El Movimiento de Pensionistas contra la pobreza extrema que viven muchas mujeres pensionistas viudas (Video)

El próximo 23 de Junio es el Día Internacional de las Viuda, las mujeres pensionistas viudas, son una población invisible de mujeres mayores, muchas de de ellas, en situación de precariedad, con ingresos mermados y movilidad reducida, y que no tienen ningún control ni cuidado más que el de ellas mismas.

Para muchas mujeres, la devastadora pérdida de su pareja se ve magnificada por una lucha a largo plazo por sus derechos básicos y su dignidad. A pesar de que hay más de 258 millones de viudas en todo el mundo, 115 millones viven en pobreza extrema, históricamente estas mujeres han pasado desapercibidas, sin apoyo ni medidas en nuestras sociedades. A nivel global, las mujeres tienen menos posibilidades de acceso a pensiones de vejez que los hombres, por lo que la muerte de un cónyuge puede conducir a la indigencia de las mujeres mayores.

En Bizkaia, Nafarroa, Araba y Gipuzkoa hay 117.400 personas que cobran pensión de viudedad, de las cuales 11.410, el 10% cobran menos de 500 euros, es decir pensiones de pobreza extrema y en Euskadi, unas 84.400 mujeres mayores de 65 años viven solas. De ellas, un 30% aproximadamente tienen más de 85 años. Se desconoce si a la administración le preocupa que a estas mujeres solas y vulnerables les llega la atención domiciliaria y sanitaria que necesitan en su día a día.

También se desconoce si los Servicios Sociales de ayuntamientos y diputaciones “de oficio” les llegan,  hablan con ellas y ven de primera mano la situación en que se encuentran y toman la decisión de atenderlas en el mantenimiento de su entorno, de su hogar, de su medicación, proporcionándoles acompañamiento y soporte para trámites bancarios y administrativos, tan problemáticos en este mundo digital que impone a esa nuestra edad.

Quizá algunas con ayuda por unas horas de las trabajadoras del SAD, la mayoría sin esta ayuda porque no han llegado a solicitarla por los trámites dificultosos que requiere, o porque se les ha denegado por causas diversas. Las instituciones de nuestra comunidad autónoma pueden localizarlas en los censos municipales.

El Movimiento de Pensionistas reivindica una pensión que sea el 100% de la base reguladora del trabajador fallecido y una pensión mínima de 1080 euros para corregir en cierta medida la brecha de pensiones. Las mujeres están  desempeñando un papel en toda esta lucha contra la reforma de las pensiones y por el cambio de modelo igualitario. No pueden esperar más. La situación de estas mujeres pensionistas es una emergencia social.

Comparte:
Share