¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

Asesinan a José de los Santos Sevilla otro líder indígena de la tribu Tolupán de Honduras

José Santos Sevilla, líder de la tribu Tolupán, es un ejemplo más de lo que está significando en Honduras defender la tierra. En el municipio de Orica ubicado a 120 kilometros al noroeste de Tegucigalpa, este ambientalista fue asesinado a tiros cuando cinco personas desconocidas entraron en su casa y le dispararon en repetidas ocasiones.

En Honduras, los ambientalistas vienen siendo asesinados por oponerse a la construcción de hidroeléctricas y la puesta en marcha de proyectos mineros, ya que varios de estos quieren imponerse sobre territorios indígenas, afectando los ecosistemas y los derechos de las comunidades.

En 2009, durante el gobierno de facto que perpetró el Golpe de Estado, se aprobó un decreto , donde se otorgaba concesiones para construir 47 represas con el fin de impulsar centenares de nuevos proyectos mineros. Las organizaciones populares hondureñas han denunciado que estos proyectos se mantienen activos gracias a una estructura militar y paramilitar, enmascarada con guardias de seguridad.

La organización no gubernamental, Global Witness, publicó recientemente un informe en el que se destaca que desde el 2009 a la fecha, al menos 123 defensores de la tierra han sido asesinados en Honduras.

Según Global Witness, los activistas sociales son víctimas de asesinato por oponerse a la construcción de empresas hidroeléctricas y de la minería, ya que varios de estos proyectos quieren ser realizados en terreno de patrimonio indígena, además que afectan el ecosistema de las localidades.

Hace casi un año, el 3 de marzo de 2016, fue asesinada la líder indígena Berta Cáceres, de la etnia lenca. Su muerta se vinculó a su lucha contra la ejecución de un proyecto hidroeléctrico en el occidente del país porque este afectaría a comunidades indígenas y al ambiente. La construcción fue paralizada. Cáceres era coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (COPINH).

Global Witness afirmó que Honduras es uno de los países más peligrosos para ejercer la defensa del medio ambiente, debido a los altos índices de impunidad que hay en el país.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados