Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Greba Metala 6, 7, 20 y 21 de junio (y fotos)

ver en PDF Greba Metala ekaina

 

El lunes 3 de junio, se ha vuelto a reunir la mesa negociadora del Convenio del Metal de Bizkaia. Aunque desde los sindicatos eramos conscientes de la cerrazón de la patronal del metal de Bizkaia (FVEM), y de que su posición inmovilista e intransigente no iba a cambiar de un día para otro (no en vano llevamos años con el convenio congelado y más de 16 meses de negociaciones estériles), pensábamos que ya habrían recibido el mensaje del
pasado 23 de mayo. Ese día, fueron muchos miles los trabajadores y trabajadoras del metal de Bizkaia, los que además de secundar la Huelga, inundaron las calles de Bilbao en una multitudinaria manifestación en reclamo de un Convenio Justo para el Metal de Bizkaia. Pues bien, parece ser que el FVEM no ha captado el mensaje.

Por desgracia una vez más, FVEM, en su enésima demostración de irresponsabilidad, ha perdido otra oportunidad para buscar el consenso y se ha vuelto a presentar en la mesa negociadora con una propuesta que a estas alturas del “conflicto”, lejos de buscar el acuerdo, nos aleja más del mismo y nos aboca al enfretamiento.

RESUMEN REUNIÓN
El contenido de la propuesta de la patronal, no responde ni de lejos a las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras del metal de Bizkaia reflejadas en la plataforma unitaria.

Vigencia- La patronal habla del periodo 2018-2020, y los sindicatos de un periodo de 2018-2021. Aunque no coincidan, la vigencia del convenio no ha sido ni será un obstáculo insalvable para llegar a un acuerdo.

Ultractividad- La patronal se ha echado atrás en su intención de que la ultractividad fuera solo de 2 años. Acepta que siga como hasta ahora, es decir, que la ultraactividad sea indefinida; es decir que el convenio este en vigor siempre hasta la firma de uno nuevo.

Inaplicación– Sindicatos y patronal podrían aceptar una clausula similar a la recogida en el convenio del papel de Gipuzkoa.

Salarios- Este es el primer gran punto de descuerdo. Los sindicatos pedimos subidas de IPC+2% en las tablas de mínimos y de IPC+1% para salarios reales. La patronal lo único que ofrece es la subida de las tablas de mínimos del sector con un IPC para el 2018, IPC 2018+1% para el 2019, y el IPC 2019+ 0,5% para el 2020. Para Salarios Reales por encima de tablas ¡no ofrece NADA ! Recordaros que en esta situación hay miles y miles de trabajadores y trabajadoras; es decir, que cobran un poco más que el mínimo del sector pero que no tienen ni pacto ni convenio propio en su empresa. Pues bien, la subida que plantea la patronal para este colectivo muy numeroso es “cero”. En la reunión la propia patronal reconoce que la oferta económica actual es incluso peor que la que ella misma hizo el mes de enero. O son muy torpes o no tienen ningún propósito para llegar a acuerdos.

Jornada- La patronal no acepta la reducción de jornada de 8 horas planteada por los sindicatos, y además sigue con su intención de empeorar la disponibilidad, aumentando a 10 los sábados recuperables.

Complemento bajas por contingencias profesionales- La patronal sigue queriendo empeorar este aspecto. Además de
querer endurecer el acceso al complemento del 100% excluyendo algunos tipos de lesiones (esguinces, torceduras…). No considerar los accidentes In Itinere como accidentes de trabajo, quieren excluir del pago del complemento a las bajas que se alarguen más allá de los 18 meses, o los que ya no pertenezcan a la empresa.

Flexibilidad o disponibilidad– La patronal no acepta la petición sindical de limitar o reducir su aplicación en empresas con altas tasas de eventualidad.

Eventualidad y ETTs– La patronal no acepta medidas para reducir la alta eventualidad del sector, ni medidas para limitar o reducir la contratación vía ETT de las empresas.

Subrogación – La patronal no acepta hablar de la subrogación de subcontratas que desarrollan de manera habitual e ininterrumpida labores estructurales de las empresas “matrices”.

Salud laboral- la patronal no esta dispuesta a hacer ningún cambio sustancial en esta materia que suponga un avance real para los trabajadores y trabajadoras.

Igualdad de género- No están dispuestos a dar pasos, más allá de los que por obligación legales dispongan.
Ante la arrogancia e irresponsabilidad de la patronal, por desgracia no nos queda más que la movilización y la huelga. Parece ser que es el único lenguaje que entienden. Lo decíamos en notas anteriores y lo volvemos a repetir: ahora es el momento para golpear fuerte. La convocatoria del 23 de mayo fue un éxito gracias al compromiso de la práctica totalidad de los trabajadores y trabajadoras del sector. Y ahora es absolutamente necesario
refrendarlo con la huelgas del 6 y 7 de junio ( Si no la del 23 de mayo no habrá valido para nada ).

Estamos convencidos de que si el 6 y el 7 de junio se responde con la misma contundencia que el día 23 de mayo, se habrá dado un paso gigante para el desbloqueo de las negociaciones y para forzar a un acuerdo a la patronal.

¡POR UN CONVENIO JUSTO Y DIGNO EN EL METAL DE BIZKAIA!

Comparte:
Share

Comentarios cerrados