Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari


Calendario Laboral


cgt-lkn


Rojo y Negro Televisión





Manual de lenguaje integrador no sexista


Estatutos CGT


(Vídeo) El Tribunal Supremo debatirá hoy en pleno sobre el ERE en la planta de TRW en Landaben

ZF-TRW despidió a 123 trabajadores de esta empresa, y el criterio más relevante para decidir a quién se le expulsaba de la fábrica fue la salud, en base a las bajas médicas. En la articulación de esta estrategia cumplió un papel fundamental las MUTUAS, encargadas de jugar con la salud al antojo de las empresas.

La sección sindical de CGT llevó el ERE ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra donde se demostró por parte de los trabajadores y así consta en la sentencia: “que ZF-TRW no tenía pérdidas sino ganancias, de más de 40 millones de euros en 2015” y “también se probó (cuestión que no considera el TSJN), que la contratación de eventuales en 2015 fue para generar un stock con la pretensión (como así fue) de anular una posible huelga y su incidencia en los clientes, vulnerando así el derecho fundamental” a la misma.

La dirección de la empresa recurrió esta sentencia al Tribunal supremo y notificó a la Empresa y sindicatos, que: “dadas las características de la cuestión jurídica planteada y su trascendencia, procede su debate por la Sala en pleno”. Se señala el día dieciocho de octubre de dos mil diecisiete, convocándose a todos los Magistrados de la Sala.

La sección sindical de CGT denunció asimismo que tras los despidos la empresa “continúa con contrataciones eventuales por causas de la producción, en total “más de 200 en junio de 2016 y 18 en diciembre de ese mismo año, previo a despedir 22 fijos”. Dentro de este proceso “vergonzoso”, la semana pasada, ZF-TRW “anunció 39 contrataciones más en la parte de mecanizados y otras 8 en montaje de direcciones de camión”, a lo que suma la “obligatoriedad de trabajar en fin de semana pactada por CCOO y UGT a la vez que se daban los despidos”.

Además denuncian que hay trabajadores que, “habiendo cumplido con la obligatoriedad pactada, siguen bajando más fines de semana de forma extraordinaria, y de esta forma a día de hoy son cerca de 40.000 las horas realizadas por encima de la jornada, lo que supone el trabajo de una parte de los trabajadores despedidos”.

Por todo lo anterior la sección sindical CGT mantiene que son los propios trabajadores de la factoría los que están “caminando en sentido contrario” la que se requiere para “tener un trabajo digno y en condiciones, ya que se está aceptando que cada vez haya que trabajar más y más, cuando la cuestión es que deberíamos trabajar menos para trabajar todos y todas”.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados