¡¡ AFILIATE !!

VEN A CONOCERNOS:
C/ Bailén 7-Entresuelo
Dptos 2,3 y 4 48003 Bilbao
Tf: 944169540, fax: 944165151

Email: gestamp@cgt-lkn.eus >


Estatutos  -  Estatutoak

     










Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Gestamp ultima la compra del 60% de Estampaciones Sabadell

Foto: Varios empleados de Gestamp, junto al presidente, Francisco José Riberas, y el Rey en una imagen de archivo. (Reuters)

La multinacional de componentes de automoción Gestamp ultima la compra del 60% que todavía no controla de Estampaciones Sabadell, una de las principales empresas de matricería, estampación y soldadura, según han explicado fuentes del sector del automóvil en Cataluña. El vendedor de este paquete es Jaume Bonet, miembro de la familia fundadora del grupo y que actúa como administrador único de la empresa.

Bonet tenía opción de venta de su paquete desde que Gestamp compró el 40% de Estampaciones Sabadell en 2011. La opción venció el pasado 30 de junio, pero ambas partes se tomaron este límite con flexibilidad para que se pudieran cerrar las condiciones laborales que permitían la viabilidad de la operación para Gestamp. El acuerdo laboral se cerró ayer, con un pacto de flexibilidad de la plantilla hasta 2020 y un ajuste de personal de 25 trabajadores. La plantilla de Estampaciones Sabadell en su planta de Palau Plegamans Solità, en Barcelona, suma algo más de 300 personas.

Gestamp es la mayor empresa del sector de la automoción de capital español. Factura 7.000 millones anuales y está controlada por los hermanos Francisco José y Jon Riberas, considerados como una de las mayores fortunas de España. La toma total del control de Estampaciones Sabadell refuerza el peso de Gestamp en Cataluña. En Abrera (Barcelona), Gestamp tiene una de sus mayores plantas en España, y desde allí controla todos sus negocios en Europa del sur, en países como Francia, Italia o Turquía. Desde que Gestamp compró Metalbages, el grupo vasco no ha dejado de crecer en el mercado catalán.

El precio valora la empresa, proveedora de grupos como Seat o Nissan en Cataluña, a un nivel similar que hace cinco años, cuando el grupo vasco desembarcó en el capital. Sin embargo, ahora deberán hacerse algunos ajustes para reducir el endeudamiento de la compañía, que suma 17 millones de euros. Fuentes de Gestamp han declinado hacer declaraciones.

Si el primer paso era que la plantilla se mantuviese en unas condiciones que garantizasen el futuro de la empresa, el segundo son los flecos pendientes con respecto a la deuda. Y en eso está trabajando ahora Gestamp.

La Generalitat, clave

La Generalitat es clave para el futuro de Estampaciones Sabadell, porque el grueso de la deuda de la empresa, un total de 12 millones de euros, se encuentra en manos del Institut Català de Finances (ICF). El plan para la subsistencia de la empresa pasa por reducir esta deuda a la mitad a través del siguiente mecanismo: Bonet dedicará dos millones de euros de lo que reciba por la transacción a amortizar estos préstamos públicos, y Gestamp, por su parte, se compromete a abonar otros dos millones a este organismo público catalán.

Por su parte, el ICF condonará otros dos millones, a cambio de asegurarse el cobro a futuro de los seis millones restantes, gracias a evitar el colapso de Estampaciones Sabadell. El ‘conseller’ de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, apoya la operación, pero hace falta el visto bueno del vicepresidente económico, Oriol Junqueras, ya que la Conselleria de Economía es la que controla el ICF. En las próximas semanas se prevé que se cierre el acuerdo de manera definitiva, ahora que ya está garantizada la paz sindical.

Un reguero de problemas

La presencia de Gestamp ha sido clave para garantizar el futuro de Estampaciones Sabadell, sociedad que ha arrastrado históricamente un reguero de problemas. Hasta 2014 ha sufrido pérdidas. El último dato de ventas conocido es de 2010, cuando facturaba 98 millones de euros.

El grupo catalán siempre ha sido un foco de conflictividad laboral, en parte por su debilidad financiera. Su capital se limitaba a 10 millones de euros. Ahora, cuando se integre en un gigante como Gestamp, iniciará una etapa de mayor estabilidad.

Desde estas lineas saludamos y damos la bienvenida a los compañeros de CGT  Sabadell a Gestamp.

Share

Comentarios cerrados