¡¡ AFILIATE !!

VEN A CONOCERNOS:
C/ Bailén 7-Entresuelo
Dptos 2,3 y 4 48003 Bilbao
Tf: 944169540, fax: 944165151

Email: gestamp@cgt-lkn.eus >


Estatutos  -  Estatutoak

     




Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


FUTBOL=DROGA

 

El fútbol ¿es una droga dura?
Una droga como el fútbol, es algo que tiene efectos biológicos conocidos en humanos, inhumanos, animales y personas que se comportan como animales.
El forofo cuando está enganchado y gana su equipo, le proporciona energía instantánea. La realidad es que la droga acelera el sistema nervioso, haciendo que el cuerpo utilice la energía acumulada.
FUTBOL.
¿El fútbol crea adicción?
Si ; el “fútbol” produce tolerancia, por lo que a medida que se usa se va necesitando una dosis mayor para sentir los mismos efectos.
Entre los síntomas observados entre los forofos, se encuentran los siguientes:
Congestión o drenaje de la nariz y lesión nasal cuando la droga es discutida con forofos contrarios. Respiración irregular.
Dilatación de las pupilas. Derrames de sangre, ya que se deriva hacia los ojos que se ponen muy rojos. “Ojos inyectados de sangre”.
Sudor y picor en la piel.
Rigidez en los músculos de las extremidades.
Irritación o inflamación o encogimiento de los órganos reproductores.
Transpiración. Aumento de la temperatura corporal.
Aumento y aceleración de la presión sanguínea, del ritmo cardiaco y respiratorio.
Lesiones del hígado, pulmones y riñones (depende donde te pateen los forofos contrarios).
Náuseas y vómito al ver que te humillan.
Extenuación cuando se acaban los efectos de la droga (Por no poder dejar de hablar del tema durante una temporada)
Dolor de cabeza y visión borrosa. Dolor abdominal. Y si pierde tu equipo, dolor, dolor, mucho dolor.
Movimientos bruscos e incontrolados de la cara, cuello, brazos y manos.                                                                                                                                                                                              Ganas de insultar, chillar, tocar silbatos, trompetas, el bombo………….
Pérdida del apetito si pierde y ganas de emborracharse si gana.
Depresión aguda cuando desaparecen los goleadores del equipo favorito.
Alteración de los sentidos, llevando bufandas en verano.
Temblores.
Convulsiones.
Paro cardiaco.
Altera el sentido del tiempo. Reduce la capacidad de memoria y compresión a corto plazo. Se encuentra confundido, pero cree que el confundido es el árbitro.
Comportamiento esquizofrénico. Paranoia. Psicosis.
Violencia. Ganas de matar árbitros y linieres. Pérdida de control. Instintos asesinos.
Desorientación respecto del tiempo y el ambiente.
Pérdida de capacidades mentales para el aprendizaje de las reglas de juego.
Disminuye la capacidad de realizar tareas que requieren concentración y coordinación motora. Se queda alucinado mirando el partido.
Insomnio. Días sin dormir al perder por goleada.
El fútbol es una de las más peligrosas drogas que existen en el mundo.
Lo damos todo por esos millonarios.
Lo damos todo porque ya vamos drogados.
Recortes “pa” los primos y primas “pa” los millonarios.
No nos importa porque estamos atontados.

 

Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.