Concentración contra la OTAN: Viernes 13 de Marzo, a las 19 horas, en el Arenal de Bilbao

Este año 2020, se cumple el 34 aniversario del rotundo rechazo que aquel 12 de marzo de 1986 dio Euskal Herria (junto con Cataluña, Canarias y una buena parte del Estado) a la OTAN ante el Referéndum organizado para decidir sobre la permanencia o la salida de la OTAN en la que nos habían integrado sin nuestra aprobación.

En efecto, son muchas y muy importantes las razones para rechazar la OTAN, para salirnos de la OTAN y para exigir la disolución de la OTAN. Razones que condicionan nuestra seguridad por los peligros de guerra a los que nos arrastra, razones que condicionan nuestro modo de vida por los intereses imperialistas y capitalistas a los que defiende a través de la Europa de los mercaderes que es la UE, y razones de emancipación porque uno de los objetivos de la OTAN es ser un muro de contención frente a las ansias emancipadoras de los trabajadores y los pueblos.

La OTAN es un instrumento de guerra, un instrumento militar para la dominación de Europa y del mundo por parte del imperialismo. Un instrumento que en su afán de conquista y dominación, de monopolio del poder sobre el mundo y contra todos los países o bloques que no se le sometan, nos arrastra hacia una posible gran guerra con uso de armamento nuclear que puede llevarnos al desastre y al fin de la Humanidad. El formar parte de este instrumento militar multiplica nuestra inseguridad y las opciones de ser destruidos.

Pero la OTAN no solamente es un instrumento militar, es un instrumento político controlado directamente por los EEUU para imponer a Europa vía UE, con la colaboración de los grandes poderes financieros, bancarios y multinacionales, un sistema económico de dominación. Un sistema económico basado en la propiedad, en la explotación, la marginación, la precariedad y la desigualdad, que concentra cada vez más poderes en perjuicio de los Estados y los pueblos que se ven privados de toda soberanía, y por supuesto al servicio de los intereses del imperialismo y de sus estrategias de guerra y de dominación.

Y como decíamos, uno de los objetivos de la OTAN es impedir la emancipación de los trabajadores y de los pueblos, por encima incluso del papel que habitualmente juegan en ese sentido los Estados, actuando como garantía última del mantenimiento del orden capitalista.

Comparte:
Share