¡¡ AFILIATE !!

VEN A CONOCERNOS:
C/ Bailén 7-Entresuelo
Dptos 2,3 y 4 48003 Bilbao
Tf: 944169540, fax: 944165151

Email: gestamp@cgt-lkn.eus >


Estatutos  -  Estatutoak

     




Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Mercedes Vitoria, en las quinielas para poder fabricar una pick-up

No hay nada decidido pero la planta de Daimler en Vitoria podría fabricar un modelo pick up que compartiría con una planta sudafricana o brasileña.

Daimler AG analiza la posibilidad de encomendar a la factoría de Vitoria, en donde ya fabrica el Mercedes Clase V y las furgonetas Vito, que se haga cargo de la producción de una camioneta pick-up, la primera que construye en su larga historia.

El modelo se fabricará en más de una planta, siguiendo el principio general de construir los vehículos lo más cerca posible de los mercados de destino. Las probabilidades son España (Vitoria), Brasil (São Bernardo do Campo) y se baraja una posible tercera ubicación en Sudáfrica (East London).

Para la decisión final va a pesar mucho la logística y los acuerdos comerciales que el país tenga con los mercados de destino, una parcela en la que España está bien colocada.

Este primer pick-up de Mercedes, que aún no tiene nombre, no estará en los concesionarios hasta comienzos de 2018. Para construirlo, se utilizará un chasis tubular -el más indicado para el uso fuera de asfalto- que ya se está desarrollando. Las economías de escala tendrán que venir de la posibilidad de utilizar la mayor cantidad posible de módulos y componentes de algunos modelos de automóviles, de todocamino y de la Clase V/Vito. El fabricante alemán pretende sea un modelo global, como la furgoneta Sprinter, que ya se comercializa en 130 países y fabrica en cinco plantas, o como el Clase V/Vito que se fabrica sólo en España.

Según ha podido saber ELMUNDO, se aplicará la misma estrategia que con el Clase V y el Vito, existiendo una versión premium y otra para uso comercial o agrícola. Habrá motores diésel y de gasolina (ningún híbrido en este primer intento), de cuatro y de seis cilindros, así como transmisiones manuales y automáticas.

Aunque no hay ninguna cifra oficial, se puede especular con que el objetivo de producción anual estaría alrededor de las 60.000 unidades al año, lo que puede encajar en la capacidad de producción de Vitoria, compartiéndola con los Clase V y Vito.

El proyecto forma parte del intento de Mercedes por recuperar el liderazgo mundial entre los fabricantes premium, ya que el segmento de las pick-up cuenta con una demanda mundial de unos cinco millones de unidades al año. Además, satisfará la necesidad de expandir el negocio más allá de los mercados tradicionales.

Por eso han optado por un modelo de tamaño medio -como en su día lo hizo VW con el Amarok-, con el objetivo de comercializarlo en América Latina, Australia, algunos países del sudeste asiático, África y Europa.

No se ha tomado ninguna decisión respecto a EEUU, donde los vehículos de este tipo más demandados -dos millones de ventas al año, solo 500.000 vehículos por debajo de épocas anteriores a la crisis- son de un tamaño superior. Es un mercado está copado por marcas americanas (Ford, Chevrolet, Dodge/Ram), cuyos clientes demuestran una gran fidelidad por parte de sus usuarios. También, pero en menor medida, compiten algunas japonesas, como Nissan, Toyota y Mitsubishi.

A Daimler tampoco se le escapa el capítulo de la rentabilidad. Según Morgan Stanley, en EEUU, a principios de la presente década, cada unidad de una pick-up aportaba entre 8.000 y 10.000 dólares de ganancias, hasta el punto de que el 90% del beneficio bruto de Ford -y el 66% de General Motors-, provenía de ellas. En las de menor tamaño, el beneficio no es tan alto, pero siempre superior al de un turismo.

Las pick-up medianas atraen, además, a un número mayor de usuarios particulares que demandan especificaciones similares a las de los turismos, como ha pasado con los SUV. De hecho, el uso típico de una pick-up de este segmento (hasta una tonelada de carga) es: del 20% al 30%, como bestia de carga; un 50% para trabajo y ocio; y en el resto, como coche de gama alta, de uso puramente privado.

Fuente: http://www.expansion.com/empresas/motor/2015/03/29/5515adece2704eeb028b4570.html

Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.