Charla- Debate: Miércoles, 18:30 sede CGT-LKN Bizkaia, Bailén 7-Bilbao. Ponente: Adrián Almazán

Escenarios de trabajo en la Transición Ecosocial 2020-2030

Ponente: Adrián Almazán

Los peligros asociados, en el presente y especialmente en el futuro, a la disrupción del sistema climático que la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) está produciendo, hacen cada vez más difícil no reconocer que atravesamos una emergencia climática planetaria. Una emergencia que, por desgracia, no viene sola.

Desde hace al menos dos siglos el desarrollo del capitalismo industrial, hoy hegemónico en todo el globo, ha venido acompañado de un grado severo de destrucción ecológica y de una profunda transformación social que ha roto casi todo vínculo con los modos de producir y reproducir de las sociedades pre-industriales.

El conjunto acumulativo de esta devastación ecológica y este nuevo marco económico-institucional ha dado lugar a una profunda crisis ecosocial, en la que al cambio climático se le une la pérdida de biodiversidad, los límites de disponibilidad material y de recursos energéticos fósiles, la pérdida de suelo fértil, la crisis de los cuidados, la falta de autonomía material y económica, y un largo etcétera.

Ante este escenario, no es extraño que el consenso en torno a la necesidad de reducir las emisiones globales de GEI esté cada vez más extendido. Pero una pregunta surge inevitablemente, ¿Qué implica esta reducción para nuestra organización económica, nuestro sistema político o nuestros modos de vida? El objetivo de este charla es explorar el vínculo entre el trabajo (y dentro de él, el empleo) y las emisiones GEI. En este informe se desarrolla una modelización de escenarios que permite explorar, cualitativa y cuantitativamente, qué tipo de transformaciones en el trabajo tendrían que acompañar a la necesaria y urgente reducción de emisiones.

Tras caracterizar brevemente el escenario de crisis socioecológica en la que nos encontramos inmersos, abordamos una breve reflexión sobre el papel y la naturaleza del trabajo en las sociedades contemporáneas con dos ideas fuerza. La primera, que el trabajo de sostenimiento de la vida (los cuidados) se encuentra sistemáticamente invisibilizado y desigualmente repartido. De hecho, la suma de los trabajos cuidados remunerados (8% de ltotal de horas de trabajo) y no remunerados (53% del total) supone, la mayoría de horas trabajadas en el país. El conjunto del trabajo remunerado, el único que normalmente se contabiliza y, además, el que goza de mayor visibilidad y prestigio, supone menos de la mitad de todas las que se realizan.

De aquí se deriva que es conveniente dejar de privilegiar la noción de empleo a la hora de pensar en una transformación del trabajo. Si se quiere reflexionar en cómo repartir de manera justa la actividad social en un escenario de transformación ecosocial, conviene más pensar en mediciones del trabajo en base a horas dedicadas a actividades productivas, y reproductivas. De este modo, todas las labores necesarias para el sostenimiento social pueden ser estudiadas en pie de igualdad.

La segunda idea fuerza es que el empleo desempeña un papel determinante en la organización socioeconómica capitalista. El funcionamiento de este sistema conlleva, inevitablemente, la degeneración de los ecosistemas. Por tanto, el horizonte de transición ecosocial debe plantearse la superación del capitalismo y, con ello, el cuestionamiento del modelo de relación que le es característico, el empleo. De este modo, desde esta mirada, también es fundamental hacer una valoración general de todos los trabajos que se realizan en la sociedad y no solo de los empleos.

Comparte:
Share