El Movimiento de Pensionistas celebra su 3º Aniversario con el anuncio de una nueva gran movilización contra el Pacto de Toledo

Para el movimiento de pensionistas vasco, al igual que para los y las pensionistas del resto de los pueblos del Estado, el 15 de enero de 2018 es una fecha histórica, pues supuso el inicio del movimiento que continuamos en la calle a día de hoy y lo seguiremos haciendo en el futuro hasta conseguir unas pensiones públicas y dignas.

Era difícil pensar o prever que aquel inicio del movimiento de pensionistas pudiera prolongarse y continuar como lo ha hecho, de un modo especial en Euskal Herria. Son ya tres años en que vienen concentrándose todos los lunes, prácticamente sin interrupción, en las cuatro capitales y en unos 70 pueblos de toda la geografía vasca, o vasco-navarra. Han llevado a cabo múltiples manifestaciones de pueblos, comarcales y provinciales.

Cuando llegó la pandemia del covid-19, a inicios del año pasado, tomaron aún más conciencia de la enorme importancia de la sanidad y los cuidados, en especial para las personas mayores y dependientes en las residencias y otros centros socio-sanitarios. Por ello, a todo lo largo del año pasado se movilizaron, tanto autónomamente, como en otras ocasiones unitariamente junto a las asociaciones de familiares de usuarios de residencias y sindicatos del sector.

Pero los nubarrones a los que se enfrentan, junto con la excusa o coartada de las élites económicas y políticas a cuenta del coronavirus para imponernos medidas y recortes en pensiones y otros derechos a la salud y la vida, hacen que no puedan bajar la guardia, al contrario, tenemos que multiplicarlas buscando y posibilitando que sean unitarias y plurales y así más masivas.

Por todo ello, continuaran todos los lunes con las concentraciones, dando una significación especial al próximo lunes 18, con motivo del tercer aniversario del 15 de enero de 2018. El 25 de enero llevarán a cabo una concentración ante el Parlamento de Gasteiz para denunciar los recortes y limitaciones del proyecto de presupuestos del Gobierno de Urkullu. Y en especial van a impulsar una movilización potente el 13 de febrero en las cuatro capitales de Euskal Herria, Bilbao, Donostia, Gasteiz e Iruña, para:

  • Rechazar las Recomendaciones del Pacto de Toledo y la decisión del Congreso de ratificarlas desechando los votos particulares de ERC, Bildu, BNG, Mas País Equo y Compromís.
  • Exigir al Gobierno del Estado garantizar por ley nuestras justas demandas; rechazar los recortes recogidos en las recomendaciones del Pacto de Toledo; derogar las reformas laborales de 2010y 2012 y los aspectos regresivos de las reformas de pensiones de 2011 y 2013.
Comparte:
Share