Vecina Barakaldo denuncia que “Lanbide ampara la violencia de género”.‏

 

Concentración ante las principales oficinas de Lanbide en el municipio de Barakaldo, ubicadas en el barrio de Beurko. En el trascurso de esta movilización se denunciará el calvario que está sufriendo una vecina del municipio, con un hijo a cargo, producto de las continuas malas prácticas del Servicio Vasco de Empleo; y los constantes recortes sociales del Gobierno Vasco.

 

  1. F. R., de 49 años, lleva desde el mes de noviembre -del pasado 2014- intentando acceder a la RGI y la Prestación Complementaria de Vivienda; en la medida que ella, y su hijo, residen en una vivienda en régimen de alquiler. A tener en cuenta que desde un primer momento presentó en Lanbide la denuncia qué, por sufrir violencia de género, formalizó ante la Ertzaintza. Es más, los servicios sociales municipales han certificado esta situación.

 

Sin embargo, mes a mes, se ha encontrado con una carrera de obstáculos para poder acceder a las prestaciones a las que tiene derecho por Ley; y según los supuestos protocolos de actuación de Lanbide ante situaciones de violencia de género.

 

En definitiva, esta vecina lleva esperando 6 meses el reconocimiento de la RGI a la que tiene derecho. En los diferentes momentos que se ha dirigido a la oficina central de Lanbide en Barakaldo se ha encontrado con múltiples trabas, solicitud de trámites administrativos que no se ajustan a la legalidad o reiteración de solicitud de documentación.

 

Es más, esta denuncia viene motivada por el reciente requerimiento por parte de Lanbide de 3 nuevos documentos que ya aportó en su momento. Entrega que acredita -en tiempo y forma-, mediante los resguardos que el propio Lanbide da a las familias solicitantes de la RGI. Sin embargo, esto no vale; y vuelven a obligarla a entregarlos. Lo cual retrasará un mes más el acceso a los recursos sociales a los que tiene derecho.

 

Debemos recordar que la denuncia de estas situaciones (de conculcación de derechos hacia las mujeres que sufren malos tratos), no es nueva. Así, el pasado 6 de marzo, y en el contexto del “8 de Marzo. Día Internacional de las Mujeres”, se realizó una concentración en Gasteiz ante la sede del “Instituto de la Mujer, Emakunde”. La intención de esa movilización era exigir, entre otras demandas relativas a las mujeres solicitantes o perceptoras, que Emakunde se implicara de forma directa para evitar los diferentes recortes y criterios de Lanbide qué hacen que las mujeres que sufren violencia de género no puedan acceder a las prestaciones sociales.

 

En el trascurso de esa movilización se entregó una serie propuestas para corregir estas situaciones y malas prácticas. Pero pasan los días y vemos que son puro papel mojado los supuestos protocolos de actuación de Emakunde, Lanbide o el Gobierno Vasco para garantizar uno mínimos recursos económicos hacia las mujeres que sufren una mayor situación de vulnerabilidad social.

 

Para finalizar, y teniendo en cuenta la dramática situación qué denunciamos, exigimos a Lanbide el acceso de forma inmediata de esta familia a la RGI para poder cubrir sus necesidades más básicas. Además, de solicitar la derogación de todos aquellos “criterios” de Lanbide que impiden el acceso a las diferentes prestaciones sociales a las que, por derecho, les corresponden a las mujeres.

Comparte:
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.