Los cultivos transgénicos pierden apoyo entre las y los agricultores europeos

La superficie cultivada con transgénicos ha disminuido entre un 12% en la Unión Europea entre 2008 y 2009

El 80% de los 94.750 hectáreas de transgénicos en la UE se cultiva en el Estado español, donde también ha disminuido la superficie cultivada con maíz transgénico.

La empresa de consulting de las multinacionales de la ingeniería genética agraria, ISAAA, ha publicado su informe de la situación de los cultivos transgénicos en el mundo en 2009. Una lectura rápida del informe da a entender que hay una enorme y continúa expansión de estos cultivos de gran interés para los y las agricultores. No obstante una lectura detenida y un contraste de la información ofrecida arroja otros resultados.

Es importante subrayar que los desequilibrios observados hasta la fecha en la distribución y características de los cultivos transgénicos se mantienen:

Distribución geográfica:

El 85.7% de todos los cultivos transgénicos está sembrado en el continente americano y en únicamente cuatro países (EEUU: 47.8%; Brasil, 15.9%; Argentina, 15.8% y Canadá 6.1%). Eso no obstante, la contaminación transgénica está documentada en los cinco continentes, algo que el informe de ISAAA se olvida mencionar.

Unicamente el 0.07% de todos los cultivos transgénicos mundiales está sembrado en la Unión Europea, y el 80% de estos 94.750 hectáreas en un solo Estado Miembro, el Estado español. El informe de ISAAA omite mencionar que estos cultivos no llegan a suponer ni el 0.05% de la superficie agraria útil dela UE, ni el 0.5% del Estado español.

La superficie de transgénicos en la Unión Europea ha disminuido en un 12% desde 2008 y también ha disminuido en el Estado español, en este caso en  un 4%.

Tipo de cultivo:

Unicamente cuatro cultivos siguen suponiendo la casi totalidad de la superficie cultivada con transgénicos (el 99.6%): soja (52%), maíz (31%), algodón (12%) y colza (5%).

Estos cultivos no aportan nada a solucionar el hambre en el mundo, sino de hecho, exacerban el problema (por ejemplo: la mayor parte – el 99%- de la producción de la soja y colza transgénica se emplea en agrocombustibles y alimentación ganadera).

Estos cultivos no aportan nada a combatir el cambio climático, sino, de hecho, exacerban el problema (por ejemplo, emplean más productos químicos de síntesis por hectárea que la agricultura no transgénica, productos químicos cuyo producción y empleo tiene impactos muy negativos para combatir el cambio climático)

Tipo de modificación genética:

La principal característica de los cultivos modificados genéticamente es su tolerancia a los herbicidas: el 62% de toda la superficie cultivada con transgénicas. Otro 21% tiene dos modificaciones, una de las cuales es la tolerancia a herbicidas. Así, el 83% de los cultivos MG implican el uso de productos químicos y, como olvide decir el informe de ISAA, por tanto, importantes beneficios económicos para las empresas promotoras e importantes gastos económicos para los y las agricultores que las compran.

Las empresas promotoras de las variedades transgénicas dicen que ayudan a emplear menos producto químico. Datos del Departamento de Agricultura de los EEUU indican que se emplea un 26% más de producto químico por hectárea en los cultivos transgénicos que en los cultivos convencionales.

 

 

Lecturas sesgadas de los datos: el ISAAA sigue presentando los datos referentes a los cultivos transgénicos en el mundo de una manera muy “sesgada” para decirlo de un modo educado. Como ejemplos decir:

En su informe indica que se cultivan 100.000 hectáreas de maíz MG (Bt) en el Estado español, cuando a la vez, en el mismo informe indica que el total de hectáreas cultivadas en la UE en 2009 eran 94.750 y que el 80% de éstas (o sea, 75.800 hectáreas) fueron cultivados en el Estado español.

En su informe vuelve a presentar una doble contabilidad de la superficie cultivada con transgénicas al argumentar que una hectárea cultivada con una variedad transgénica con dos modificaciones equivale a dos hectáreas y una hectárea cultivada con una variedad transgénica con tres modificaciones equivale a tres hecáreas.

El informe presenta como un avance el que 12.3 millones pequeños agricultores (sic) emplean ahora transgénicos, pero omite decir que esto supone únicamente el 2.6% de ese tipo de agricultores y agricultoras a nivel mundial.

Es muy recomendable leer el informe original (www.isaaa.org) de las empresas de la ingeniería genética agraria y un informe independiente que procura contrastar esta información (de la organización Amigos de la Tierra)

www.foehttp://www.foeeurope.org/GMOs/Who_Benefits/who_benefits_full_report_2010.pdf) . En ambos casos, desafortunadamente, la información está en inglés.

 

 

Comparte:
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.