¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

La plantilla de GENERAL ELECTRIC presiona a Iberdrola para que esta multinacional se pronuncie contra el cierre de la planta de Ortuella

La plantilla de la factoría General Electric de Ortuella, se ha concentrado hoy en la puerta de la torre de Iberdrola de Bilbao, uno de los más importantes clientes de la empresa estadounidense General Electric,  con el objetivo de que esta multinacional presione para que se mantengan las plantas de producción tanto en Ortuella como en Europa y no sean deslocalizadas a China o la India.

La plantilla de GEE de 135 personas, lleva 15 días en huelga indefinida, acampada en la entrada de la planta, para exigir la retirada del ERE, que la multinacional ha presentado con la intención del despido de 115 personas de la plantilla de la sección de producción, manteniendo solamente a 22 personas de la sección comercial.

General Electric comunicó en Julio a los trabajadores su decisión de cerrar la planta, que se encuentra ubicada en un edificio alquilado de nueva construcción, en Ortuella. El cierre es supuestamente debido al descenso de los ingresos,  cuando paradójicamente se encuentra en plena carga de trabajo, llevando en marcha poco más de dos años. Esta  planta fue inaugurada tras la compra por GE de los negocios de energía y redes de la francesa Alstom.

La representación de  la plantilla y la dirección de la empresa, iniciaron  el periodo de consultas del ERE , el día 16 de Octubre. Desde entonces,  se han realizado dos reuniones  y  la representación de la plantilla siguiendo el mandato de la asamblea exige: la retirada del plan de reestructuración, demandando “un plan industrial real y posible”,  que permita la continuidad del centro de trabajo de GE en Ortuella, el mantenimiento del empleo, de las condiciones de trabajo y de los activos tecnológicos generados por la empresa a través de décadas de trabajo e investigación, desarrollados por los/as trabajadores/as.

Así mismo han pedido a las instituciones vascas “una política industrial real, que incluya leyes y cláusulas sociales para impedir que inversores privados y extranjeros como General Electric puedan montar y desmontar fábricas y destruir empleo con total impunidad”.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados