Bardenas Libres reclama la finalización del polígono de tiro (Vídeo)

Concentración frente a la sede de la Delegación del Gobierno español, denunciando las maniobras de tiro que se están realizando actualmente en el polígono de tiro, situado en una zona de alto valor ecológico y medioambiental y sujeto a un antiguo contrato heredado

Estos días se está lanzando armamento real sobre el parque natural de Bardenas. Armamento que ya es habitual en este tipo de maniobras, que algunas quieren normalizar a base de hartazgo, silencio y ninguneo de quienes nos oponemos a él desde hace décadas.

Esta vez, en Bardenas se está probando “armamento inteligente”, curioso término para definir la muerte selectiva de quienes le sobran al capitalismo, y son sometidos a la barbarie que impone la OTAN en diferentes lugares del planeta. Las bombas GBU que se están lanzando en tierras bardeneras estos días, son vendidas en su mayor parte a Israel para llevar a cabo el genocidio contra el pueblo palestino. 

Según el Ministerio de Defensa, la ventaja de este armamento reside en que puede batir blancos de día y de noche, en cualquier condición meteorológica, aumentando la distancia de lanzamiento y el aumento de la precisión, con la consiguiente reducción de fuego fratricida y bajas colaterales. Justo lo que está sucediendo en la franja de Gaza, donde la aviación israelí ha lanzado misiles inteligentes a campos de refugiados, edificios de prensa y hospitales.

Y en medio de este escenario, aquí en nuestra tierra vivimos otra guerra también vinculada a la de los misiles. La guerra económica que condena a miles de personas a la miseria, a los ERTES, a los desahucios, a la falta de asistencia sanitaria, a la falta de cuidados… la emergencia ambiental y la creciente desigualdad. La alianza de la OTAN por sí sola representa el 56% de todo el gasto militar mundial. La misma alianza que compromete Bardenas para sus entrenamientos militares, la misma que le paga y sube el sueldo al actual presidente de la Junta de Bardenas. 54.000€ por realizar un trabajo sin cualificación técnica es mucha tomadura de pelo, viniendo de un peluquero.

Tanta como considerar que los bombardeos ayudan a la nidificación de las especies protegidas, o considerar a la Comunidad de Bardenas un ente legítimo para decidir si este polígono debe seguir aquí o no. Un ente anticuado, que no asegura la participación de mujeres en su junta, pero sí que asegura la decisión de los representantes del Monasterio de la Oliva, sotanas de Satanás.

Comparte:
Share