Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Gure Energia pide al Gobierno vasco que liquide o se deshaga de su participación en la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi S.A.

Gure EnergiaLa plataforma ciudadana vasca por un nuevo modelo energético (Gure Energía) no solamente pide el abandono de esta compañía (Financiada al 100% por el ente público EVE), sino que el dinero que le aporta lo dedique a otros fines sociales y sobre todo a lograr la necesaria transición de nuestra sociedad hacia un nuevo modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia, las energías renovables y la soberanía energética.

Gure Energía pide que en los próximos presupuestos, el Gobierno Vasco demuestre que no apuesta por el modelo energético defendido por Hidrocarburos de Euskadi y que a partir de ahora no exista ningún tipo de partida presupuestaria (ni actual ni a futuro) que lo financie.

Gure Energia piensa que un Gobierno que aspira a estar en el “top ten mundial” de las energías renovables para el 2020 no se puede permitir sostener económicamente ni apoyar políticamente a una empresa cuyo objetivo es la continuidad de un modelo energético basado en los combustibles sucios y finitos.

La Sociedad Hidrocarburos de Euskadi S.A. (SHESA), es una empresa cuyo objetivo estratégico es promover la exploración, explotación y almacenamiento de hidrocarburos en la cuenca vasco-cantábrica a través de acuerdos con otras compañías.

Su accionariado está participado al 100% por el Ente Vasco de la Energía (EVE), sociedad pública perteneciente al Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco. Es decir, es una empresa financiada con dinero público.

También es conocido que Hidrocarburos de Euskadi, a día de hoy, es la única empresa participada con dinero público que promueve el uso de la polémica fractura hidráulica (fracking) para la exploración/explotación de hidrocarburos en Euskadi o alrededores, habiendo solicitado permisos para la investigación de varios pozos en las provincias de Alava y Burgos. Además  cuenta con otros proyectos de perforación, entre ellos uno en el permiso SAIA ubicado prácticamente en su totalidad en la provincia de Bizkaia, teniendo previsto presentar el correspondiente Estudio Ambiental a la Administración en 2015.

Tal y como confirman en sus objetivos, Shesa carece de la capacidad técnica y operativa para llevar a cabo la actividad que pretende realizar, a no ser que lo haga asociándose con empresas que dispongan de la tecnología necesaria y que serán las que al final realicen el trabajo. En el fondo Shesa no es mas que un socio capitalista cuya labor es simplemente administrativa y financiera. Para llevar a cabo sus objetivos de exploración/explotación, Hidrocarburos de Euskadi aporta la cantidad financiera que previamente se le hace llegar desde el Gobierno Vasco.

Como ejemplo hay que recordar que en su día se presupuestó en 50 millones de euros la realización de dos pozos mediante  fractura hidraúlica (Enara 1 y 2) y que la participación de Shesa en la sociedad creada para la exploración de dichos pozos es del 44%, es decir que siguiendo la lógica financiera a Hidrocarburos de Euskadi le correspondería financiar esos dos pozos con 22 Millones de Euros.

Está claro que el dinero que Shesa  aporta para financiar los trabajos de exploración/explotación de hidrocarburos  viene del Gobierno Vasco, es decir, del conjunto de la ciudadanía vasca que, sin haberlo decidido, está financiando a terceras empresas cuyo fin no es el interés general sino el beneficio económico propio.

Es más, de no existir el apoyo económico, político y administrativo  del Gobierno Vasco hacia Hidrocarburos de Euskadi dudamos que las empresas asociadas con Shesa se arriesgaran a participar en unos proyectos con escasa probabilidad de beneficio económico y que cuentan con un gran rechazo social.

Es de destacar que Shesa, cuyos empleados no superan las 6 personas, cuenta con importantes aportaciones en los presupuestos del Pais Vasco, (según auditorías del 2008 al 2013: 0,5 millones en 2008, 6,8 millones de Euros en 2009, 7 M en 2010, 3 M en 2012 o más de 10 en 2013) y en la partida de 2014 se comprometieron más de 10 millones  sin que hasta el momento se haya recuperado parte alguna del dinero invertido por la ciudadanía en estos años.

¿De qué partida de los presupuestos del País Vasco se están quitando o se quitarán esas cantidades?

Bajo la excusa de la menor dependencia energética de Euskadi, el Gobierno Vasco aporta grandes sumas de dinero en la búsqueda de unos hidrocarburos que se saben escasos en nuestro territorio y que de explotarse no podrían repercutir positivamente en nuestro bolsillo debido a la lógica del mercado energético.

¿Dónde está el beneficio social que se le debe pedir a cualquier inversión pública?

No debemos olvidar que el Ente Vasco de la Energía, en 2014, tan solo ha dedicado 16,4 millones de euros en ayudas a la instalación de energías renovables o a la eficiencia energética de los hogares, ayudas que sí que sirven para disminuir nuestra dependencia energética y que repercuten positivamente en el bolsillo de la ciudadanía. También tenemos que recordar que en los últimos años se han descontado partidas presupuestarias vitales para nuestra sociedad (sanidad, educación, etc..) y que parte de ellas podrían ser recuperadas si en el futuro nuestro gobierno dejase de dar cobertura a la búsqueda de hidrocarburos.

Tenemos que  recordar que  en los presupuestos de 2014 (redactados en el año 2013), aparecía como “compromisos futuros” la cantidad de 22 Millones de Euros reservada a Shesa para el año 2015. Montante  que, casualidad, es la misma cantidad que le correspondería aportar a Hidrocarburos de Euskadi para la futura perforación de los pozos Enara 1 y 2 cuyo Estudio de Impacto Ambiental “casualmente” también estaría previsto finalizar en el año 2015.

A día de hoy, en el proyecto presupuestario del año 2015, presentado recientemente, no aparece dicha cantidad y de momento la cantidad asignada a Shesa es de 700,000 euros.

De nuevo podemos comprobar en los presupuestos del 2015 que el Gobierno Vasco se compromete a reservarle la misma cantidad de 22 Millones de euros, pero esta vez para el año 2017, lo que puede dar a entender que se está intentando evitar la perforación de ningún pozo en Euskadi antes de las elecciones locales o autonómicas.

Comparte:
Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.