Inicio Economía Análisis del proyecto de presupuestos generales del Estado para 2021

Análisis del proyecto de presupuestos generales del Estado para 2021

por CGT-LKN EuskaL Herria

El Congreso haya dado luz verde el jueves 3 de Diciembre, a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y están pendientes de su aprobación en el Senado, si bien es cierto que el gasto social se incrementa un 10,3%, la Ley de Estabilidad Financiera sigue vigente (aunque se relajan los objetivos del déficit y la deuda), así como las reformas laborales y de pensiones que están disminuyendo salarios y pensiones. En cuanto al Salario Mínimo Interprofesional no se recoge nada, dejándolo – al parecer- al acuerdo que lleguen en la Mesa de Diálogo Social entre el Gobierno, la patronal y los sindicatos CCOO y UGT. Veamos un breve resumen de los mismos.

Ingresos

En los PGE se establecen como ingresos 323.926 millones de euros (m/e) un 6,6% mas que el año 2020. Se recaudarán 222.107 m/e desglosados por impuestos de la siguiente manera: IRPF 94.196 m/e, Impuesto de Sociedades 21.720 m/e, IVA 72.220 m/e, Impuestos Especiales 21.809 m/e, Otros ingresos 12.163 m/e. (La diferencia entre lo que se recauda y lo que se propone ingresar es de 100.000 m/e entre el capítulo de ingresos)

Gastos

Gastos 550.484 m/e un 19,4% mas que el año 2020 (en el capítulo de gastos están incluidos 26.634 m/e adelantados en previsión de los fondos europeos y el Pago de la deuda 31.675 m/e)  La diferencia entre ingresos y gastos es más de 200.000 m/e y entre el capítulo de ingresos y gastos mas de 200.000 m/e. ¿Como se piensa cuadrar estos números? Con el incremento de la deuda pública y con la financiación europea.

Los PGE de 2021 se basan en que el próximo año, el PIB crecerá un 9,8% y la deuda pública  se incrementará hasta el 117,4%.

Fiscalidad

Se sube algo el IRPF a las rentas muy altas, el impuesto de patrimonio a fortunas de más de 10 millones, el impuesto de sociedades a grandes empresas, el IVA a bebidas azucaradas, el impuesto a las primas de seguros. Todas estas medidas suponen un incremento conjunto de ingresos de entre 2.000 y 4.000 millones anuales.

(Se reduce de 8000 a 2000 euros de la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción del IRPF (sólo afecta a un 8%) y se eleva de 8000 a 10000 el límite conjunto de los planes de empleo.)

El fraude fiscal se estima en 91.000 millones anuales y que en 10 años ha bajado la media de los importes defraudados detectados un 85% por la política de no molestar a los grandes defraudadores, en una especie de amnistía fiscal continua no declarada. Apple, Amazon, Google y Facebook pagan entre las cuatro sólo 22 millones al año a Hacienda.

La reforma fiscal anunciada se pospone. Queda pendiente, por tanto, la equipararnos a la UE en presión fiscal (UE 41,6%, Estado 35,4%), la reforma del Impuesto de Sociedades que en el año 2014 era del 30% actualmente es del 25% y del 24% en la CAV (según la agencia tributaria las empresas pagan la mitad que hace 10 años; las grandes empresas tributan un 6,6% de media y la banca un 4,4%) se posterga la tasa Tobin y la fiscalidad de las transacciones financieras, las medidas antifraude anunciadas, el tratamiento fiscal de las SICAV….)

 Sanidad y Educación

Sanidad ni Educación son materias que están trasferidas a las CCAA y los gastos del Estado en estas materias suponen aproximadamente un 10% del gasto total; el análisis tendrá que hacerse en función de los presupuestos de cada Comunidad.

Los gastos que se presupuestan en los PGE 2021 son los correspondientes a las competencias estatales en la materia; en sanidad son; asistencia sanitaria a colectivos integrados en el mutualismo administrativo (funcionarios del Estado pertenecientes a MUFACE, MUGEJU, ISFAS), Mutuas, INGS (Instituto Nacional de Gestión Sanitaria, ISM (Instituto Social de la Marina, Agencia medicamento…

Para hacernos una idea de lo que decimos, en el 2019 el gasto en sanidad en el conjunto del Estado fue de 79.315 m/e y en los PGE 2021 se presupuesta como gasto sólo 7.330 m/e; en Educación fue de unos 40.000 m/e en el conjunto del Estado y se presupuestan 4.893 m/e para competencias estatales en 2021.

No obstante, llama la atención los grandes titulares que dicen que se incrementa la partida destinada a sanidad un 75,3% y Educación un 25%.

