Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


5 años de contrarreforma laboral: La falacia de la creación de empleo y la regla del 3×2 (Artículo de Vidal Aragonés)

Vidal Aragonés, abogado laboralista del Colectivo Ronda, analiza los datos estadísticos que confrontan y desmienten radicalmente la tesis defendida por el gobierno del PP que la reforma laboral aprobada el año 2012 ha contribuido a la creación de empleo demostrando que el único efecto desplegado por la norma ha sido la extensión de la precariedad y la degradación generalizada de las condiciones laborales.

Durante los últimos años, coincidiendo con la finalización de cada uno de los meses, el Gobierno del Partido Popular ha aportado datos relativos a contratación y altas en la Seguridad Social para intentar transmitir la sensación de que se creaba empleo y que, además, esta supuesta creación tenía relación con las contra laborales aprobadas por el Ejecutivo de Rajoy el año 2012. Ahora bien, basta analizar los propios datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y las que se desprenden de la Encuesta de Población Activa (EPA) para comprobar que los últimos 5 años no se ha creado empleo.

La EPA del cuarto trimestre de 2011 (la última antes de la aprobación del Real Decreto Ley 3/2012) situaba en 23.440.300 los trabajadores activos y en 18.533 millones los ocupados. Cinco año después, los últimos datos de la EPA correspondientes al cuarto trimestre de 2016 situaban los activos en 23.026.800 y los ocupados en 18.508.100. En definitiva, tanto el número de activos como de ocupados ha disminuido y, por tanto, no es posible en absoluto hablar de creación de empleo.

Del mismo modo, si optamos por el análisis de los datos oficiales del Ministerio de Trabajo relativos a cotizantes, el resultado es el siguiente: el total de cotizantes adscritos a todos los regímenes en diciembre de 2011 era de 17.361.851 mientras que el enero de 2016 era de 17.104.357. Hemos tenido que esperar a enero de 2017 (17.674.155) para superar la cifra de cotizantes anterior a 2012, si bien todavía muy lejos de los 19.161.851cotitzants registrados en 2008.

Aunque este dato aparentemente positiva o esperanzadora, es fácil demostrar que no se genera empleo sino que se transforma trabajo estable en precaria. El proceso se puede resumir en una malévola ecuación: de 2 estables hago 3 precarios. Donde había dos puestos de trabajo a jornada completa, relativamente estables y con salarios “dignos” ahora encontramos 3 puestos a tiempo parcial, inestables y con infrasalaris. Sólo debemos analizar nuevamente los datos oficiales para comprobar cómo se está imponiendo esta tendencia. Esto se confirma por el dato de horas trabajadas en miles: 3er trimestre de 2008 631695.5, 4º trimestre de 2011 594 034 y 4º trimestre de 2016, 594.034: muy lejos de los datos anteriores al período crisis y sin variaciones significativas 5 años después de aprobada la contrarreforma laboral.

Los hombres con contrato a tiempo parcial han pasado de ser 5,3% en 2009 al 7,7% en 2016 y las mujeres, del 22,4% con contrato a tiempo parcial en el 2009 al 24,4% en 2013 .

En cuanto a la modalidad contractual el 26,5% de los trabajadores tienen un contrato temporal y el 73,5% una de indefinido. Ahora bien, lo que hay que analizar es que desde la aprobación de la contrarreforma laboral del Gobierno de Rajoy, tan sólo un mes ha habido un porcentaje de contratación indefinida mensual superior al 12,13%, situándose casi todos los meses por debajo del 10% de los contratos indefinidos realizados frente al 90% de temporales.

Finalmente, si prestamos atención a la cuantía de los salarios medios anuales, y según datos oficiales correspondientes al período 2008 a 2014, encontramos que las los salarios más bajos han caído un 28% y el 60% de trabajadores y trabajadores han visto disminuir un 10% su salario durante este tiempo.

En conclusión, lejos de crear empleo durante los últimos 5 años, el Gobierno del PP ha puesto las bases para degradar al máximo las condiciones laborales, al tiempo que provoca un proceso de sustitución del poco trabajo estable que existía para generalizar el empleo precaria. Así estos cinco años no han sido de crear puestos de trabaje y empleo sino únicamente de transformar y degradar buena parte de lo que ya existía, señalando una dinámica que, desgraciadamente, será la que se desarrollará en la próxima década: no se crea ni se reparte el empleo, se transforma el trabajo de hoy en empleo precario para mañana.

* Vidal Aragonés es abogado laboralista del Colectivo Ronda

 

Comparte:
Share

Comentarios cerrados