CGT, CNT y otras organizaciones convocan huelga este 21 de octubre a todo el personal de las universidades y centros de investigación

La Coordinadora de Investigación y Universidades de la CGT y la CNT han hecho un llamamiento al conjunto de la comunidad universitaria y de centros de investigación de todo el Estado para ir a la huelga este miércoles 21 de octubre con el objetivo de “avanzar hacia un sector científico al servicio de las necesidades de la clase trabajadora.

A esta convocatoria se han sumado una quincena de organizaciones, que también han convocado manifestaciones y concentraciones en varios puntos de España como Barcelona, Granada, Valencia o Madrid cuya manifestación tendrá lugar a las 18.00 horas en Atocha, finalizando su recorrido en Sol.

Para CGT y CNT la COVID19 ha ofrecido una oportunidad de oro a la patronal de las universidades y centros de investigación para devaluar, aún más, las condiciones de trabajo de las personas que hacemos posible su funcionamiento.

La incapacidad como trabajadorxs para organizar una respuesta contundente durante el periodo de confinamiento y la posterior vuelta a la “normalidad” se ha traducido en la puesta en práctica de medidas despóticas por parte de los Equipos de Gobierno y de las instituciones. 

En muchas universidades no se ha contado con las trabajadorxs para planificar la vuelta al trabajo y se han suspendido negociaciones por “no ser prioritarias”. No sólo eso, en un momento en que claramente se necesitan más profesionales para asegurar la salud, literal y figuradamente, del sistema universitario y de investigación, se ha profundizado aún más en la precariedad, no renovando contratos y utilizando la excusa del teletrabajo para difuminar los límites de la jornada laboral.

Se siguen produciendo contrataciones fraudulentas y precarias (como en el caso del profesorado asociado) en los centros públicos. No ha habido ninguna mejora respecto a las demandas de estabilización ni del PDI ni del PAS. Los servicios básicos de las universidades y centros de investigación (cafeterías, limpieza, etc.) siguen privatizados. Cada día se profundiza más en la absurda jerarquización académica, rompiendo el principio “a igual trabajo, igual salario”. La universidad, lejos de ser pública y gratuita, mantiene tasas elevadas y precios de matrícula que expulsan los estudiantes de clase obrera y popular. 

CGT y CNT proponen:

Erradicar la intromisión del capital al sistema universitario y la investigación. Los modelos curriculares y la búsqueda no deben variar en función de los intereses del capitalista. Hay que desarrollar un sistema de financiación totalmente público y controlado por las personas que hacen funcionar la universidad y los centros de investigación: el personal investigador, personal técnico, profesorado, PAS y estudiantes.
Acabar con el obsoleto sistema de becas. La universidad debe ser totalmente gratuita sin condicionantes.

Eliminar la contratación fraudulenta y la jerarquización y asegurar la estabilización de la plantilla y la creación de un cuerpo único de profesorado. A la máxima “a igual trabajo, igual salario” añaden “e igual capacidad de decisión”. Sólo tomando el control de las decisiones que se toman en los centros de investigación y las universidades conseguirán que dejen de estar controladas por agentes externos.

Desarrollar un modelo de conciliación personal y doméstica que permita acabar con el dilema de “o carrera profesional o vida familiar / personal”. Poner fin a la subcontratación de servicios básicos y adoptar un modelo de contratación directa.

Cambiar los criterios de evaluación para fomentar la cooperación en lugar de la competencia. Hacer visibles los resultados de la investigación en un formato de acceso abierto que no comporte el trasvase de fondos públicos a editoriales privadas. Reorientar las políticas contra la COVID19 en universidades y centros de investigación para priorizar la salud

Comparte:
Share