Hay que decir que en esos incrementos están incluidos los fondos europeos procedentes de programas como el “Mecanismo de Recuperación y Resiliencia” (MRR) y “Ayuda a la recuperación para la cohesión de los territorios de Europa” que en el caso de la sanidad serán 522 m/e procedentes del MRR y 2.423 m/e. de React EU de los cuales 1.011 m/e son para vacunas. Como es el estado quien recibe esos ingresos los contabiliza incrementando sus partidas presupuestarias.

Si no tomamos en consideración los ingresos procedentes de los fondos europeos, el incremento del presupuesto sanitario en relación a 2020 será de 203 m/e un 4,9% mas que en 2020. Y el presupuesto en Educación será de un 7,8% mas ya que se recibirán 1.800 m/e del MRR de los 4.893 m/e presupuestados. Otro tanto pasa con el presupuesto de asistencia social que recibirá de los MRR 917 m/e de los 5.201 m/e presupuestados.

El problema sigue estando donde lo dejamos, mientras no haya equidad fiscal y reparto equitativo de la riqueza no habrá servicios públicos universales de calidad y la brecha de género y de ingresos seguirá profundizándose.

Pensiones.

Las pensiones contributivas, incluidas las mínimas, se revalorizarán un 0,9% y las no contributivas un 1,8%. La pensión mínima como consecuencia subirá entre 2 y 11 euros y la de viudedad entre 4,7 y 7,2 euros.

Se realizarán trasferencias a la SS del Estado de acuerdo con la Recomendación 1 del PT (ayudas familiares, deducciones por contratación, prestaciones no contributivas)

Pero en los presupuestos se seguirán realizando préstamos, la misma cantidad que el año 2020 con lo que se incrementará aún mas la deuda ficticia acumulada por la SS con el Estado.

Es inaceptable, en esta situación de crisis económica y sanitaria que en los PGE las pensiones mínimas contributivas se incrementen solamente un 0,9% y las no contributivas un 1,8%. Estos incrementos no permitirán a sus perceptores ni comprar las mascarillas mensuales para protegerse del COVID19. Perpetúan las pensiones de miseria y la brecha de género en pensiones. Nos parece raquítico el incremento de las pensiones un 0,9% cuando las personas pensionistas han perdido entre 2011 y 2020 un 6% de poder adquisitivo, estando muy lejos de la pensión mínima de 1080 euros que reivindica el movimiento de pensionistas.

 Atención a la dependencia.

Según las cuentas de la SS se destinará a dependencia 2.353 m/e un 34,4% mas que en 2020. Se incrementa el presupuesto en 603 m/e mas, con el fin de revertir, se dice, los recortes de 2012 a los que habría que añadir otros 700 m/e procedentes de los fondos europeos, para aumentar el número de beneficiarios y las cuantías de cada grado.

Valoramos positivamente el cambio de tendencia por parte del Gobierno del Estado respecto a ampliar la parte correspondiente a la financiación de los servicios de atención a la dependencia aunque también aquí el PGE se queda corto; el porcentaje de financiación del Estado fijado en la Ley de Dependencia es del 50% y la partida asignada en el PGE 2021 queda lejos de ese porcentaje. Cuando se dice que se revertirán los recortes de 2012 hay que tener en cuenta que, los recortes acumulados en atención a la dependencia entre 2012 y 2019 son de 5.864 m/e. ¿esto se va a arreglar con 600 millones?

En 2019 hubo en el Estado 426.000 personas pendientes de valorar y en el “limbo”. El tiempo medio de tramitación de los expedientes es de 426 días y 31.000 personas con derecho a prestación mueren anualmente sin haberla percibido. 

Como podemos ver si bien es cierto que se aumentan las partidas presupuestarias, estas son insuficientes para dar la vuelta a una situación de infrafinanciación que viene de lejos y el modelo actual de creciente privatización del sistema de atención a la dependencia se mantiene sin cambios.

 Gastos Militares

El presupuesto de defensa para 2021 se halla repartido entre el presupuesto del Ministerio (donde sólo encontramos el 30% del presupuesto militar) y el de otros ministerios donde se hallan camufladas el resto de partidas. En el caso de las inversiones, la compra de armamento absorbe el 40% del total. . En suma, el presupuesto de defensa real es de más de 34.525 millones (por comparar: la partida para desempleo es de 25.012M).

 Consideraciones generales.

Si bien es cierto que el Gasto social se incrementa un 10,3%, en los PGE 2021 la prioridad no es la equidad fiscal, se toman medidas puntuales en espera de una reforma en profundidad y como consecuencia queda abierta la puerta a nuevos recortes.

La partida destinada a pensiones se incrementa solo en un 3,2% una de las más bajas del presupuesto y por debajo de partidas como, defensa un 5%, Casa Real un 6,5%, Infraestructuras 115%, Justicia 7,6%  etc.

Comparte:
Share

Related Posts

Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari Aceptar Leer más