(Vídeo) El Movimiento de Pensionistas contra la privatización de la sanidad pública

La reivindicación en Tolosa de un hospital comarcal público de gestión pública para la comarca y un ambulatorio de especialidades completamente dotado, es un claro ejemplo de la privatización de la sanidad pública, que con la actual pandemia ha presentado grandes dificultades para cubrir adecuadamente sus necesidades de personal sanitario, por el personal afectado.

Reivindicación que ha tenido como objetivo la manifestación de unas 2.000 personas que han marchado por las calles de Tolosa (Gipuzkoa) este sábado 17 de Octubre. Manifestación apoyada por el movimiento de pensionista, demandando un servicio de salud 100% público. Las personas asistentes a la manifestación consideran que el cierre de la Clínica Asunción es consecuencia del deficitario servicio de salud de Tolosaldea, consecuencia de la falta de intervención y control de la Administración Pública sobre la clínica.

Quieren acelerar las negociaciones del Pacto de Toledo

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere acelerar las negociaciones y aprobación de las medidas sobre pensiones para presentarlas a Europa y preparar los próximos presupuestos.

Más allá de la subida del IPC a las pensiones, no se ha dado ningún paso, por ejemplo, en subir las pensiones más bajas hasta 1.080 euros, ni siquiera hasta el SMI actual de 950 euros. La derogación de las reformas de pensiones, en el mejor de los casos, quedaría reducida a algunos aspectos de la de 2013, permaneciendo la de 2011, con los recortes y limitaciones de calado que supuso.

Según diversas fuentes, tras una relectura de las recomendaciones, el día 27 de Octubre se reunirá en pleno la comisión del Pacto de Toledo, que en el plazo de otras dos semanas dará por finalizadas las mismas. Su aprobación definitiva acabaría en el Congreso.

Poner freno a los recortes y limitaciones de las recomendaciones del Pacto de Toledo va a exigir una respuesta y movilización social muy fuerte. El movimiento de Pensionistas de Hego Euskal Herria lo va a hacer en la medida de sus posibilidades.

Pero la respuesta y la movilización no puede quedar reducida al movimiento de pensionistas, es imprescindible unir fuerzas con el movimiento sindical y otros sectores sociales y populares. Y no pueden dejar de recordar que, si todos los partidos de izquierda y progresistas con mayoría parlamentaria están dispuestos a ello, se puede lograr frente a las presiones de las derechas y los grandes poderes económicos y financieros, un sistema público de seguridad social solvente que garantice unas pensiones públicas y dignas.

Comparte:
Share