Vídeo SOBRE LAS MÚTUAS












¡¡ SUSCRIBETE !!

Album Fotos Beltza
Multimedia CGT-LKN







Asociación Germinal


Organización criminal (Por Javier Gallego)

Javier GallegoMadrid y Valencia serían la Sicilia y Nápoles de Génova. Como las familias mafiosas, cada una tiene sus vías de financiación pero todas contribuyen a la organización.

Si Rajoy no es imputable penalmente, lo es políticamente. Ha cobrado y está al frente de esa organización dedicada al saqueo de lo público para enriquecimiento privado y sostenimiento del partido que lo propicia.

El PP valenciano es una “organización criminal”. Se confirma, lo confirma la Guardia Civil en una investigación, desvelada por la cadena Ser, que señala al ex presidente de la Generalitat y del partido, Francisco Camps, como el recaudador de una trama que tenía al menos cinco cajas de dinero negro en las que ingresaron “decenas de millones” de euros procedentes de las comisiones que pagaban los empresarios a cambio de contratos públicos.

A su vez, esas cajas nutrían a la caja B nacional en Madrid donde la policía cree que hay también financiación ilegal del PP madrileño. Resumiendo, que uno ya se pierde, la corrupción es municipal, regional y nacional, lo que indica que todos están enterados de todo. Madrid y Valencia serían la Sicilia y Nápoles de Génova. Como las familias mafiosas, cada una tiene sus vías de financiación pero todas contribuyen a la organización.

Camps sería el Toni Soprano que cobraba las mordidas en Valencia. Ya no hablamos sólo de la tela de los trajes que le regalaban sino de la tela que cortaba vestido con el frac de cobrador. Por supuesto, lo ha negado, como negó lo de los Milanos, que resultó cierto aunque no delictivo, pero no puede negar que él quería un huevo a los que saquearon Valencia cuando la presidía. Que no se haya demostrado delito, no quita que no sea responsable del despilfarro valenciano y el enriquecimiento de sus amiguitos del alma.

Si Camps era el Padrino, Rita era la Madrina. El viernes les mandó por móvil una amenaza siciliana. “Cuidado con lo que decís”. Los mafiosos de antes se mandaban matones, los de ahora se mandan mensajes de texto. Entre el “Luis, sé fuerte” y el “cuidado con lo que decís” se condensa la omertà genovesa: aguanta y no cantes. Tienen mucho miedo porque los ventiladores acaban salpicando hacia arriba. No es creíble que los subordinados roben sin que lo sepa la cabeza.

La alargada sombra de la corrupción ya casi roza la copa del ciprés. Ha alcanzado a Paco el de los trajes y a Rita la de los bolsos. Ayer detuvieron a su segundo, Alfonso Grau, por cohecho. Se estrecha el cerco sobre Rajoy. Camps y Barberá le salvaron el culo en el congreso de 2008 cuando Esperanza le sacó los tanques. Les debe mucho y por eso ha mantenido el aforamiento de Rita y deja que se esconda detrás de los visillos desde hace cinco semanas mientras sigue cobrando el sueldo que le pagamos entre todos.

Cuando Rajoy dijo que hasta aquí habíamos llegado, no estaba cerrando el grifo de la corrupción porque le importe sino porque le llega al cuello. No son frutos podridos, la corrupción afecta a todo el árbol. También a las raíces y las hojas, los empresarios, las élites que lo sustentan. Ellos financian al partido para que el partido les financie con nuestro dinero. Unos billetes entran por la puerta de Génova y muchos más salen por las ventanas de los ministerios.

Si esto no es una organización criminal que baje el ángel Marcelo y lo vea porque su ministro, Jorge Fernández Díaz, dice que no lo ve, que él solo ve una conspiración contra el PP. No es una conspiración contra el PP sino del PP. Es un ministro del PP el que extiende las sospechas hacia la policía y los tribunales. Es el PP el que ha formateado hasta 35 veces los discos duros de Bárcenas para hacer desaparecer pruebas. Es el PP el que tenía una contabilidad y financiación en B y es su presidente el que aparece en esa contabilidad que un juez ha dado por cierta.

Si Rajoy no es imputable penalmente, lo es políticamente. Ha cobrado y está al frente de esa organización dedicada al saqueo de lo público para enriquecimiento privado y sostenimiento del partido que lo propicia. Basta de medias tintas y medias palabras. La policía lo llama organización criminal. La cúpula de esa organización debe disolverse, los jueces dirán quiénes lo harán entre rejas.

http://www.eldiario.es/carnecruda/lo-llevamos-crudo/Organizacion-criminal_6_487561241.html

 

Comparte:
Share

Deja un comentario

Puede utilizar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.