Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


El juicio contra Jesús Niño pone de manifiesto el montaje policial contra el secretario de Organización de CGT Valladolid

Jesus NiñoLa falta de cohesión de las declaraciones del denunciante y dos de sus compañeros de la UIP ha sido una prueba más de una agresión que nunca existió.

Tras 2,5 años de ocurridos los hechos y tres señalizaciones de juicio suspendidas -al fin- ha tenido lugar la vista promovida por el agente 87.718 de la Unidad de Intervención del Cuerpo Nacional de Policía contra Jesús Niño Gómez, secretario de organización de CGT y conocido  activista social,  para el que pide un año de prisión por supuesto atentado durante la huelga general del sector de educación del 9 de mayo de 2013.  La falta de cohesión de las declaraciones del denunciante y dos de sus compañeros de la UIP ha sido una prueba más de una agresión que nunca existió.

Varios compañeros del acusado desplegaron pasadas las 8.30 de la mañana una pancarta ante la Audiencia Provincial, en una de cuyas salas estaba señalado media hora más tarde juicio por atentado contra agente de la autoridad. Mientras al acusado tuvo que pasar dos veces por el detector, una vez depositadas llaves y móvil en la correspondiente bandeja e incautarle un abrebotellas olvidado en un bolsillo trasero del pantalón -“es que soy camarero”-, los policías testificaron con sus armas reglamentarias a la cintura.

Cuando todo parecía indicar que la vista oral estaba a punto de comenzar, tras haber pasado las diligencias de Penal uno a Penal dos y haber sido señalada con anterioridad para el 17 de febrero, 27 de junio y 13 de octubre -este último día si llegó a iniciarse pero fue suspendida a petición de la acusación particular-, el juicio de hoy no comenzó hasta las 11.30 horas, debido a un nuevo intento de conformidad entre las partes: acusación particular y Ministerio Fiscal por una, y defensa, representada por el letrado Óscar Martínez, por otra. Como ya sucediera el 13 de octubre, no hubo acuerdo tras la discusión de día arriba o día abajo en la hipotética condena.

La suspensión del juicio el pasado mes fue motivada por la presentación de la defensa de un vídeo y un amplio reportaje fotográfico realizado por el periodista gráfico de últimoCero. Sin embargo el juez, Álvaro de Miguel de Aza, no consideró hoy necesario su visionado, lo que motivó la protesta de la defensa. La alusión a las fotografías fue constante en la prueba testifical. Una de las testigos, E.M., dijo conocer las imágenes por haberlas visto en últimoCero, lo que llevó a su señoría a preguntar: “¿Y eso qué es?” “Un periódico”, dijo la joven. “¡Ah!”, exclamó el juez.

Su señoría también impidió a la defensa preguntar si los policías conocían y de qué al acusado. Lo que motivó que constara en acta otra protesta.  Tampoco admitió que se preguntara de dónde había partido la orden de detener al acusado o de algunos aspectos relacionados con incidencias judiciales anteriores al sobreseimiento inicial del caso.

Y no fueron las únicas del juicio, que se abrió con las preguntas de la acusación particular y representante de la Fiscalía a Jesús Niño, quien relató lo sucedido la mañana del 9 de mayo de 2013: “Protesta ante la Consejería de Educación por los planes del PP. Entrada y salida sin problemas en el edificio, en el que se procedió a la lectura de un manifiesto contra la LOMCE a las puertas del despacho del consejero -Juan José Mateos-, ausente en ese momento. Ya en el exterior había presencia policial, que se vería sensiblemente incrementada, generándose un tumulto ante el intento de detención de un manifestante…”

Niño negó en todo momento que se hubiera negado a identificarse -como declararían los policías- y mucho menos haber forcejeado con el agente 87.718, que una vez sobreseida y archivada la causa el 29 de julio de 2013 por el juez con la conformidad del Ministerio Fiscal, se personó para acusar al secretario de Organización de CGT. “Mi comportamiento en todo momento fue el de pedir calma, tranquilidad…”, repitió el sindicalista.

Después testificaron el denunciante y dos compañeros: con números identificativos 75.504 y 89.935., quedijeron haber visto a Jesús Niño arengar a los concentrados y dar versiones contradictorias de la supuesta agresión: según uno le puso una mano en el pecho, según otro le agarró con las dos manos por el cuello y el tercero que había visto como le tiraba al suelo, cosa que el 87.718 nunca ha declarado. Nada de esto aparece en el vídeo ni en las fotografías.

La defensa presentó 6 testigos, tres trabajadores de la Consejería de Educación y tres manifestantes.Todos coincidieron en el comportamiento desproporcionado de  la policía y ninguno vio al acusado agredir a un agente.

El último testimonio -realizado por video conferencia- fue el de un médico forense que atendió al agente 87.718 el 19 de junio de una contractura muscular lumbar, contusión en hombro derecho y lesión cervical, según parte médico aportado y por las que estuvo 12 días impedido para su actividad habitual (78 euros por día de indemnización). Sus manifestaciones no fueron concluyentes sobre el origen de las mismas, máxime cuando el policía había reconocido haber sufrido durante la concentración un paraguazo propinado por una joven no identificada.

Una vez dada la prueba documental por reproducida, se presentaron las conclusiones. La fiscal y el abogado de la acusación particular coincidieron al afirmar que las fotografías podían haber sido manipuladas y que tres de los testigos de la defensa eran de parte y los otros tres -los trabajadores de la Consejería- no habían visto los incidentes. El juez expulsó de la sala a uno de ellos por haber expresado su dsiconformidad con lo que que estaba diciendo la fiscal.

Tanto la acusación como la fiscalía contemplaron una atenuante y rebajaron sus peticiones de un mes y un día de prisión a un mes. El juez, al que le sonó el móvil durante el juicio y le pasaron a firmar documentos durante la vista, advirtió que según el artículo 550.2 la petición mínima según el actual Código Penal es de 6 meses y no de un año, como había dicho la acusación.

La defensa pidió la absolución para Jesús Niño y entró en el fondo de las nulidades. “La prueba practicada demuestra que no hay cohesión en la testifical de los policías”. Asimismo el letrado Óscar Martínez subrayó que las fotografías aportadas son ajenas al acusado, “son de últimoCero. Todas tienen un orden correlativo, son secuenciadas segundo a segundo. No hay ninguna manipulación. El delito no se ha acreditado”. Martínez dijo no compartir que se cuestione las declaraciones de unos testigos y unas pruebas y, sin embargo, se den por válidas las de dos “policías, compañeros del denunciante”. El abogado concluyó que en caso de condena se aplique el Código Penal actual.

El juez, cuando las agujas del reloj marcaban las 13.30 horas, ofreció la posibilidad al acusado de decir la última palabra -Jesús Niño guardó silencio- . Él sí dijo:  “Juicio visto para sentencia. Desalojen la sala”.

http://www.ultimocero.com/articulo/el-juicio-contra-jes%C3%BAs-ni%C3%B1o-pone-manifiesto-el-montaje-policial-contra-el-secretario

Comparte:
Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.