Manifestación contra el racismo y la xenofobia (Vídeo)

Por SOS Racismo Bizkaia – Bizkaiko SOS Arrazakeria Publicado el 22 Mar, 2021

En el  Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Étnico-Racial, se ha realizado una manifestación que ha recorrido las calles de Bilbao, desde la Plaza Corazón de María hasta el Ayuntamiento.
Aproximadamente han participado más de 1000 personas, que han recorrido las calles, reivindicando el derecho a una vivienda digna y manifestándose contra el racismo y la xenofobia.

Manifiesto 21 marzo “Día Internacional contra el Racismo y la Xenofobia”

El racismo y la xenofobia son actualmente una de las principales formas de vulneración de los derechos humanos en todos los ámbitos de la vida. Esta forma de odio y sustento al colonialismo, antiguo y actual, ha ocurrido a lo largo de la historia y ocurre a diario, legitimado por las instituciones, por la existencia de los CIES, la desprotección a las menores extranjeras, la falta de derechos que sufren las mujeres racializadas en el ámbito de los cuidados,el no derecho a voto y por leyes racistas, como la de Extranjería y el incumplimiento del derecho de asilo establecido por tratados internacionales.

Además de toda esta estructura racista, a diario existen personas racializadas, inmigrantes y gitanas,que son víctimas del racismo y la xenofobia presentes en nuestras calles y barrios, a las que se ataca no solo la dignidad y el respeto que merece cualquier persona, sino que también, se les niega el acceso a derechos fundamentales, como el trabajo, la salud, la educación, o la vivienda.

En este último aspecto queremos centrarnos hoy;en la vulneración del derecho a la vivienda digna y en las vulneraciones de derechos que se producen en los «no hogares» de tantas personas. Los casos de discriminación por el origen, claramente racistas, sumados a la precariedad económica y la falta de muchos otros derechos fundamentales hacen que hoy queramos defender el acceso a la vivienda, ya que es un pilar fundamental para proteger la dignidad humana, principalmente por su importancia en procesos de participación e inclusión social a nivel familiar y comunitario, siendo claves para el cuidado de la vida. A esto además no se nos puede olvidar la opresión añadida que sufren las mujeres racializadas y migradas que no sólo sufren de racismo sino del peso del patriarcado que las invisibiliza aún más.

Por eso hoy queremos denunciar el racismo y la xenofobia:-Que ejercen las inmobiliarias y personas propietarias que alquilan sus pisos y discriminan a personas racializadas a la hora de acceder una vivienda o alquilar un piso, estableciendo un trato desigual y discriminatorio.

-Denunciar la dificultad de acceso al padrón y la no asunción de responsabilidades de los Ayuntamientos que no se hacen cargo de este derecho fundamental para todas las vecinas.

-Denunciar el mercadeo de padrones que genera la imposibilidad de acceso al padrón, en donde en algunos casos se vende a precios elevados o sobre coste, sin estar esto asociado a una vivienda. El padrón no es algo que se vende, es algo que corresponde a toda persona habitante en un lugar,pero con lo que se está mercadeando sin ningún tipo de pudor. Es importante aclarar que el padrón es la puerta de entrada indispensable para acceder a cualquier derecho básico, como la educación, servicios sociales o algo tan importante como la asistencia sanitaria.

-Denunciar las prácticas racistas vecinales que causan daños a la integridad y la autoestima de las personas racializadas, que además de ser víctimas de acoso, hostigamiento y agresiones racistas, son víctimas de sufren un daño moral irreparable.

-Denunciar la especulación inmobiliaria que afecta a todas las personas, pero en mayor medida a las personas migrantes y/o racializadas con la intención de desplazarlas debido a procesos de gentrificación, quedando claro que para las instituciones el capital está sobre la vida.-Denunciar el elevado precio de los alquileres, que hace que muchas personas que carecen del derecho a poder acceder a un trabajo o un ingreso estable, deban compartir habitaciones.

A la discriminación por el origen o por los rasgos étnicos, claramente racista, se suma la precariedad económica y la falta de muchos otros derechos fundamentales.

-Denunciamos que los desalojos de personas en la calle son totalmente racistas, personas que son excluidas de derechos se les vulnera y discrimina aún más por no tener un lugar donde vivir.

Hoy marchamos en contra del abuso y explotación de las vidas. Por un acceso a la vivienda sin discriminación y racismo.

Comparte:
Share