¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

La Mochila Austriaca y la no derogación de las Reformas Laborales, son algunas de las contrapartidas al Fondo Europeo de Recuperación

Es lo que se desprende de las filtraciones llegadas de la cumbre, finalizada la madrugada del martes, que ha reunido desde el pasado viernes a los jefes de Gobierno y Estado de la Unión Europea, en la cual se ha negociado el fondo de recuperación contra la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus. Las negociaciones hacen indicar que desde los países autodenominados “frugales” -Holanda, Austria, Dinamarca, Suecia y en menor medida Finlandia- han exigido que esta ayuda estuviera vinculada a nuevas reformas en el ámbito laboral y de las pensiones.

La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos presentó en el mes de abril de 2019 la actualización del Programa de Estabilidad 2019-2022  (Ver aquí) y el Programa Nacional de Reformas de 2019 (Ver aquí ) para su remisión a la Unión Europea, en cumplimiento de la obligación de todos los Estados miembros de presentar cada año en el mes de abril ante la Comisión Europea sus Programas Nacionales de Reformas y sus Programas de Estabilidad, en el marco del Semestre Europeo para la coordinación de las políticas económicas.

Ambos  documentos recogen y definen las líneas generales de las leyes y decretos que el “Ejecutivo progresista” llevará a cabo. Su contenido  se refiere tanto a  los contratos laborales, a las pensiones, a los recortes sociales y salariales, a los costes del despido,   como a las previsiones sobre el déficit público. Con el acuerdo de ayer martes de los Jefes de Gobierno y Estado de la Unión Europea, se exigirá el cumplimiento del plan de estabilidad y el programa de Reformas 2019-2022.

Así en el Programa Nacional de Reformas en el punto 2.5. sobre “Un mercado laboral eficiente y justo”, establece lo siguiente.

“2.5.1. Reducción de la segmentación del mercado laboral

La reducción de la segmentación del mercado laboral es un objetivo prioritario de política económica. La Agenda del Cambio identifica dos grandes líneas de reforma con ese propósito. En primer lugar, simplificar y reordenar el menú de contratos de trabajo (CSR 2.2.2), con el objetivo de avanzar hacia tres fórmulas contractuales básicas -indefinido, temporal estructural y formativo-.

En este punto lo que se propone es un nuevo modelo de contrato laboral  semejante al denominado CONTRATO ÚNICO donde por ley todos los contratos sean indefinidos, salvo algunas formas muy específicas de contratos temporales (formación y sustitución)

En segundo lugar, “abordar la implantación gradual de un sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad (CSR 2.2.3) a través de la creación de un Fondo que permita a los trabajadores hacer efectivo el abono de las cantidades acumuladas a su favor en los supuestos de despido improcedente, de movilidad geográfica, para el desarrollo de actividades de formación o en el momento de su jubilación. Esta propuesta tiene potencial para contribuir significativamente al dinamismo laboral y a la productividad española, y se abordará en el marco del diálogo social para que su diseño y aprobación cuente con los mayores consensos“.

Este sistema de cuentas individuales de capitalización para la movilidad, es ni más ni menos que la “MOCHILA AUSTRICA” que actualmente se está tratando en las reuniones de la Comisión del “Pacto de Toledo” sobre las pensiones.

La propuesta de la Mochila Austriaca, viene de atrás, Zapatero y Rajoy, la tuvieron en cuenta pero ambos se posicionaron por la Reforma de la Seguridad Social de 2010 y 2012 respectivamente. Posteriormente la recogió Rivera en el 2016, que fue el gran promotor, siguiente las directrices de las empresas del IBEX-35, así como el CONTRATO ÚNICO, que figuraron en el pacto de gobierno PSOE-Ciudadanos, que no llegó a realizarse. Ahora es Pedro Sánchez quien la ha propuesto a la Unión Europea y esta se lo va a exigir.

Está claro que el Partido Popular, como representante de los intereses de la gran patronal y que en las negociaciones del Fondo Europeo de Recuperación, ha presionado y presionará para que no se toque la Reforma laboral, tratará de que se cumpla lo establecido en el Programa de estabilidad 2019-2022 y el Programa Nacional de Reformas en esta materia. Nos tememos que Unidas Podemos, socio del Gobierno del PSOE, se olvide de lo establecido en el pacto de Gobierno y lo justifique por imperativo de la crisis económica.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados