Bicifestación “POR EL REPARTO DEL TRABAJO” ayer en Iruña

Convocada por CGT/LKN para trabajar menos para trabajar todas, por el reparto de todos los trabajos. Por el reparto de la riqueza, por una sociedad igualitaria.

 

CGT aboga por una reducción de la jornada laboral hacia las 30 horas, por la semana de laboral de 4 días, por el reparto del trabajo y por la erradicación de las horas extras, porque es  posible, porque tenemos medios y el conocimiento suficiente para organizar nuestra sociedad de tal manera, que podamos todas las personas ganarnos el sustento con dignidad y vivir tranquilamente, satisfaciendo nuestras necesidades personales, familiares y sociales. De este modo, “el reparto del trabajo, de la riqueza y la reducción de la jornada” son unos de los principios básicos de esta organización.

Vivimos en los tiempos en el que la innovación mejora de manera constante la productividad en los distintos sectores, haciendo que cada vez se necesite menos tiempo de trabajo, para producir una cierta cantidad de bienes. Estas dos condiciones juntas hacen que, en las actuales circunstancias, se incrementa la productividad y no se incrementa la producción en el mismo porcentaje, se necesitan menos trabajadores y trabajadoras, sube el desempleo y si se aspira a reducir la actividad económica hasta un nivel que esté dentro de nuestras posibilidades ecológicas, no hay otra solución que repartir el trabajo.

El reparto de la riqueza sigue siendo la asignatura pendiente, cada vez más. Las élites financieras y empresariales que están acumulando cada vez más riqueza en menos manos, mientras grandes capas sociales viven en la pobreza (alrededor de un 35% de la población) independientemente de que tengan o no un empleo. En esto se resume el gran atraco social que han llevado a cabo con la crisis anterior y con la actual de la pandemia por el Covid-19.

Además con el objetivo de proteger a las personas trabajadoras se deberá subir el salario mínimo a 1.200 euros, para garantizar que todo el mundo pueda cubrir sus necesidades a través del salario. Además, a la hora de reducir la jornada laboral a 30 horas semanales, los salarios no se deberán reducirse y para garantizar unas condiciones de trabajo dignas, actualmente se debe empezar por derogar las reformas laborales, por una sociedad más justa y menos desigual.

Comparte:
Share