Manifestaciones en E.H. para que los fondos del TAV se destinen a gastos sociales (Video)

Ayer sábado a las 12 del mediodía se han celebrado diferentes movilizaciones de la iniciativa ORAIN ARDURA para exigir la paralización inmediata de las obras del TAV, que los fondos del mismo se destinen a gasto social y para exigir el fin de la política de elefantes blancos.

En Iruñea se ha celebrado una manifestación entre Diputación y Delegación de Gobierno,  y en Bilbo una concentración ante el Gobierno Vasco. También se han registrado concentraciones en Atxondo, Abadiño y Ribabellosa.

Desafiando una climatologia desfavorable en la manifestacion de Iruñea han participado una 500 personas y en la de Bilbo unas 100.

Al final de la movilización de Iruñea se ha leído el siguiente comunicado:

En la manifestación de hoy hemos querido señalar a las dos instituciones responsables de esa aberración llamada corredor navarro de Alta Velocidad. Hemos partido de Diputación, sede del gobierno de Navarra, para denunciar la implicación de esta institución en la continuación de este proyecto para el que ha solicitado insistentemente una parte sustancial de los fondos europeos de reconstrucción Covid 19. ¿Es que acaso esta infraestructura nos va a sacar de la crisis actual? ¡Nos toman por idiotas!

Y la estamos acabando aquí, enfrente de la delegación de gobierno, representante del gobierno central en Navarra. Este gobierno va a aprobar próximamente una partida para Navarra de 87 millones de € en los PGE 2021 de los que 62 millones de € van al TAV, es decir el 71 %. Esta es la mayor cantidad destinada al TAV en esta comunidad desde el comienzo de obras.

El elefante blanco es el símbolo internacional que representa a las infraestructuras inútiles, destructoras e impuestas, que como los elefantes blancos de la antigua Tailandia ocasionan la ruina de los pretendidos beneficiarios y una hipoteca perpetua a las generaciones venideras. El TAV es el mayor elefante blanco de Euskal Herria, con más de 12.000 millones de € de coste -4.000 en Navarra- financiados con dinero público que solo beneficia a las élites empresariales. Al ritmo actual de inversión anual al TAV en Navarra le costaría 191 años ponerse en marcha. Todo el mundo sabemos que esta infraestructura nunca va a funcionar y que seguir construyéndolo es tirar el dinero a la basura.

Si seguir con el TAV no tiene ninguna justificación en ninguna época, menos ahora en medio de la mayor crisis de los últimos cien años con más de un 15% de la población bajo el umbral de la pobreza, con tasas de paro en constante ascenso, con recortes en sectores básicos, con hospitales próximos al colapso, con residencias de ancianos desbordadas, con sectores económicos como la hostelería y la cultura en situación insostenible y con un futuro más alarmante que nunca.

En este contexto, es un insulto que las instituciones pretendan seguir dilapidando fondos públicos en el TAV. Seguir con las obras del TAV supone seguir hundiéndonos más en un pozo sin fondo. Desde Orain Ardura no pedimos más que un mínimo de cordura en medio de tamaña irresponsabilidad. Exigimos la paralización inmediata de esta obra y que los fondos se destinen a reforzar el sistema público para mantener unas condiciones de vida dignas, asegurando empleo, sanidad, enseñanza, pensiones, vivienda, servicios sociales y cuidados de calidad para toda la población. En definitiva, que se ponga la vida en el centro de la política.

¡NO MAS ELEFANTES BLANCOS! ¡EL DINERO DEL TAV PARA GASTO SOCIAL!

Comparte:
Share