Autodeterminación y autogestión. Construimos una sociedad independiente del capital y fuera del estado

Comunicado del Secretariado Permanente de la CGT de Catalunya

La CGT defendemos la autodeterminación de todos los pueblos del mundo. La defendemos por Kurdistán, por el pueblo Mapuche, por Palestina y por cualquier otro pueblo que se reconozca como tal y que la quiera ejercer. La defendemos, también, por el pueblo catalán ,  por cualquiera del resto de naciones del que actualmente es el Estado español y, en definitiva, toda comunidad que libremente así lo desee .

Ahora bien, la autodeterminación que nosotros defendemos es totalmente incompatible con la autodeterminación que nos tratan de vender las instituciones y las organizaciones políticas de eso que los últimos años se ha llamado el Proceso. Por “processisme” la autodeterminación es votar respondiendo una pregunta binaria de SI o NO en unas elecciones que se hacen una vez y basta. Fuera de ellas, el pueblo al que estas organizaciones dicen representar deja de tener voz, deja de tener capacidad real de incidir en el día a día y pasa a ser un sujeto pasivo. 

Es por ello que la autodeterminación que la CGT defendemos, implica necesariamente que el pueblo, es decir, los trabajadores, tengamos la capacidad real de definir cómo queremos que sea nuestro día a día. Como queremos que sea el modelo económico. Como queremos que sea la movilidad, la sanidad, la educación y demás servicios público . Qué queremos que sea la lógica de relación entre las personas y nuestra forma de participación política. Como queremos redistribuir la riqueza producida por nuestro trabajo y cómo queremos existir en un planeta cada vez más amenazado por la codicia del capitalismo. 

La autodeterminación que defendemos es real y va intrínsecamente ligada a la autogestión. Es una autodeterminación que implica, necesariamente, que la vida de las personas sea plenamente independiente del capitalismo y de sus leyes. Exige, pues, la destrucción del capitalismo y la construcción de una alternativa que estructure la vida colectiva . Pasa, pues, para innovar y crear formas de organizarnos que no repitan la lógica de los estados, estructuras que destruyen la libertad, se basan en la represión e imponen a la mayoría de las personas la renuncia a su capacidad de hacer política en favor de la política profesional.

Este 11 de septiembre, como el resto de días del año, año tras año, la CGT defendemos una autodeterminación que es autogestión. Lo hacemos como organización de trabajadores y trabajadoras y anarcosindicalista, ya que estamos convencidos de que es inseparable de nuestro proyecto revolucionario. Y lo hacemos, también, desde el día a día. Por eso nos oponemos a la ampliación del aeropuerto de El Prat, porque proponemos un modelo económico y de ocio que no esté basado en el monocultivo del turismo . Por eso luchamos también en contra los intereses de la patronal. Una patronal que rebaja los salarios reales, nos aumenta la jornada laboral, nos despide y pone en riesgo nuestra seguridad laboral escatimando medidas de protección (o directamente suprimiéndolas). Por eso luchamos también contra los diferentes gobiernos y las instituciones, tanto de Cataluña y del Estado como de la Unión Europea y de quien les da apoyo. Todas ellas gobiernan en función de los intereses de la patronal y en contra los de la mayoría de la sociedad, como evidencia la impunidad que han regalado a las grandes empresas de la energía para expoliar nuestra vida.

La defensa de la libertad, de la autodeterminación y de la autogestión pasa por construir y fortalecer espacios donde ejercerla diariamente. Llamamos al conjunto de los trabajadores a organizarse sindicalmente . Llamamos al conjunto de los vecinos y vecinas a fortalecer los movimientos sociales autónomos de las instituciones. Sólo así podremos avanzar hacia una sociedad libre formada por personas libres. 

Comparte:
Share