La Federación Asociaciones para Defensa de la Sanidad pública considera insuficiente lo presupuestado para la sanidad

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ante los presupuestos previstos para el Ministerio de Sanidad en el proyecto de Presupuestos Generales del estado para 2021, tiene que señalar lo siguiente:

 1.- Nos parece positivo que se plantee un incremento notable de los presupuestos del Ministerio de Sanidad, un 39,9% si se excluyen los fondos provenientes de la UE, un 946,8% si se tienen en cuenta estos fondos.

2.- En todo caso el aumento no parece suficiente porque se trata de 67 € /habitante y año, muy lejos de los 1000 € que estimamos son precisos para recuperar una Sanidad Pública de calidad y para afrontar con suficiencia los retos que plantea la pandemia de covid19. Aunque hay que sumar el aumento del presupuesto de MUFACE (49,5 millones €), y es evidente que las transferencias a las CCAA irán en parte destinadas a sus servicios sanitarios con lo que el aumento final será probablemente mayor.

3.- Otro aspecto reseñable es que los fondos provenientes de la UE destinados al Ministerio de Sanidad van a ir mayoritariamente al Plan Estratégico de AP (1.089 millones €) y a la adquisición de vacunas frente a la Covid19 (1.011 millones), renovación de tecnologías sanitarias (400 millones) proyectos vertebradores del SNS (225 millones), aparte de otras partidas menores a salud bucodental (49 millones), cohesión y equidad (37 millones), información sanitaria (8 millones), servicios de atención temprana (3 millones), control del cáncer (3 millones) , atención de crónicos y discapacitados (2 millones) etc

4.- Entendemos que la asignación de estas partidas presupuestarias al Ministerio de Sanidad es en si mismo una buena noticia porque le permitirá  la planificación y el control de los mismos, bien directamente o bien mediante acuerdos del Consejo Interterritorial. Un aspecto sustancial es la capacidad para garantizar que los fondos son asignados a los destinos específicos planteados en los mismos.

5.- En principio estamos de acuerdo con los epígrafes que se consideran pero en todo caso pensamos que la partida destinada a vacunas tendría un mejor rendimiento si se destinase a potenciar una industria farmacéutica de titularidad pública que asegurase precios razonables de las mismas, y desde luego seria poco acertado que se continuasen realizando compras de vacunas futuras que no se sabe si existirán y menos aún se conoce su eficacia.

En resumen, estos presupuestos suponen un avance importante sobre los preexistentes, aunque aún insuficiente, potencian el papel del Ministerio de Sanidad, lo que era imprescindible, y permiten que algunos fondos tengan carácter finalista lo que veníamos reclamando hace tiempo desde la FADSP, si bien todavía los fondos son insuficientes para responder con eficacia a la pandemia. Necesitamos más Sanidad Pública y ello requiere mas financiación, financiación finalista y garantizar que los fondos van a parar a los centros sanitarios de gestión pública.

Comparte:
Share