¡¡ AFILIATE !!

VEN A CONOCERNOS:
C/ Bailén 7-Entresuelo
Dptos 2,3 y 4 48003 Bilbao
Tf: 944169540, fax: 944165151

Email: gestamp@cgt-lkn.eus >


Estatutos  -  Estatutoak

     




Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Situación actual de la NO prevención en VW-NA

La situación de la salud de la plantilla lleva ya muchísimos años siendo una gravísima problemática, que al no haber sido corregida a tiempo ha alcanzado en la actualidad una dimensión dramática, sobre todo para much@s compañer@s. Lo que estamos viviendo hoy es la consecuencia directa de que en esta fábrica siempre se ha hecho justo lo contrario a lo que hay que hacer para proteger la salud de l@s trabajador@s.
vw
Durante los últimos 20 años por lo menos, la empresa y sus burocracias antisindicales “a sueldo” han pactado una amplia serie de acuerdos y convenios que han posibilitado la progresiva precarización de todas las condiciones de trabajo. La combinación de unos ritmos de trabajo altísimos, unas ergonomías deficientes, una mala rotación de tres turnos, la nocturnidad, la extensión de la jornada al sábado (48 horas semanales, y más…), etc, etc…, han dado forma a un proceso productivo tan aberrante y letal para la salud de l@s trabajador@s como espectacularmente rentable para el beneficio económico de la empresa. 
Todo ha valido y todo sigue valiendo para que los altísimos niveles de productividad de esta empresa se sustenten casi íntegramente en un deterioro constante de las condiciones de trabajo. La plantilla de VW-NA no solamente entrega su fuerza de trabajo y sus conocimientos profesionales a la multinacional a cambio de un salario; en realidad está siendo obligada a vender su salud, y esto es algo que es especialmente intolerable que pueda pasar en pleno siglo XXI.
A su vez, VW-NA lleva más de 16 años incumpliendo práctica y sistemáticamente toda la legislación vigente en materia de seguridad y salud laboral (claramente desde que entró en vigor la actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales). Esto ha quedado bien claro en el informe de la auditoría externa del sistema de gestión de la prevención elaborada por AENOR (encargada por la empresa un año fuera del plazo legal) como consecuencia de los requerimientos realizados por la Inspección de Trabajo tras las denuncias presentadas por CGT.  A pesar de ello, a día de hoy VW-NA sigue sin evaluar correctamente los riesgos de sus puestos de trabajo y dependencias.
Mientras que para el resto del Comité toda esta situación ha sido irrelevante, en CGT la hemos considerado siempre una cuestión de extrema gravedad y fundamental en nuestra línea de acción sindical: Conseguir que en una empresa se cumpla íntegramente la L.P.R.L. y se realice una correcta evaluación de los riesgos es vital, porque este trabajo es básico y necesario para hacer una política de prevención real y proteger la salud, pues permite identificar la totalidad de los factores de riesgo existentes en el sistema productivo que han de ser corregidos (seguridad, ergonómicos, psicosociales, etc…).
Unas evaluaciones de los riesgos realizadas adecuadamente han de estar hechas por un@s técnicos especializad@s e independientes que no estén supeditad@s ni condicionad@s por los intereses empresariales, que apliquen las metodologías científicas indicadas en la legislación y normativas de aplicación para el trabajo de identificación, análisis, y evaluación de los riesgos, y que además cuenten con la participación directa de l@s trabajador@s. Sin embargo, en esta fábrica las evaluaciones han sido elaboradas por l@s técnicos del Servicio de Prevención propio y de la Mutua, tod@s ell@s de contrastada e insultante parcialidad en su trabajo. Y así, las metodologías de análisis empleadas han carecido de rigor científico y se ha prescindido de la participación directa de l@s trabajador@s, tal y como se constata –entre otras cuestiones- en los informes del INSHT, ISPLN (antes INSL) y resoluciones de la Inspección de Trabajo que ya empiezan a amontonársenos en la CGT.
Salud y Convenio Colectivo.
Todo lo anteriormente dicho no es materia de negociación en un Convenio Colectivo, porque ni el cumplimiento de la Ley ni la salud son negociables. En un Convenio Colectivo lo que ha de negociarse siempre (y pactarse) es la mejora de las condiciones de trabajo, por principio de progreso, con independencia del estado de salud de l@s trabajador@s. Y se pueden pactar también las formas concretas con las que la empresa va a cumplir lo mejor posible sus obligaciones éticas y legales. Pero nunca se debe negociar y pactar el empeoramiento de las condiciones de trabajo, ni otras medidas para evitar o camuflar el incumplimiento de la Ley por parte de la empresa, que es lo único que –como decimos- se ha venido haciendo en esta empresa en las últimas décadas.
Sin embargo, en estos momentos, dada la actual magnitud del deterioro de la salud de la Plantilla, ni la empresa ni sus colaborador@s antisindicales pueden seguir negando ni ocultando esta situación como lo hacían antaño, y por ello se están viendo obligados a diseñar nuevas estrategias con las que engañar a la Plantilla en esta materia tan sensible. Aparentar que se hace algo para que no cambie nada. Y en el marco de la negociación del próximo Convenio Colectivo encuentran el terreno más propicio para tratar de plasmar dichas estrategias en medidas concretas que sirvan a sus fines productivistas, que no de protección de la salud de l@s trabajador@s.
A continuación vamos a analizar las dos propuestas lanzadas por la Empresa y UGT que forman parte de las mencionadas estrategias.
La reducción de jornada para trabajador@s con incapacidades.
