TIERRA DE BOBOS

Cada día que amanece un nuevo bobo aparece
tierra de bobos
Yo les voto
Tú les votas
Él les vota
Nosotros les votamos
Vosotros les votáis
Ellos nos mienten y roban.
Los bobos son unos animales que viven entre manada y mamada, y aunque parecen fieros, son muy fáciles de domesticar.
El bobo (caguis miedosus) es una especie de mamón del orden de los homo obedientis.
Los bobos comen lo que les ordenan, que para eso les han convencido desde que nacieron, pero normalmente se comportan como caníbales entre ellos, sobre todo en tiempos de egoísmo.
Los bobos siempre ceden cuando se enfrentan a alguien con poder.
Los bobos suelen organizarse en mamadas.
La mamada puede cambiar a lo largo de la vida. Varían cuando un bobo encuentra otro trabajo o cambia de jefe.
Hoy día hay exceso de bobos. Están por todas partes y se cree que hay superpoblación. Pero son protegidos porque generan muchísimos beneficios a unos pocos.
En todas las partes del mundo, el bobo es utilizado, explotado y humillado. Se crían y domestican para trabajar y callar, con un entrenamiento y una correcta educación.
Los bobos son normalmente idiotas y evitan el contacto con personas luchadoras y denunciadoras. Gimotean cuando están nerviosos, creen ver peligro, se someten a otros, cuando creen que necesitan seguridad, un trabajo, unas horas extras, una promoción, o protección.
Los bobos han sido utilizados para el mantenimiento de las injusticias, para proteger el capitalismo explotador y en muchos casos para humillarles.
Por lo general son fáciles de humillar y explotar, debido a su educación y a su sentido de la obediencia y a que no se defienden como otros.
Normalmente se aprueba el mantenimiento del bobo, pero hay voces críticas. Estas voces creen que es negativo, mientras que los defensores argumentan que es vital para la conservación del tipo de vidorra que se pegan los poderosos.
El mantenimiento y conservación del bobo es muy importante para el mantenimiento de la biodiversidad, debido a los beneficios económicos generados para los listos, por los propios bobos.
Los bobos han tenido una gran influencia en este mundo podrido, por su pasividad y obediencia hacia los que mandan. Y siempre han sido alabados por los que ostentan el poder, que les dicen: el pueblo bobo es sabio y no se le puede engañar siempre. Jua, jua, jua, jua.
Los bobos pueblan la tierra. Gracias a ellos, todo es caos, corrupción y egoísmo.
Sin embargo, hay pequeños grupos de personas solidarias, que son ninguneadas y perseguidas por la mayoría. Y dicha mayoría apoya a quienes más mienten y roban.
Los bobos y sus secuaces, intentarán por todos los medios que los solidarios no medren, pero no pueden impedir que vivan con dignidad y luchando contra las injusticias, que son asumidas e incluso avaladas por todos los bobos.
La subsistencia de los solidarios parece un reto imposible. Los bobos les detestan y en el mundo casi nadie les apoya.
Sin embargo todo cambia con la aparición de Anarquistain Teligente, un extravagante solidario que va convenciendo poco a poco a algunos bobos para que dejen de serlo.
Los que no quieren seguir siendo bobos, deciden apoyarle y luchar para erradicar las injusticias, castigar  a los corruptos y hacerles devolver lo robado.
En la lucha diaria tendrán que enfrentarse a la hostilidad de la mayoría y en la que descubrirán toda la podredumbre, los cazos, los enchufes, las subvenciones y los privilegios, que todos conocen, pero que nadie quiere denunciar, esperando a ver si les toca algo de las migajas que se reparten entre los bobos obedientes y sumisos.
Yo no quiero ser bobo. Por eso jamás apoyaré a mentirosos corruptos que conceden privilegios que generan injusticias.
La corrupción existe porque la mayoría de bobos apoya a quienes la disfrutan.
Comparte:
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.