Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari


Calendario Laboral


cgt-lkn


Rojo y Negro Televisión





Manual de lenguaje integrador no sexista


Estatutos CGT


Movilización sindical en Grecia ante las pretensiones del gobierno de Tsripas de imponer restricciones al derecho de huelga

El Gobierno de Tsripas ha pedido a los diputados Syriza que apoyen varias propuestas de ley de reformas de emergencia que incluyen una polémica legislación para limitar la acción sindical. Los sindicalistas han reaccionado con un aluvión de huelgas y han prometido más paros.

En los nueve años desde que cayó en la crisis económica, en Grecia se han celebrado unas 50 huelgas generales y los trabajadores ven las movilizaciones sindicales y los paros como algo sagrado. Bajo la nueva legislación, el Gobierno izquierdista de Alexis Tsipras ha acordado exigir a los sindicatos un mayor porcentaje de participación de los trabajadores para convocar huelgas.

La ley sujeta a votación contiene unas 100 reformas, conocidas como “acciones previas”. Aunque se espera que se aprueben, Tsipras, el primer ministro, se ha visto obligado a convencer a los cuadros de Syriza con el argumento de que, una vez se aprueben las medidas, Grecia podrá aprobar la revisión del cumplimiento de las medidas (por la troika) que liberará más fondos de emergencia antes de que finalice en agosto su tercer, y con suerte último, programa de rescate.

Además de las restricciones a las huelgas, el proyecto de ley prevé también la subasta online de propiedades pertenecientes a aquellos que no pueden pagar sus deudas. Esto, según los acreedores internacionales (la Comisión Europea, el BCE y el FMI), es esencial si se quiere abordar el gran volumen existente de préstamos bancarios morosos. Ambas medidas han sido muy perturbadoras para los miembros de la izquierda gobernante, muchos de los cuales empezaron en el movimiento sindical.

El Gobierno griego espera lograr una “salida limpia” del control de los acreedores, calculando que una revisión de cumplimiento con éxito facilitará volver a los mercados financieros y permitirán al país conseguir una reserva de fondos antes de que termine oficialmente el rescate de 86.000 millones de euros, organizado por la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

Para los sindicalistas griegos es mentira que las citadas medidas ayudarán al crecimiento y que la economía está mejorando, ya que la realidad es que en la calle no se nota y esta nueva ley es totalmente antidemocrática, Tsipras continúa aplicando el programa de la troika y de obtener concesiones sobre la reestructuración de la deuda nada de nada.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados