Adif privatiza y quintuplica el coste del mantenimiento de la infraestructura ferroviaria

Adif, desde la antecesora Renfe, siempre ha contado con personal suficiente para realizar las labores de  conservación y mantenimiento de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG). La política de RRHH llevada,  primero por Renfe y continuando con Adif, permitiendo la desaparición de una ingente cantidad de  trabajadores propios del Ente Ferroviario, provoca que en la actualidad no pueda cumplir con los compromisos  inherentes a la conservación y mantenimiento de las infraestructuras ferroviarias que tiene encomendado por ley, incumpliendo los parámetros de mantenimiento que marca la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

 

Para evitar posibles sanciones, Adif opta por LICITAR el mantenimiento preventivo y correctivo de la infraestructura, para que se desarrolle a través de empresas externas, por periodos que van de 12 a 36 meses, justificando en los Pliegos de Prescripciones Administrativas. “La asistencia al mantenimiento preventivo, correctivo y obras auxiliares requiere unos recursos humanos cualificados de los que carece Adif para líneas de convencional y ancho métrico. La necesidad de personal no tiene carácter permanente y concluirá a la finalización de los trabajos, además de no implicar relación directa con Adif.”

En CGT tenemos claro que este nuevo modelo de mantenimiento lleva a la privatización encubierta de la  Empresa Pública Adif, y a encarecer la conservación y el mantenimiento de la RFIG hasta límites  insospechados.

Así, el 30 de septiembre de 2019, el Consejo de Administración de Adif, aprobó la licitación de servicios de asistencia al mantenimiento preventivo, correctivo y obras auxiliares de las instalaciones de electrificación, con un presupuesto de licitación cercano a los 220 millones de euros de (218.860.073,66)  para los próximos tres años para  “contratación de personal titulado y cualificado para la gestión, planificación y programación del mantenimiento preventivo, realización de proyectos para obras de mejoras o urgentes, y adquisición de
materiales, y personal operativo para el desarrollo de las tareas de mantenimiento preventivo y correctivo.”

Adif tiene asegurado con la plantilla de Técnicos, Cuadros Técnicos, Supervisores y de Administración y Gestión, adscritos a la Dirección General de Conservación y Mantenimiento, el personal necesario para la gestión, planificación y programación del mantenimiento. Realmente, el personal del que carece Adif es el operativo, que en el contrato mencionado se compone de una plantilla de 361 trabajadores repartidos por la totalidad de la RFIG.

Tomando como referencia el gasto medio anual de personal propio de Adif, 50.000 €, el coste de contratar durante el periodo que dura la licitación a estos 361 trabajadores mediante una Oferta de Empleo Público seria de 54 millones de €, cifra bastante alejada de los cerca de 220 millones de € que supone la licitación.

Desde CGT llevamos tiempo exigiendo, huelgas incluidas, la búsqueda de mecanismos necesarios para la incorporación de personal operativo, vía Ofertas de Empleo Público (OEP) que permita internalizar las tareas de mantenimiento. Aunque, desde la Presidencia de Adif culpan al gobierno de no aprobar la entrada masiva de personal vía OEP, incumpliendo así el Plan Plurianual de Empleo, recogido en el II Convenio Colectivo de Adif – Adif AV.

Secretaría de Comunicación del SFF-CGT

Comparte:
Share