Las empresas reclaman poder despedir y la Consejera Tapia rebajar los salarios

Las empresas vascas reclama  mantener el derecho a poder despedir libremente,  en las empresas con Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que a día de hoy afectan a 38.932 trabajadores en la CAV y a 899.382 en el conjunto del Estado español y demandan  poder transformar  los actuales ERTE en ERE con despidos de parte de los trabajadores de plantilla para poder asegurar la supervivencia de la propia empresa. Mientras el RDL 8/2020 incluía la obligación del mantenimiento del empleo a las empresas que se acogieran a sus beneficios y el posterior RDL9/2020 insistía en la prohibición.

CEBEK basa su petición, porque la tesis de prohibido despedir para las empresas acogidas a un ERTE se está interpretando “de manera diferente por parte de los juzgados de lo Social” en el Estado,  mientras el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha hecho pública una sentencia recientemente en la que declara nulo un despido puntual, por pérdidas previas al covid, el juzgado de lo Social número 31 de Barcelona, dio luz verde a los despidos, en una empresa con pérdidas previas a la llegada del covid. 

Ante esta contradicción piden que se pronuncie el Tribunal supremo o que se cambie el decreto de los ERTEs porque  las empresas vascas están muy afectadas porque el balance económico de 2020 es “muy malo” pues la actividad en Euskadi había disminuido en torno al referido 10%, con la pérdida de 1.600 empresas y la destrucción de 22.000 empleos.

Los empresarios lo quieren todo, los beneficios contenidos en los decretos de los ERTEs, que no se toque las Reformas Laborales, para seguir manteniendo sus beneficios y sus privilegios, mientras no les importa que  las y los trabajadores no tengan derechos, se utilicen como personas de usar y tirar cuando les conviene, protegidos por una leyes laborales donde disponen de todo tipo de ventajas, en unas condiciones laborales donde cada vez aumenta la precariedad, la eventualidad, el empeoramiento de las condiciones de trabajo y con salarios cada vez más bajos.

Y para remate la Consejera de Industria del gobierno Vasco Arantxa Tapia nos propone: Que todos tenemos que hacer un esfuerzo, empresas y trabajadores, para negociar medidas que permitan superar la actual situación y preservar el mayor número de empleos que sea posible, con un recorte temporal de salarios.

Comparte:
Share