahora con la pandemia que estamos sufriendo, las únicas empleadas que entraron en ERTE fueron ellas. Mientras el mundo estaba parado, la empresa no incluyó en el ERTE al resto de personal de
Oficinas que además, suponen los salarios más altos.
Y ahora, cuando se acerca la campaña de Navidad, la Empresa decide eliminar a la fuerza de ventas del Canal de tiendas Multimarca y llevar además, a las vendedoras que la empresa tiene en El Corte Inglés, a un ERTE, en inicio del 70% de reducción de jornada (el máximo).
Después de una dura negociación del ERTE con la Empresa, y habiéndose hecho diferentes propuestas que permitirían manejar la situación de pandemia sin perjudicar tan directamente a la campaña de Navidad, la Empresa se ha negado a negociar. Consideramos que la Empresa tiene planificado un ERE futuro.
Por tanto, en breve las vendedoras de Triumph, con una media de edad alta, en la mayoría de los casos de familias monoparentales, y con contratos muy precarios, se van a encontrar en una situación de desamparo absoluto. Mujeres con salarios de 500€ pasarán a tener que vivir con 230€ de media.
Se ha pedido a la Dirección que apoyen complementando el salario mínimamente, que incluso ellos se reduzcan el salario como lo están haciendo muchas Empresas para apoyar al negocio, pero se niegan.
No podemos callar, no podemos permitir que una Empresa que dice vivir por y para la mujer, una Marca que transmite la imagen de una mujer empoderada, trate de esta forma a la base de su negocio.
Necesitamos vuestra ayuda para dar visibilidad a estas madres y abuelas, que después de más de 30 años trabajando ven peligrar sus jubilaciones y sus puestos de trabajo, tanto cómo peligra la posibilidad de llevar comida a casa.
El día 27 de noviembre, a las 17 horas hemos convocado una Concentración en la puerta de El Corte Inglés de Preciados (esquina con la calle Tetuán) para defender sus puestos y sus condiciones laborales.
Comparte:
Share