Estamos ante una propuesta planteada ahora por el binomio Empresa-UGT en el actual proceso de negociación colectiva. Una propuesta que desde CGT llevamos planteando y defendiendo repetidamente desde el año 2001, sin que hasta la fecha de hoy nadie haya querido abordar el asunto con seriedad. Tan solo en 2008, cuando se está negociando el acuerdo para el desarrollo el art.142 del Convenio Colectivo, UGT y LAB la plantean públicamente, aunque ambas organizaciones (y CCOO) acaban firmando un mal acuerdo que no contiene tal medida. La reducción de la jornada de estos compañer@s es una medida lógica para la protección de su salud (como lo sería también para la del resto), y para facilitar otras muchas cuestiones, pero antes de hablar de esto hay que hablar también de otras cosas.
En teoría, en CGT deberíamos estar felicitándonos  de que por una vez la Empresa se muestre receptiva ante una de nuestras reivindicaciones históricas, pero en lugar de ello estamos preocupad@s porque somos muy conscientes de que en este momento la Empresa puede pretender servirse de ésta reducción de jornada para una finalidad totalmente opuesta a la que motiva nuestra propuesta. El responsable del Servicio Médico de la empresa viene argumentando en el Comité de Seguridad y Salud que con una jornada reducida (4 horas) podría reubicar en puestos de trabajo de cadena a trabajador@s que a 8 horas no puede reubicar. Esto es una barbaridad (muy propia del personaje) que solo sería posible al amparo de unas incorrectas evaluaciones de los riesgos de los puestos de trabajo y el incumplimiento de los requisitos de evaluación específica que establece la Ley. Es decir, utilizando la reducción de la jornada como un aspecto básico para las reubicaciones, en vez de como la medida complementaria a aplicar una vez que se ha garantizado (cumpliendo con la Ley) que el puesto asignado es adecuado en atención a las patrologías de l@s trabajador@s afectad@s.
En las actuales condiciones, sin ninguna garantía de que los puestos de trabajo asignados sean adecuados, la reducción de la jornada para est@s compañer@s pueden llegar a ser el origen de un nuevo cúmulo de problemas que van a suponer un perjuicio para su salud y el cuestionamiento de su futuro laboral. La UGT, que debería saber muy bien esto, antes de hacer este tipo de propuestas debería exigir a la empresa el cumplimiento de la legalidad vigente en la materia, y para ello también debería realizar una acción sindical consecuente y no continuar haciendo la vista gorda a todos los incumplimientos como lo viene haciendo históricamente. Porque en el caso contrario lo único que podemos pensar otr@s es que le están haciendo un favor a la empresa, que actualmente tiene un problema en forma de decenas de trabajador@s enferm@s desocupad@s a l@s que tiene que pagar el sueldo, en vez de preocuparse por la salud y el futuro laboral en esta fábrica de l@s afectad@s.
La nave de procesos “no estandarizados”.
En CGT nos parece muy bien que se acuerde crear espacios para la reubicación de l@s compañer@s con incapacidades, de esta manera o de cualquier otra. Pero ante esta propuesta tenemos que decir exactamente lo mismo que ante la anterior.
Si no hay un previo cumplimiento de la Ley que garantice una correcta asignación de los puestos de trabajo,  respetando los protocolos y metodologías de evaluación específica aplicables a l@s trabajador@s considerad@s “especialmente sensibles”, los nuevos puestos de trabajo que se creen pueden servir o no, a priori no puede saberse. Y si quien propone la creación de estos puestos de trabajo no exige por delante el cumplimiento de la legalidad para que se sepa claramente en cada caso, lo que podemos interpretar otr@s es que están intentando crear un nuevo espacio para el clientelismo y el “chanchulleo” sindical y nada más.
La verdadera mejora de las condiciones de trabajo.
Estas dos propuestas que hemos comentado, son las únicas de las que están dispuest@s a hablar de forma concreta algún@s como “mejora de las condiciones de trabajo” para el próximo Convenio Colectivo. Y lo que decimos desde CGT es que ninguna de estas dos propuestas encaja en ese capítulo, ya que cuando se habla de “mejora de las condiciones de trabajo” de lo que se tiene que tratar es de acordar medidas de aplicación sobre el actual proceso productivo para evitar que el personal de esta empresa continúe perdiendo la salud como hasta ahora.
Hablamos de reducir los actuales ritmos de producción en las cadenas (bajando la actividad pactada, estableciendo un margen de tiempo pasivo inviolable en las cargas de traba, etc…), y medidas para la actualización de la compensación de las fatigas (ampliación de los tiempos de descanso, de los coeficientes de mayoración de tiempos, etc…), toda vez que las que tenemos actualmente se pactaron más de 20 años atrás cuando la productividad de la planta y los ritmos de trabajo eran muchísimo más bajos.
Si no se toman este tipo de medidas en vez de una nave de procesos “no estandarizados” para reubicar a l@s compañer@s que han perdido la salud, en poco tiempo nos van a hacer falta 10 naves como esa, y vamos a tener más plantilla allí que en las cadenas.
CONCLUSION
Por tanto, vamos a no intentar engañar al personal como parece que se pretende, y vamos a llamar a cada cosa por su nombre, que l@s trabajador@s de VW-NA ya no estamos para comernos ningún caramelo  envenenado ni para permitir que la empresa , la UGT y otr@s, nos metan en la negociación de un Convenio un par de caballos de Troya como dos trasatlánticos. Seriedad.

SALUD.

Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.