¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

Operación de la Audiencia Nacional española y los Mossos contra el movimiento libertario en Barcelona

Hasta el momento la policía ha detenido a diez personas en la ciudad de Barcelona y registra la Kasa de la Montaña, el Ateneo Libertario de San Andrés, el Ateneo Anarquista de PobleSec y una quincena de domicilios particulares.

400 antidisturbios han registrado la Kasa de la Montaña donde han identificado a la prensa que se acercaba y han cerrado el perímetro.

A un cuarto de la mañana, un operativo formado 400 agentes de los Mossos se ha movilizado para lleva a cabo una operación contra el movimiento libertario. Cumpliendo órdenes de la Audiencia Nacional española, en un operativo ordenado por su juez Javier Gómez Bermudez, los agentes han asaltado la Kasa de la Muntanya, histórica casa ocupada de Barcelona que este año cumple 25 años de actividad. Los Mossos han reventado el acceso principal de la casa para poder acceder y, en ese momento, un helicóptero de la policía se ha situado encima del edificio iluminando con un potente foco. Para llegar al edificio, los Mossos han arrancado un árbol y un pivote de la calle para poder acceder con rapidez.

Según ha podido saber la Directa, una veintena de habitantes de la casa han sido a tiempo de reunirse en el gimnasio para permanecer a la expectativa. En el momento de la irrupción policial, en el edificio había dos niños de cinco y seis años. Los Mossos han separado las menores junto con su padre en la planta baja, a la vez que han tomado dos personas de la veintena restante como testigos del registro. Los agentes han inspeccionado toda la casa y han requisado los teléfonos móviles, ordenadores portátiles y todos los aparatos informáticos que encontraban a su paso.

Además los agentes han incautado todo tipo de documentación, al tiempo que numerosas herramientas del taller eléctrico de la casa y han revisado al detalle los juguetes de los niños. A estas alturas, los agentes han permitido abandonar el edificio a dos adultos y dos niños, pero el resto de personas que se encontraban durmiendo en el interior de la casa antes de la irrupción policial, siguen en su interior. De momento, los agentes han registrado sólo cinco habitaciones de las múltiples que tiene la Kasa de la Montaña, lo que hace pensar que el registro se prolongará durante más horas.

 

Por su parte, una cincuentena de personas ha cortado durante media hora la Travessera de Dalt de Barcelona, en una acción espontánea y solidaria con la casa okupada, hasta que agentes antidisturbios los han dispersado pocos minutos después de las ocho de la mañana. Posteriormente el grupo solidario se ha desplazado hasta la plaza Lesseps donde han hecho un llamamiento a concentrarse. Desde el exterior de la casa situada en el barrio de la Salud del distrito de Gracia, se han escuchado varios petardos y se podían ver en la oscuridad luces de varias linternas dentro del edificio.

El operativo policial lo forman agentes de la División de Información de los Mossos, acompañados de un gran número de efectivos de la Brigada Móvil que, entre otras tareas, conforman un perímetro en toda la zona que impide acercarse en la casa. Los antidisturbios llevan escopetas de proyectiles de Foam e identifican a la prensa que se acerca a cubrir la noticia. Varias vecinas informan del gran dispositivo policial que ha desplegado: menos quince furgonetas en la calle Larrard y diez en San José de la Montaña. Además de un par de puntos de la Villa Gracia, concretamente en la calle San Salvador y Ros de Olano, habría más agentes.

Operación ordenada por la Audiencia Nacional

Hasta el momento la Directa ha podido confirmar diez detenciones. De las diez personas detenidas se confirma que dos lo han sido en NouBarris, cuatro en San Andrés, dos en PobleSec y dos en Gràcia. Una de las detenciones la han efectuado agentes de paisano encapuchados a un parque de bomberos de la ciudad de Barcelona. Los policías se llevaron esposado el bombero hasta su domicilio en el barrio de San Andrés para registrar el inmueble. La última detención se habría efectuado en un domicilio cercano a la Plaza del Sol de la Vila de Gràcia, donde los Mossos llevan a cabo un registro en estos momentos. Aparte de la Kasa de la Montaña, se han confirmado varios registros más. En el barrio de San Andrés los Mossos registraron el Ateneo Libertario, mientras el PobleSechan hecho lo mismo en el Ateneo Anarquista. También se ha podido confirmar el registro de un domicilio situado en la calle Villafranca de Gracia, dos en NouBarris y al menos otros dos en San Andrés.

El área de comunicación de los Mossos ha hecho pública una nota de prensa donde atribuye el asalto a la Kasa de la Montaña en un gran operativo policial en el marco del “caso Pandora”. En la misiva los Mossos afirman que es la Audiencia Nacional la que ha ordenado el operativo, que continúa en marcha y que se está llevando a cabo en diversas poblaciones de Cataluña y la Madrid. Según el texto su objetivo sería “desarticular una organización terrorista de carácter anarquista en la que se le atribuyen varios atentados con artefactos explosivos”. Finalmente, afirman que ya se habrían detenido a varias personas por el delito de “pertenencia a una organización criminal con finalidad terrorista de carácter anarquista”.

Segundo asalto a la Kasa de la Montaña

No es la primera vez que un cuerpo policial accede al interior de la Kasa de la Muntanya. El 18 de julio del año 2001, el entonces delegada del Gobierno en Barcelona, Julia García Valdecasas, ordenaba el desalojo del edificio y enviaba los antidisturbios de la Policía Nacional española en la casa okupada del barrio de la Salud. Valdecasas lo justificó alegando que desde el interior del inmueble se estaban produciendo agresiones contra los agentes que desalojaban la vivienda okupado de Can Nyoka, situada justo enfrente de la Kasa de la Muntanya. Aquella operación terminó en nada porque el juzgado de guardia de Barcelona ordenó la retirada de los agentes considerando que se trataba de un desalojo ilegal. Posteriormente, el juez de guardia incoó un expediente contra el jefe de los antidisturbios de Barcelona, Silverio Blanco, acusándolo de desalojo ilegal y robo. La causa finalmente quedó archivada.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados