¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
  Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari






21 de octubre Huelga
Urriak 21 Greba


Manual emplead@s del hogar










Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

La deriva sanitaria de Unidas Podemos

El surgimiento de Podemos levantó grandes expectativas entre sectores populares. Por fin un partido que iba a enfrentarse a los poderosos para solucionar los problemas estructurales del país, desde la vivienda a la sanidad, pasando por las pensiones.

La historia se repite, y lo importante es no olvidar las lecciones. En los años 80, cuando el PSOE llegó al poder aupado por parte de los movimientos sociales, con un programa plagado de promesas contra los poderosos, se produjo la misma efervescencia social. Sin embargo, lo que tuvo lugar fue la reconversión industrial más brutal llevada a cabo en el estado español. El PSOE, fiel a su papel, diseñado por los grandes lobbies de poder, ejecutó las medidas que la derecha de UCD y AP no eran capaces de aplicar. Al mismo tiempo, desmanteló las amenazas de movilización por la vía de la billetera y mediante la colocación a dedo, en las decenas de empresas públicas que se crearon bajo su gobierno, de gran parte de los líderes de los movimientos vecinales y sociales de la época.

Hoy, la historia se repite. La actual ministra de Igualdad formó parte de la plataforma Matusalén, que junto a CAS lideró entre 2005-2012 la lucha por la derogación de la Ley 15/97. En aquella época, Irene Montero participó en la campaña por la derogación de la Ley 15/97 que logró presentar 500.000 firmas en el Congreso, gobernando el PSOE de Zapatero. Sin embargo, desde la llegada de Podemos al Gobierno, ha ido arrinconando y escondiendo las propuestas con las cuales engatusó a parte de la población…para olvidarlas en cuanto han pisado moqueta y coche oficial.

Así, en su programa electoral de 2014, denominado “Gobernar para la gente” 1, Podemos planteaba:

– “Procederemos a la revisión de los procesos privatizadores del sistema público de salud emprendidos a nivel autonómico para revertir dichos procesos en la medida de lo posible”.

– “Pondremos en marcha un Plan de Reversión al Sistema Público de Salud de los Centros y Servicios privatizados, y llevaremos a cabo un control exhaustivo del cumplimiento de los contratos, las penalizaciones y los beneficios de las concesionarias”.

– “Promoveremos la recuperación inmediata de los servicios externalizados, como la lavandería central, el mantenimiento, las donaciones de sangre, etcétera”.

– “Fomentaremos y reclamaremos, desde las comunidades autónomas, la derogación de la Ley 15/97, así como de aquellas otras que han permitido la privatización de estos servicios”.

– “Reduciremos las listas de espera. Se dotará al sistema público de salud de los recursos necesarios para atender las intervenciones quirúrgicas de urgencia, sin que haya una derivación a la sanidad privada.

Farmacia: Impulsaremos la fabricación de medicamentos genéricos que sean beneficiosos para los enfermos que tienen que afrontar tratamientos costosos (como la hepatitis C).

En diciembre de 2015, ya había desaparecido de su programa electoral cualquier referencia a la privatización de la sanidad 2, aunque su responsable de sanidad, Ana Castaño, aun defendía la derogación de la 15/97 vía twitter.

Apenas un año después, en 2016, en su programa electoral “Cambiar España: 50 pasos para gobernar juntos” 3, en colaboración con Izquierda Unida, la nueva marca Unidos Podemos eliminó definitivamente de su programa electoral la derogación de la Ley de Privatización Sanitaria (15/97), aunque seguía prometiendo:

– “defensa del carácter público del sistema nacional de salud”

– Poner freno a la mercantilización y a la privatización de la sanidad. Adoptaremos medidas urgentes para proteger este patrimonio común frente a su privatización, como es, por ejemplo, la sustitución de la normativa vigente —que favorece la expansión de la gestión privada de la – sanidad— por una que se base en la gestión pública directa .

– Tiempo máximo de 1 mes para las listas de espera de cualquier especialista o de operaciones relacionadas con patologías graves.

