Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Salarios y beneficios empresariales

la-recuperacionLos tres últimos años de crecimiento de la economía española han devuelto ya a los beneficios empresariales por encima del nivel nominal de 2008, pero los salarios están seis puntos por debajo del máximo marcado entonces y pierden cuatro puntos porcentuales en el reparto de la renta estatal (PIB)

La estimación para 2016, realizada con los datos del primer semestre del año,es que las Renta del Trabajo alcance los 528.879 millones de euros, para un PIB de 1,109 billones de euros. Con tal evolución, la remuneración de los asalariados se quedará todavía en un 94,35% de la cota nominal alcanzada en 2008 y llegará al 47,68% de la riqueza estatal, cuatro puntos por debajo del 51,6% que alcanzó en 2008, cuando arrancó la crisis y la economía marcaba récord de empleo.

Los beneficios empresariales, por contra, llegarán a los 478.009 millones de euros, superando por vez primera en euros corrientes el máximo nominal alcanzado en 2008, de 465.182 millones de euros; ahora estaría en un 102,7% de tal cota, y representa el 43,09% de la riqueza producida en el ejercicio en España, conservando prácticamente, como lo ha hecho en todos y cada uno de los años desde que estalló la crisis, el mismo nivel que tenía ya en 2008.

Esta evolución tan divergente es consecuencia de las políticas de rentas aplicadas en España para recomponer la competitividad de la economía y recuperar el crecimiento. La opción por la devaluación salarial ante la imposibilidad de la devaluación cambiaría, consistente en rebajas de los salarios del empleo existente y reducción de los de nueva creación, ha logrado abaratar los bienes y servicios españoles y hacerlos más competitivos. Pero con el precio de un retroceso significativo de las rentas salariales en el reparto de la riqueza nacional. Esta política de DEVALUACIÓN DEL VALOR DEL TRABAJO apoyada en la firma con CCOO-UGT de los correspondiente Acuerdos Estatales para la Negociación Colectiva (AENC) en los momentos más duros de la crisis, se justificaba por evitar la destrucción de empleo.

Sin embargo, Con la evolución estimada del empleo hasta fin de año, el número de asalariados podría llegar a los 17,124 millones. Con tal cifra, el número de ocupados estaría aún 2,088 millones por debajo de los asalariados que la Contabilidad Nacional consideró que existían en 2008, cuando llegaban a los 19,213 millones.

Simplificando, alcanzando el PIB previo a la crisis (2008) España al finalizar 2016, ha salido oficialmente de la crisis. Las empresas supervivientes, en particular medianas y grandes, han sostenido niveles de beneficios medios similares. Los dividendos del IBEX-35 han crecido anualmente a una media del 5%, pagados bien en metálico, bien en acciones nuevas, yendo contra el valor de la Empresa o incrementando ahora sus volúmenes de dividendo a pagar. Las rentas salariales SE HAN DEPRECIADO, los nuevos empleos se han abaratado y todo esto, con un nivel de empleo para generar el mismo PIB muy inferior al de 2008. Con “su crisis”, nuestro trabajo ha perdido valor.

Pero no escarmentamos. En estos días se está intentado un nuevo AENC entre Gobierno, Patronal y UGT-CCOO. Acordar un nuevo pacto que tope las subidas salariales de Convenio. Nos dirán que es para garantizar la competitividad y controlar la inflación; pero su único sentido es “ser necesarios” estos interlocutores institucionales para Patronal y Gobierno y poder seguir percibiendo sus prebendas y mantener su estatus.

Estas cúpulas sindicales seguirán “reivindicando” que hay que incrementar los salarios no sólo ya para redistribuir, sino para crear empleo por el incremento del gasto que ello conllevaría. Lo reivindicaron durante la crisis y practicaron lo contrario y ahora, probablemente hagan lo mismo. Porque ya es grave que se sienten a Negociar un tope para los gastos salariales REGULADOS, como si fueran los únicos que influyen en el coste de producción. Cuando la Masa Salarial de las grandes empresas españolas tienen un componente bastante próximo al 50% de costes salariales no regulados por Convenio. CCOO-UGT se avienen a acotar los propios de los Convenios, los ya regulados, el resto no importa. Renuncian, de paso, a vincular pago al capital (dividendos) con resultados, como si los dividendos comprometidos por el IBEX-35 no fueran una parte fundamental de la competitividad de esas empresas. Y es que “costes” sólo son para ellos nuestros simples Salarios de Convenio. HABRÁ QUE APRENDER ALGÚN DÍA.

Comparte:
Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.