Inicio Leyes y Normas El gobierno aprueba una nueva ley para hacer «reformas estructurales» en el Sistema Nacional de Salud.

El gobierno aprueba una nueva ley para hacer «reformas estructurales» en el Sistema Nacional de Salud.

por Colaboraciones

El Consejo de Ministros del “gobierno más progresista de la historia” ha aprobado la tramitación de una nueva ley sanitaria, denominada “equidad, universalidad y cohesión en el acceso a la sanidad pública”. Según el PSOE, la nueva ley impedirá establecer nuevos copagos – los que ya existen no se tocan- y considera la “gestión directa” como la forma prioritaria para la prestación de servicios, aunque no elimina la gestión privada dentro del SNS. Queda por ver de qué forma mágica se va a establecer la “gestión directa” de los centros sanitarios como forma prioritaria, mientras siguen vigentes las leyes que permiten que fondos de capital riesgo, constructoras y bancos, sean dueños en estos momentos de hospitales, laboratorios y todo tipo de centros sanitarios del SNS.

Como en todo espectáculo circense, alguien tiene que ejecutar el papel de payaso. En este caso, el socio del circo, el funambulista que iba a asaltar los cielos, Unidas Podemos, se ve obligado a actuar en clave de llantina forzada, porque no se cierra el paso a la privatización. Unidas Podemos es firmante del acuerdo de gobierno con el PSOE, donde ambos concretaron que en esta legislatura “solo se modificaría la Ley 15/97”. No tocar la esencia de la privatización es una de las líneas rojas que el PSOE planteó a Unidas Podemos, lo que fue aceptado con tal de asaltar los sillones, la moqueta y el coche oficial. Desde la Ley 15/97 que permite poner por décadas en manos privadas todo tipo de centros sanitarios que prestan asistencia sanitaria de la Seguridad Social; hasta el artículo 67 de la Ley General de Sanidad que permite concertar indefinidamente con hospitales privados la asistencia sanitaria de decenas de localidades por todo el estado -evitando así construir en ellas los necesarios hospitales públicos-; o el artículo 90 de la Ley General de Sanidad que permite traspasar alrededor de 10.000 millones de € anuales a empresas privadas para que realicen las prestaciones sanitarias sencillas, rentables y de bajo riesgo, es decir, las rentables económicamente, justo aquellas que podrían realizarse perfectamente en los centros públicos….si estos tuvieran las plantillas y los recursos suficientes.

Son unos trileros, más cuando hace escasamente un mes, desde la Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad hemos presentado dos Iniciativas Legislativas Populares que han sido rechazadas unánimemente por la Mesa del Congreso (Vox, Unidas Podemos, PP y PSOE). Nada raro ya que, en el verano de 2020, tras la primera ola, Unidas Podemos ya había alcanzado un acuerdo con los privatizadores PP y PSOE para “Reconstruir la Sanidad”1. Hoy, casi veinte meses después de la primera ola ya hemos podido constatar como han reconstruido la sanidad: derivando los miles de millones de los fondos Covid hacia los mismos que parasitan todo el sector público, mientras el sistema público agoniza y las listas de espera se disparan.

En esa línea, la alianza es clara, patronal de hospitales y los principales partidos políticos coinciden en la inconveniencia en este momento de abrir el debate en la calle sobre la destrucción del sistema público de salud2. Algo que pretendíamos realizar a través de la ILP de «Recuperación y desprivatización del SNS», y que planteaba aspectos tan “revolucionarios” como:

  • Derogar las tres leyes citadas que permiten la privatización.
  • Rescindir en un plazo de 4 años los contratos de modelo “convenio singular” con los hospitales privados, y sustituirlos por centros sanitarios públicos.
  • Crear en un plazo de 4 años un Sistema Público de Farmacia y productos sanitarios para no depender de las multinacionales.
  • Universalizar realmente la asistencia.
  • Establecer que el 25 % del gasto sanitario estuviera obligatoriamente dirigido a Atención Primaria.
  • Que, vista la masacre impune de las residencias, la asistencia sanitaria de los mayores, estuviera exclusivamente -con los incrementos de plantillas necesarios- en manos del sector público.

Estos puntos son los que Unidas Podemos y PSOE, con mayoría en la Mesa del Congreso, han vetado para que no puedan ser debatidos con la población. Hoy preparan una estrategia de maquillaje, el “greenwashing sanitario”, con su nueva ley sanitaria para que el desmantelamiento de la sanidad y su privatización avancen. Tiempo al tiempo.

Luis Garduas

1 PSOE, PP y Podemos acuerdan un Pacto de Estado para hacer «reformas estructurales» en el Sistema Nacional de Salud.

https://www.casestatal.org/es/2020/08/psoe-pp-y-podemos-acuerdan-un-pacto-de-estado-para-hacer-reformas-estructurales-en-el-sistema-nacional-de-salud/

2 La patronal privada de hospitales y los partidos políticos, de acuerdo: No a una ILP para Recuperar la sanidad pública.

https://www.casestatal.org/es/2021/10/la-patronal-privada-de-hospitales-y-los-partidos-politicos-de-acuerdo-no-a-una-ilp-para-recuperar-la-sanidad-publica/

Fuente

Comparte:
Share

Related Posts

Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari Aceptar Leer más