Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


1 de mayo 2019 (Texto, Fotos y vídeos)

Album de fotos haciendo clic

Otro año más hacemos frente a un 1 de mayo en el que poco o nada ha cambiado. Como si del día de la marmota se tratara tenemos que volver a repetir que estamos hartos y hartas. Hartas de que estén provocando que la precariedad sea nuestra forma de vivir y de que quienes pueden y deben poner fin a esta situación miren para otro lado mientras someten a la clase trabajadora a unas condiciones laborales y vitales indecentes.

Una situación avalada y permitida por las sucesivas reformas laborales que nos han arrastrado hasta esta situación que es ya insostenible. Esto se tiene que acabar y se tiene que acabar ahora por eso una vez más exigimos que se deroguen  las reformas laborales del PP y del PSOE, como no con la ayuda imprescindible de su socio vasco, el PNV. Distintos partidos, pero mismo objetivo; acabar con los derechos de las trabajadoras y trabajadores dando más poder aún a la patronal que desde entonces campa a sus anchas precarizando todo lo que toca.

Una precariedad que nos asesina y enferma. En Euskal Herria en 2018 han muerto en accidente laboral 68 personas. Y ya han sido 15 en lo que llevamos de año. Pero por si esto fuera poco este sistema nos obliga  a trabajadoras y trabajadores a acudir a nuestros puestos de trabajo enfermos, eso, cuando no son las propias condiciones laborales las que nos hacen enfermar. Ellos ponen las normas y las mutuas obedecen fielmente a los mandatos de la patronal. Queremos ir al trabajo en las mejores condiciones de salud pero sobre todos queremos volver vivas a nuestras casas. ¡Nuestras vidas y nuestra salud valen más que su mierda de beneficios!

Estamos cansadas y cansados de este sistema capitalista y heteropatriarcal que nos somete a la mitad de la ciudadanía y que nos impide vivir en igualdad con nuestros compañeros. Hartas de que justifiquen la Brecha Salarial  y de que no se tomen medidas efectivas para erradicarla de una vez por todas. Hasta el moño también de que les parezca normal y natural nuestras dobles y triples jornadas, de que seamos las mujeres quienes ocupemos la inmensa mayoría de los contratos parciales,  de la inestabilidad de nuestros empleos, de que nos acosen y agredan en nuestros centros de trabajo… ¡No somos trabajadoras de segunda!, somos imprescindibles para sostener el mundo, ellos lo saben y nosotras también y no vamos a seguir aguantando que nos menosprecien y nos releguen a un segundo plano. Vamos a romper su techo de cristal, si, pero sobre todo, vamos  acabar con sus suelos resbaladizos que nos impiden seguir avanzando. Es nuestro momento, Las dos últimas huelgas feministas no han sido más que el principio, el principio del fin, del fin de su sistema heteropatriarcal, que lo tengan claro el cambio será feminista o no será!

Este año se cumplen 6 años desde que más de 1.000 mujeres fueran asesinadas por su situación  laboral en Bangladesh. Asesinadas por un sistema que condena a vivir en la miseria a millones de habitantes y que les cierra las puertas a un futuro mejor.

Queremos vidas que merezca la pena ser vividas. Vidas en las que quepamos todos y todas. Este 5 de mayo se celebrará en Durango la iniciativa Herrien Besarkada para señalar que ninguna persona es ilegal.

En este último año hemos vuelto  a ver como las personas pensionistas han vuelto a ocupar las calles reclamando unas pensiones dignas, que les permitan disfrutar de un retiro que se han ganado a pulso.

La lucha de las personas pensionistas es un ejemplo a seguir. Es necesario seguir luchando por defender lo público. Como en el caso de las pensiones es necesario seguir defendiendo la sanidad  y la educación pública, es más, tenemos que seguir luchando por ampliar el escaso estado de bienestar y extenderlo a otros ámbitos de nuestra vida como son los cuidados. Es hora de acabar con tantos y tantos recortes, que sólo han traído pobreza y desigualdad.

Queremos vivir una vida que merezca la pena vivir… y la queremos vivir en un planeta sostenible. Gobierne quien gobierne vamos a seguir luchando por nuestros derechos tal y como hicieron hace 100 años en La Canadiense de Barcelona que son su huelga fueron el germen de la jornada laboral de 8 horas.

Es hora de que acabar con la precariedad, con la precariedad de las personas que tienen empleo y de las que no lo tienen, con la precariedad laboral y con la social, ha llegado el momento de poner las vidas en el centro y apartar de una vez por todas sus intereses económicos y mercantiles. Por encima de sus beneficios, de ese sistema que nos ahoga  estamos nosotras. Una clase obrera digna y combativa que no va a dar ni un paso atrás en la defensa de ninguno de nuestros derechos.

BIZITZA DUINAREN ALDE, BORROKA GUZTIEI EUTSI

JO TA KE IRABAZI ARTE

NO PASARAN

Argazki albuma klik eginez

Aurten, berriz ere, gutxi edo deus aldatu ez den maiatzaren 1aren aurrean gaude. Marmotaren eguna izango balitz bezala, kokoteraino gaudela berriro esan behar dugu. Kokoteraino gure bizimodua prekarietatea izateaz, eta jakin badakigu gure miseriaren kudeatzaileen aurrean, gu geu antolatuz bakarrik, behar den indar nahikoa izan ahalko dugula sistema hau eraldatzeko.

Egoera hau guretzat sostenga ezina den sistema kapitalistaren krisialdi ziklikoek eragin dute. Horrela bada, pairatu ditugun azken lan erreformek gaurko muturreko egoerara eraman gaituzte. Honek bukaera behar du izan, eta orain bukatu behar da; horregatik, gaur ere PP eta PSOEren lan erreformak indargabetzea exijitzen dugu. Alderdi ezberdinek helburu berbera: langileen eskubideekin aka(ba)tzea, botere oraindik handiagoa emanez patronalari, zeina klase politiko dominatzailearekin batera ederki ibiltzen den, ukitzen duen guztia kolokan jarriz.

Prekarietate honek hil eta gaixotzen gaitu. 2018an,  68 pertsona hil ziren lan istripuetan, eta 2019an 15 jadanik izan dira. Hau gutxi izango balitz, sistema honek behartzen gaitu langileok gaixorik joaten gure lanetara, eta gainera, askotan, lan baldintza petralek gaixotzen gaituzte. Patronalak jarritako arauak mutuek fideltasunez betearazten dituzte. Lanera osasuntsu joan nahi dugu, eta gainera, bizirik itzuli nahi dugu. Gure bizitzak eta gure osasunak haien benefizioak baino baliotsuagoak dira.

Nekatuta gaude sistema kapitalista eta heteropatriarkal honetaz emakumezkoak menderatzen gaituen eta, gure gizonezko lankideekin berdintasunean bizitzen eragozten gaituen. Kokoteraino gaude Estatu osoan altuena den soldata arrakala justifikatzeaz eta horrekin bukatzeko neurri eraginkorrak ez hartzeaz behingoz. Kopetaraino gaude gure jardunaldi bikoitza eta hirukoitza normal eta naturaltzat hartzeaz,aldi baterako kontratu gehien gehienak emakumeek betetzeaz, gure lanpostuen ez-egonkortasunaz, bertan jazarpenak eta erasoak pairatzeaz… Emakumeok ez gara bigarren mailako langileak, ez! Ezinbestekoak gara mundua sostengatzeko; hau denok dakigu, eta ez dugu jarraitu nahi gutxiespenak eta bazterkeriak jasaten. Haien kristalezko sabaia hautsiko dugu, bai, eta batez ere aurrera jarraitzen eragozten gaituzten beraien soldata irristakorrekin amaitu nahi dugu. Bada gure garaia. Azken bi greba feminista, hasiera baino ez dira izan: bukaeraren hasiera, sistema heteropatriarkalaren hasiera, hain zuzen ere. Argi gera dadila: behar dugun eraldaketa sakona, feminista izanen da, edo ez da izango!

6 ure bete dira Bangladeshen Rana Plazako tragedia gertatu zenetik, hau da ehungintza industtriako. hondamenik larriena. Ehunguintza fabrika bat behera erortzearen ondorioz  1138 emakume hil  eta 2000 baino gehiago zauritu ziren. Miserian eta etorkizunik gabe bizitzera behartzen dituen sistemak erailda.

Bizitzea merezi duten bizitzak nahi ditugu. Denok – emakumeak zein gizonak- bizitzeko lekua uzten diguten bizitzak.

Azken urtean, pentsiodunek kaleak bete dituztela berriz ikusi ditugu pentsio duinak erreklamatuz, nekez irabazitako erretiroaz disfrutatzeko.

Pentsionisten borroka eredugarria dugu. Ezinbesteko da publikoa defendatzen jarraitzea. Osasungintza eta hezkuntza publikoa defendatzea. Are gehiago, ongizate urria zabaldu eta beste esparru batzuetara, zaintzak kasu, hel dadin borrokatzen jarraitu behar dugu. Pobrezia eta desberdintasuna ekarri dituzten murrizketekin amaitzeko garaia da.

Bizitzea merezi duen bizitza nahi dugu… eta planeta sostengarrian bizi nahi dugu. Gobernuan dagoena dagoela gure eskubideen alde borrokatu behar dugu. Horrela egin zuten duela 100 urte La Canadienseko langileek, bere borrokaren bitartez 8 orduko lanaldiaren hazia erein zuten eta.

Prekarietatearekin bukatzeko ordua da: lana ez duten eta lana duten pertsonen prekarietatearekin; lan eta gizarte prekarietatearekin. Bizitza erdigunean jartzeko unea heldu da, eta era berean, bada garaia merkatu interesak zein ekonomikoak behingoz baztertzeko.

Itotzen gaituen sistema honen gainetik eta bere etekinen gainetik ere GU gaude, LANGILEOK, pertsona batzuen esplotazioan oinarritzen den sistema kapitalista eta heteropatriarkalarekin akatzeko atzera pausurik emango ez duen klase duina eta borrokalaria.

BIZITZA DUINAREN ALDE, BORROKA GUZTIEI EUTSI

JO TA KE IRABAZI ARTE

NO PASARAN

Comparte:
Share

Comentarios cerrados