Miles de personas se manifiestan en Sestao contra la desindustrialización de la Margen Izquierda

Miles de personas se han manifestado en Sestao contra la desindustrialización y “por el futuro” de la Margen Izquierda, una movilización que se produce ante los despidos y la situación que atraviesan empresas comarcales como ITP Aero-PCB, Petronor, hospital de San Juan de Dios o Mediapost. 

Las personas participantes en esta movilización han coreado frases contra los recortes sociales, el desmantelamiento de la industria, en defensa de los derechos laborales y por un reparto equitativo de la riqueza.

La marcha ha sido secundada por medio centenar de empresas, entidades sociales, plataformas de pensionistas, organizaciones sindicales y comités de empresa de la comarca.

En la comarca vienen sufriendo un proceso brutal de desindustrialización. La que en una época fue comarca punta de lanza de la industria vasca es hoy una zona con las tasas de paro y precariedad más altas y con grandes multinacionales comerciales que han ocupado el sitio de las industrias, precarizando las condiciones laborales. Hoy estamos en las puertas de La Naval, donde todo apunta a su sustitución por una planta logística, que generará poco empleo y tremendamente precario.

En estos últimos meses son muchos los sectores, empresas y colectivos que han salido a la calle para denunciar estas injusticias. Estamos siendo testigos de luchas como las de Residencias, Osakidetza, ITP-PCB, San Juan de Dios, Petronor, Mediapost… Luchas de trabajadoras de sectores completos  como  cuidados,  del  movimiento antidesahucios,  del  movimiento feminista,  o de pensionistas defendiendo pensiones dignas, con un mínimo de 1.080€; trabajadoras de la hostelería, que han pasado de sufrir para llegar a fin de mes, a no saber cómo empezarlo, olvidados por unas instituciones que les contemplan como daño colateral.

Reclaman la necesidad de unos servicios sociales de calidad, cercanos y bien gestionados, donde se destine más presupuesto a gasto social y no a gasto militar ni a megainfraestructuras como la variante sur ferroviaria. También denuncian que los fondos europeos están condicionados a recortes sociales, y se pretende que las Reformas Laborales y de pensiones, lejos de ser derogadas, sean mínimamente maquilladas.

Los colectivos convocantes consideran que es mucho lo que se juegan y están convencidos que en un momento crucial. Se puede salir de la pandemia con más justicia social, pero, como siempre, van a querer seguir acumulando riqueza a nuestra costa, y no están dispuestxs a pagar de nuevo esta crisis. No pueden mirar para otro lado. Nadie está a salvo. Esta situación no es un problema individual, de una empresa o de un sector determinado. Es más necesario que nunca la movilización en defensa del empleo, por los derechos laborales y sociales, por unos servicios públicos de calidad, por el incremento del gasto social, por una reforma fiscal en la que paguen más quienes más tienen… En definitiva, por un empleo y una vida digna y un futuro para esta comarca.

Comparte:
Share