Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari


No respondas SMS pidiendo la cuenta bancaria por ERTE






Guía Rápida Laboral
frente a la crisis
del coronavirus


Calendario Laboral


cgt-lkn


Rojo y Negro Televisión





Manual de lenguaje integrador no sexista


Estatutos CGT


Marea Blanca de Catalunya ante la situación de pandemia generada por el Coronavid19

Ante la situación de pandemia generada por el Coronavid19 desde la Marea Blanca de Catalunya queremos poner en valor la necesidad de un verdadero servicio nacional PÚBLICO de salud, y que garantice la atención sanitaria a todas las personas. UNIVERSAL, EQUITATIVO, INTEGRAL Y DE CALIDAD.

Mientras la atención pública es universal y solidaria, la sanidad privada en un momento de epidemia y emergencia social expulsa los riesgos y los problemas de sus «lujosas y exclusivas clínicas».

Las mutuas privadas en este momento tan grave no están haciendo las pruebas diagnósticas y ante la mínima sospecha, derivan a los pacientes a la sanidad pública, asegurados suyos a quienes no resuelven su problema individual.

Una sanidad privada que parasita al Servicio Nacional de Salud Público, recibe dinero de los gobiernos y cuando se la necesita, donde está?

El sistema de colaboración público-privada que denunciamos desde la Marea Blanca de Catalunya no responde a las necesidades sociales de la población en esta situación.

No podemos olvidar que la presente pandemia demuestra su especial agresividad en determinados grupos de personas como por ejemplo los enfermos y enfermas crónicas y la gente mayor.

Por eso desde la Marea Blanca de Catalunya :

  1. En primer lugar, expresamos un sincero y enorme agradecimiento al personal sanitario que castigado por recortes y sobrecargas de trabajo con condiciones de trabajo precarias, responde en una situación de emergencia como esta con un esfuerzo solidario que demuestra su profesionalidad y su responsabilidad. Es obligatorio evitar que se convierten en héroes, poniendo en peligro su propia seguridad personal por la carencia del apoyo político, técnico y de recursos necesarios.
  2. Es indispensable que para obtener la plena disponibilidad de todas las infraestructuras sanitarias así como de su personal tanto del sector privado como del concertado y público en Cataluña se proceda a su incorporación efectiva y obligada a los servicios asistenciales disponibles pasando el control y la dirección directo al Departament de Salut que tendrá que promover la participación social y la rendición de cuentas.
  3. Ante esta pandemia es imprescindible la creación de Comités de Crisis a nivel catalán, estatal y europeo, que puedan asumir la coordinación en cada uno de sus niveles y adoptar las estrategias, fijando las recomendaciones y transmitiendo las informaciones, con disponibilidad de partidas económicas extraordinarias para afrontar el reto en que nos encontramos que afecta a toda la infraestructura sanitaria y a todos los países.
  4. Reforcemos con suficiente personal nuestro servicio nacional de salud y especialmente la atención primaria, para que preste los servicios con garantía de calidad, y con recursos para suplirlos cuando por razones de salud y/o sobreesfuerzo y estrés así sea necesario.
  5. Preservemos al máximo la seguridad de todas las trabajadoras y trabajadores garantizando que dispongan de los correspondientes materiales de protección para asegurar el máximo nivel de protección para poder facilitar el mantenimiento de la asistencia sanitaria pública y su propia seguridad.
  6. Garantizar el suministro de material de protección a las personas realmente afectadas por patologías que lo requieran.
  7. Tener en perfecta operatividad los recursos en espacios, camas y tecnología de cuidados intensivos de nuestro sistema  público que previsiblemente tendrán que utilizar los pacientes más afectados y en caso de necesidad poder disponer de más recursos en el sistema público.
  8. Garantizar el cumplimiento de los protocolos en todos el ámbitos y niveles, desde la atención administrativa hasta el transporte sanitario (también privatizado) en beneficio de usuarias y trabajadoras.
  9. Se tienen que reconsiderar unos presupuestos en curso y precipitados que nos demuestran a día de hoy sus insoportables insuficiencias y escuchar así a la sociedad civil empoderada cuando reivindica más inversión social y un mejor destino estructural hacia los servicios públicos, que resuelvan la infrafinanciación de nuestra sanidad , sin externalizaciones ni planes de choque paliativos que beneficien a la privada como venimos denunciando desde Marea Blanca y otros colectivos y sindicatos desde el inicio de los recortes
  10. Como movimiento social autónomo nos ponemos expresamente a disposición de las autoridades sanitarias técnicas con nuestros canales de difusión pero también como ciudadanía formamos parte del problema y en cuanto que titulares del SNS y destinatarios de sus objetivos; por lo tanto, tenemos que coparticipar en la investigación de las soluciones, y de las decisiones que se quieran tomar que a todos y a todas nos afecten.

Barcelona, 13 de marzo de 2020

Comparte:
Share

Comentarios cerrados