Hezkuntza Sailak ez du hurrengo ikasturterako plangintza berritzailerik ezta egokiturik prestatu.Educación no ha elaborado una planificación innovadora ni adaptada para el próximo curso.

 

Hezkuntza Sailak, berriro ere, datorren ikasturteari begira prestatu duenaren berri hedabideen bidez eman du, inorekin adostu edo hitz egin gabe. Ohituta gaituen moduan jokatu du. Eta bere plana (edo hobe esanda “ez plana”) ezer gertatu izan ez balitz bezala “alarma egoera” aurretik genuen egoerara itzultzea da! Moldaketarik eta egokitzapenik gabe, balizko larrialditarako plangintzarik gabe, hausnarketarik gabe, hezkuntza ereduaren eta baliabideen erreformarik gabe!

Hurrengo ikasturteari begira, koronabirusaren edo antzeko birus baten balizko gorakada bati aurre egiteko, Hezkuntza saileko arduradunek ez dute ikastetxe bakoitzeko baldintzei egokitutako segurtasun/osasun planik ezta protokolorik prestatu; ez dute eraikinak, baliabide teknologikoak zein lantaldeak egokitzeko inolako aurreikuspenik egin. Honez gain, konfinamenduan zehar inoiz baino argiago nabarmendu diren eta Jaurlaritzak zein Madrilgo gobernuek hezkuntzan urteetan burututako murrizketen zein “berrikuntzen” ondorioz larritu diren gabeziei eta arazoei irtenbiderik emateko borondaterik ez dutela argi utzi dute. 

Jaurlaritzaren helburu bakarra, COVID19aren krisialdi osoan zehar izan den moduan, hauteskundeei begira herritarrei normaltasunera itzultzen ari garela saltzea izan da, bai eta aurrekontuak ukitu gabe, enpresa handiei kalterik txikiena bermatuz eta agintariek lan askorik egin gabe aurrera ihes egitea.

Laburbiltzeko: aurreikuspenik ez, hausnarketarik ez eta behar zein eskakizun pedagogikoekiko zein sozialekiko sentsibilitaterik zein interesik ez dute agertu.

Berriro ere EAJ-k eta PSE EE-k osatzen duten Jaurlaritzak hauteskundeei eta negozio handiei lehentasuna eman die, normaltasuna eta kudeaketa bikainaren irudia gizarteari salduz, hezkuntza ereduak (EAEko zerbitzu publikoaren eredu osoak ere) behar dituen erreforma eta aldaketa sakonak saihesten dituen bitartean gizarte osoaren ongizatearen eta etorkizunaren kalterako.

 

El Departamento de Educación no ha elaborado una planificación innovadora ni adaptada para el próximo curso. Nosotrxs lo tenemos claro: no queremos volver a la normalidad cuando la normalidad es el problema.

El Departamento de Educación, una vez más, ha dado a conocer a través de los medios de comunicación lo que ha preparado para el próximo curso, sin llegar a acuerdos ni conversaciones. Ha actuado como nos tiene acostumbradxs. Y su plan (o mejor dicho “su no plan”) es volver a la situación anterior al “estado de alarma” como si no hubiera ocurrido nada. ¡Sin modificaciones ni adaptaciones, sin planificación ante posibles emergencias, sin reflexión, sin reforma del modelo educativo y de los recursos!

De cara al próximo curso, para hacer frente a un posible incremento de un virus como el coronavirus, lxs responsables del departamento de Educación no han elaborado un plan de seguridad/salud ni un protocolo adecuado a las condiciones de cada centro, así como tampoco han realizado ninguna previsión de adecuación de edificios, medios tecnológicos o equipos de trabajo. Además, ha quedado clara la falta de voluntad a la hora dar solución a las carencias y problemas que se han agravado a lo largo de los años por los recortes y las “innovaciones” que se han producido en educación de la mano del Gobierno Vasco y de los Gobiernos de Madrid; problemas y recortes, por cierto, que se han evidenciado durante el confinamiento.

El único objetivo del Gobierno Vasco, al igual que ha ocurrido durante toda la crisis del COVID19, ha sido vendernos la idea de que estamos retornando a la normalidad de cara a las elecciones, así como huir hacia adelante sin tocar los presupuestos, garantizando el menor perjuicio a las grandes empresas y sin mucho trabajo por parte de las autoridades.

Resumiendo: no han mostrado ninguna previsión, reflexión, ni sensibilidad o interés por las necesidades y exigencias pedagógicas y sociales.

Una vez más el Gobierno Vasco formado por el PNV y el PSE EE ha dado prioridad a las elecciones y a los grandes negocios, vendiendo a la sociedad la imagen de la normalidad y de la excelente gestión, evitando al mismo tiempo los profundos cambios y reformas que necesita el modelo educativo (así como todo el modelo del servicio público vasco) en detrimento del bienestar y del futuro de toda la sociedad.

Comparte:
Share