Amplio seguimiento de la huelga en Araba en Atención Primaria y Hospitales de Osakidetza

La huelga ha paralizado los centros de salud de todo Araba. Un total de 10 áreas de atención al paciente de centros de primaria de la capital alavesa han amanecido cerradas ya que todas las trabajadoras han secundado la huelga; o que toda la enfermería que está haciendo la vacunación de la gripe en el Iradier Arena ha parado su actividad. Los paros han sido secundados de forma contundente también por el resto de categorías.

En el resto de niveles asistenciales el seguimiento ha sido también amplio, máxime teniendo en cuenta que los servicios mínimos abusivos impuestos han impedido que muchas trabajadoras y trabajadores hayan podido secundar la huelga siendo que, muchos servicios han tenido que trabajar al 100% y otros muchos al 50%.

A las 11:00 h. se han realizado concentraciones masivas en todos los centros alaveses, sirva como ejemplo la concentración que se ha celebrado en el Hospital Txagorritxu. Cabe recordar que la manifestación que estaba inicialmente prevista se ha suspendido en aras de la seguridad a la vista de la situación de la pandemia.

La protesta también ha querido ser la voz de alarma de un sector en el que no solo se han deteriorado las condiciones de trabajo, sino que requiere de forma urgente una mayor inversión en medios humanos y materiales para garantizar la atención de calidad y atender la creciente demanda de atención sanitaria que exige la pandemia en la población de Euskadi, pero también para hacer frente a toda la actividad ordinaria habitual.

A día de hoy, más allá de discursos propagandísticos por parte del Gobierno Vasco, ni el Departamento de Salud ni la propia Osakidetza han puesto encima de la mesa soluciones para acabar con las graves deficiencias que sufre la sanidad pública vasca, deficiencias que llevamos años denunciando.

Para las personas que han secundado el paro, “es urgente pasar de las palabras a los hechos y poner en marcha soluciones que garanticen el futuro de la sanidad pública y respeten a sus profesionales. Ya basta de mentiras, buenas palabras y manipulación”.

Comparte:
Share