Manifestación contra la violación de los derechos humanos en la frontera Greco-Turca: Sábado 14 de marzo a las 18 horas. Plaza Moyua

Desde el 27 de Febrero, miles de personas se han desplazado hacia la frontera entre Turquía y Grecia tras el anuncio de que los migrantes que desean llegar a Europa ya no serán detenidos en el lado turco. El gobierno turco mantiene cerradas sus fronteras con Siria sin importarle las consecuencias de empujar a miles de migrantes hacia las puertas de Europa, hacia un limbo.

En Grecia, el escenario también está empeorando. Recientemente, el gobierno aprobó una nueva ley más estricta e inhumana que implica la detención al llegar al territorio griego para todos los nuevos solicitantes de asilo

En el área de Edirne, las autoridades turcas les permitieron avanzar a la zona fronteriza, pero las fuerzas policiales griegas les impidieron pasar con bombas de gas y de sonido. Al mismo tiempo, las autoridades turcas restringieron el acceso de periodistas y reporteros. Aquellos atrapados en la zona gris entre los dos estados, bajo fuertes lluvias y con escasos suministros de alimentos, han estado clamando por la apertura de las fronteras.

Exigimos al gobierno turco que abra sus fronteras con Siria, que dé un trato humanitario a las personas que huyen de la guerra y que no utilice la situación de las personas migrantes y refugiadas ni para sus planes políticos en el norte de Siria ni para lograr concesiones en sus negociaciones con la Unión Europea.

Exigimos al gobierno griego que abra sus fronteras y que, abandonando su política represiva y de amenazas como las maniobras militares en el mar fronterizo con Turquía, dé un trato humanitario a las personas que quieren entrar en la Unión Europea garantizando su derecho al libre desplazamiento por Grecia en su tránsito hacia Europa central. La suspensión del derecho de asilo anunciado por el gobierno griego y el húngaro es una violación flagrante de la Convención de Ginebra.

Exigimos a la UE que abra sus fronteras y mejore y resuelva las condiciones en las que se obliga a vivir a la gente que llega a Europa huyendo de la guerra o de la pobreza extrema. Que abra rutas legales y seguras para evitar que quienes huyen de los conflictos y persecuciones se tengan que jugar la vida para llegar aquí, que respete los derechos humanos en las fronteras y proteja a las personas.

Y apelamos a los gobiernos español y vasco directamente implicados en el cierre de la frontera Sur europea y en la venta de armas a Turquía que en Europa lidera el Estado español, a que exija a sus pares el restablecimiento de los derechos secuestrados, y a que inicie un cambio en su política migratoria garantizando vías seguras de llegada a nuestro país, y ante la noticia sobre envío de efectivos a Grecia, exigimos al gobierno español la no colaboración con la masacre contra las personas migrantes y en busca de refugio, así como la no participación de efectivos de la guardia civil y policía nacional a la frontera griega.

Comparte:
Share