Curiosamente, en aquella época, al mismo tiempo que Unidos Podemos renunciaba a derogar las leyes privatizadoras, acusaba al PSOE de vender humo si no derogaba la 15/97:

Hoy ya sabemos la realidad. Una vez establecidos en el poder y cambiado el piso de barrio obrero por chalet en zona exclusiva, las promesas se quedan en promesas y la privatización avanza, eso sí con su beneplácito. Ahora, Unidas Podemos ha aprobado las conclusiones del Acuerdo de Reconstrucción de la Sanidad junto con PP y PSOE. Acuerdo en el que no se menciona ni una vez la palabra privatización (lo que no se menciona no existe), y en el que anuncian la “reestructuración del Sistema Sanitario”, es decir, más gestión privada, más objetivos económicos en lugar de salud, más beneficios privados y más deterioro del sistema público. Eso así, ahora con su participación inestimable.

A nivel autonómico la situación es un reflejo. En el caso de la Comunidad de Madrid, la “oposición de izquierdas”, formada por los privatizadores del PSOE, y los asaltacielos Unidas Podemos y Más Madrid, han estado estos meses, (mientras los trabajadores del sector advertían de lo que se vendría encima si no se intervenía), más interesados en el reparto de sillones ante una eventual moción de censura, que en solucionar los problemas que al final han estallado y auguran un nuevo colapso del sistema sanitario. Ahora llaman a movilizaciones. Con su inacción han colaborado con el deterioro del sistema sanitario estos meses, y con todas las medidas privatizadoras que ha aplicado el gobierno regional de Ciudadanos y PP.

Todos estos partidos, tan constitucionalistas ellos, podrían haber exigido la aplicación del artículo 13 del Decreto de Estado de Alarma de marzo de 2020 4 – que facultaba al Ministro de Sanidad para intervenir, ocupar y requisar todo tipo de empresas y hospitales privados- para evitar una nueva masacre en las residencias de ancianos. Podrían haber intervenido la sanidad de aquellas comunidades autónomas, que aun conociendo lo que había que hacer desde junio para prevenir la nueva ola, se han dedicado a repartir a espuertas nuestro dinero entre los de siempre. Todos estos partidos podrían haber modificado las leyes estatales que permiten la rapiña mediante la asignación, vía urgencia y sin publicidad alguna, de ingentes partidas presupuestarias (extraídas de los bolsillos de los de siempre), para seguir engordando los beneficios de las empresas por todos conocidas que se están lucrando con esta pandemia.

No nos sirven los falsos pretextos que justifican, por acción u omisión, al supuesto gobierno «progresista», bajo el discurso de que «con la derecha sería aún peor». Tenemos derecho y queremos un sistema sanitario al margen del lucro y del negocio, que garantice la atención sanitaria en tiempos adecuados para todxs.

Para ello, es necesario seguir en la misma línea de denuncia de los recortes y privatizaciones, tanto de quienes las ejecutan, como de quienes las permiten al mantener con sus votos las leyes privatizadoras. Es necesaria la unidad de todos aquellos grupos y colectivos que asuman unos puntos básicos 5 en todo el Estado.

Solo el trabajo organizado en la calle y desde la base, fortalecerá el poder de la clase trabajadora y del pueblo frente a los postulados populistas de la extrema derecha. Cualquier avance de las condiciones de vida de los sectores populares se arrancará a los poderosos desde la movilización continuada.

Referencias

1 https://podemos.info/wp-content/uploads/2015/05/prog_marco_12.pdf
2 https://www.rtve.es/contenidos/documentos/podemos_programa_electoral.pdf
3 https://podemos.info/wp-content/uploads/2016/05/acuerdo26J_final.pdf
4 https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-3692
5 https://www.casestatal.org/es/2020/07/03/organizaciones-adheridas-a-la-campana-nunca-mas-la-privatizacion-mata-todo-de-vuelta-a-manos-publicas-derogacion-de-la-ley-15-97/

CAS Estatal

Comparte:
Share

Comentarios cerrados