La estiba en huelga demanda estabilidad en el empleo para un personal que llevan hasta 12 años de eventual

Se cumple más de un mes del inicio del conflicto laboral de los estibadores en el puerto de Bilbao, con parones en la actividad y ahora huelgas de 24 horas. En un comunicado previo, la parte sindical se muestra decepcionada por los “casi nulos” avances en la negociación y vuelven a la carga con la acusación de “ataques, provocaciones y trato vejatorio”, al tiempo que acusan a la Autoridad Portuaria de posicionarse del lado de las empresas. Además denuncian que a día de hoy hay 100 trabajador@s eventuales en la calle mientras se ha sustituido a estos trabajadores por esquiroles protegidos por la Ertzaintza.

Ante el llamamientos a la negociación hechos públicos durante los últimos días por los sindicatos, las empresas insisten en proponer un arbitraje que comprometa a las partes. En todo caso, las empresas señalan que las condiciones para entablar cualquier negociación pasa necesariamente por desconvocar la huelga, recuperar los rendimientos de trabajo normales y permitir el trabajo de personal externo en las labores complementarias.

Bilboestiba acusa, una vez más, de incumplimientos en los servicios mínimos reiterados, pero  los sindicatos niegan el incumplimiento de los servicios mínimos,  lamentan los daños colaterales que están sufriendo otros sectores y empresas que dependen de este puerto, pero aseguran que seguirán defendiendo los derechos de los trabajadores y los derechos de sus compañeros eventuales, animando a continuar con una lucha que para nada ha terminado

Una de las reivindicaciones fundamentales de los trabajadores de la estiba en huelga es terminar con la eventualidad que afecta a unos 100 trabajadores que actualmente no son contratados. Pero no solo es la eventualidad sino la movilidad funcional que las empresas de la estiba aplica a estos trabajadores, que están pendientes del móvil por si los llaman, desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde, sin cobrar en espera de  la llamada para poder trabajar, si pierden la llamada no trabajan.

 Como media este personal eventual trabajan entre 130 -140 días. Como mínimo 15 días al mes, por lo que estiman que son necesarios ya que sin ellos no se da un servicio adecuado. Al principio llamaban a los eventuales en “picos de trabajo” pero se han convertido “en trabajadores esenciales que reivindican futuro y estabilidad.

 El salario de un estibador ronda los 2 000 € mensuales, pero teniendo en cuenta los pluses por trabajar 361 días al año, 24 horas al día y doblar turnos, “el sueldo puede llegar a 3 000 – 3 200 €”. Aseguran que es imposible hacer una conciliación ya que les avisan a las 7 de la tarde para trabajar al día siguiente. La labor de un estibador consiste entre otras tareas de carga y descarga de buques y recepción de todas las mercancías que vayan a los buques, pero la empresa ha decidido que no es tarea de los eventuales y lo ha externalizado, lo cual es una forma de bajarlos el sueldo.

Comparte:
Share