Huelga general en Madrid: “El modelo de Ayuso es un modelo depredador de la salud colectiva”

Por Sara Plaza Casares

Este miércoles 11-N, el sindicato CGT ha convocado una jornada de paro general en la Comunidad de Madrid, como un “puñetazo en la mesa” contra las contra las políticas sanitarias y sociales de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Una huelga sindical y social. Un aviso. Un puñetazo en la mesa. Una primera llamada de atención. Así han definido la representante de CGT, Irene de la Cuerda y la portavoz de Marea Blanca- MEDSAP, Carmen Esbrí, la jornada de paro que tendrá lugar mañana miércoles, 11 de noviembre, en Madrid. Estas representantes de dos de los colectivos convocantes han presentado hoy los motivos para la acción, centrada en denunciar las políticas sanitarias y sociales de la comunidad de Madrid, comandada por Isabel Díaz Ayuso.

Hay que poner en evidencia que este modelo es un modelo depredador de la salud colectiva. Están trabajando contra las personas y contra la salud”, ha expresado Esbrí, tras hacer un dibujo de la situación de la sanidad madrileña, donde reina “la inestabilidad de empleos, la inestabilidad de la salud mental de los sanitarios y la opacidad”.

Para Esbrí, muestra de esta opacidad es la gestión del nuevo hospital de pandemias, Isabel Zendal, donde aún se desconoce el número de sanitarios que serán necesarios pero sí que ha ocasionado un coste de 100 millones de euros, con unos sobrecostes del 50% reconocidos por la propia consejería de Sanidad. “Los intereses empresariales están por encima de la salud de los ciudadanos”, ha remarcado, mientras recordaba las 17 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) cerradas durante la pandemia en el hospital Infanta Sofía. “Estamos ante la ruina de la comunidad para seguir alimentando la especulación en la salud.”

De la Cuerda, por su parte, ha hecho hincapié en el carácter sindical pero también social de esta movilización que “no es una huelga al uso”. Además de denunciar las condiciones en el área sanitaria, ha hecho referencia al “desmantelamiento” de los servicios sociales, los problemas con las ratios en la educación pública y la continuidad de los desahucios en Madrid en una situación de pandemia.

“No pensamos que lo más importante sea el seguimiento, van a poner unos servicios mínimos de entre el 90-100% en algunas áreas. Lo importante es el toque de atención”, ha alertado. Estos servicios serán especialmente “abusivos” en educación, donde rondarán el 80% y en sanidad donde superarán en la mayoría de servicios el 50%. En los transportes públicos, el metro debe asegurar un 65% de frecuencia. “Ellos están en su derecho de ponerlos, pero no los hemos firmado. No estamos de acuerdo y así lo hemos hecho constar”, ha advertido la representante de CGT. “Con la cantidad de trabajadores en precario que hay, que sean capaces de estrechar cada vez más los servicios mínimos es un delito que atenta contra todos los bienes comunales”, ha añadido Esbrí.

Aún con todo, son conscientes de que la movilización en las calles se verá aquejada por la situación de “pandemia”. “Sabemos que está teniendo buena acogida dentro de las empresas a las que se ha llevado la convocatoria. Hemos tenido buen recibimiento en secciones sindicales como el telemarketing. Pero esta no es una huelga al uso, es una huelga en pandemia. Para nosotros lo más importante no es contabilizar cuántas personas la secundarán, es el toque de atención. Es una carrera de fondo y habrá más y a lo mejor en otras circunstancias.”, ha avisado De la Cuerda.

La huelga ha sido convocada por CGT y cuenta con el apoyo de AMMAD, Anticapitalistas, Asamblea Estudiantes UAM, Coordinadora Baladre, Coordinadora de vivienda Madrid, Fridays for Future, Marea Verde, MEDSAP – Marea Blanca, PAH y SummaT. Durante la jornada se realizarán diferentes piquetes por barrios y municipios de la comunidad de Madrid, culminando con una manifestación que arrancará a las 17 horas en Cibeles y llegará hasta Sol.

“El éxito no es la cantidad de gente que esté en la calle, sino la coherencia del discurso. Que ese goteo traspase las paredes. Sino desde Marea Blanca, si hubiéramos pensado cuántas personas secundarían nuestras manifestaciones, no hubiéramos estado nueve años denunciando. Lo importante es el mensaje y el mensaje tiene que calar”, ha concluido la representante de Marea Blanca- MEDSAP.

https://www.elsaltodiario.com/huelga-general/huelga-general-madrid-11-N-CGT-modelo-ayuso-depredador-salud-colectiva

Comparte:
Share