Miles de personas se manifiestan en Bilbao contra los pactos con recortes y por una pensiones públicas y dignas

Hoy, 23 de agosto, lunes tradicional de la Aste Nagusia de Bilbao, que al igual que el año pasado no se puede celebrar, unas 3.500 personas según la organización, algunas desplazadas desde Asturies, Santander, Nafarroa, Araba y Gipuzkoa, y de muchos pueblos de Bizkaia, así como de la asociación de familiares de residencias Babestu, han secundado esta manifestación convocada por el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, como una muestra más de su determinación por seguir peleando por unas pensiones públicas dignas, justas y suficientes. Esta manifestación se ha iniciado con un grupo de txitularis en la plaza Moyua  y ha finalizado en el Arenal donde han actuado bertsolaris y se ha leído un comunicado en castellano y en euskera.

En este comunicado se ha señalado que la reforma de las pensiones está en marcha y el objetivo reiterado por el ministro de Seguridad Social (SS) y el Gobierno con dicha reforma es recortar una vez más las pensiones y prolongar la vida laboral; trabajar más para recibir una menor pensión.

Con sus argumentos y movilizaciones han conseguido demostrar que el Sistema Público de Pensiones (SPP) es perfectamente viable y que la revalorización de las pensiones se realice en función del incremento del coste de la vida; pero sigue en vigor la reforma de pensiones de 2011 y solo habrá un cambio de nombre del Factor de Sostenibilidad.

Ni el Pacto de Toledo ni la Mesa de Diálogo Social han sido instrumentos para satisfacer las necesidades de la mayoría de las y los pensionistas; las recomendaciones acordadas y los acuerdos adoptados mantienen la casi totalidad de los recortes anteriores y dejan la puerta abierta a nuevos recortes.

Más de tres años de movilización permanente del Movimiento de Pènsionistas demuestran que la única garantía para conseguir sus objetivos es la movilización; por eso esta manifestación y las concentraciones de los lunes que seguirán manteniendo, además de otras iniciativas, para el 1 de octubre y 13 de noviembre donde piensan llenar de nuevo las calles de Hego Euskal Herria para conseguir unas pensiones públicas dignas justas y suficientes para todas las personas; no pararán hasta conseguir todas las reivindicaciones básicas y urgentes que exigen, compartiendo movilizaciones con la mayoría de organizaciones sociales y sindicales.

Exigen tanto al Gobierno del Estado como a los gobiernos de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) y Navarra que hagan lo que sea necesario para derogar de una vez los recortes de las reformas de pensiones de 2011 y 2013 y de las laborales de 2010 y 2012, que permitan empleos de calidad y salarios dignos que dignifiquen la vida de los trabajadores y trabajadoras y mejoren los ingresos a la Seguridad Social, garantizando unas pensiones públicas y dignas para hoy y el futuro.

Consideran que el verano no sólo está siendo aprovechado para seguir profundizando en el ataque a las pensiones; el verano está poniendo en evidencia el deterioro de los servicios públicos motivado por los recortes y la insuficiente inversión en ellos; los recortes en sanidad y servicios sociosanitarios se están incrementando con el cierre y reducción de los servicios de atención directa; la banca está aprovechando la pandemia para cerrar sucursales y reducir la atención personalizada; y el exponencial incremento del recibo de la luz está dejando en evidencia el poder del monopolio eléctrico y la permisividad del Gobierno del Estado.

Recortar salarios, pensiones y servicios públicos; dejar en manos de los oligopolios de la energía y financieros servicios básicos como la energía el crédito y el ahorro empobrece a la mayoría de la sociedad para enriquecer a unos pocos. Es una situación inaceptable a la que van a dar respuesta.

Comparte:
Share