¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
  Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

EH Bildu pide en Euskadi una ley como la catalana para limitar el precio de los alquileres, de hasta 1.000 euros en Donostia

EH Bildu quiere presionar al PSE-EE, que dirige la cartera de Vivienda en Euskadi y con el que pactaron en 2015 la normativa vigente -desde la oposición y contra el criterio del PNV-, para que el Parlamento Vasco imite al catalán y apruebe una ley que fije máximos en los precios del alquiler en barrios “tensionados”, es decir, con alta demanda, escasa oferta y precios caros. “¿Por qué aquí no?”, ha emplazado la coalición abertzale al consejero socialista Iñaki Arriola buscando una grieta en el recién estrenado Ejecutivo de coalición de PNV y PSE-EE, que tiene mayoría absoluta.

Los parlamentarios de EH Bildu Ander Rodríguez y Unai Fernández de Betoño, al presentar en rueda de prensa la iniciativa legislativa, han remarcado que el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado por bueno el modelo catalán y han pedido a los socialistas una “reflexión serena” para que dejen de lado “apriorismos que poco tienen que ver con una organización de izquierdas como es el PSE-EE” e hinquen el diente a una “emergencia” en el plano de la vivienda: “Los precios están por las nubes”. “Sólo pedimos que abran la puerta al debate”, han implorado Rodríguez y Fernández de Betoño conscientes de la posición minoritaria de la oposición en la nueva legislatura. De hecho, minutos después de su comparecencia el Ejecutivo ha mostrado su rechazo a otras dos iniciativas ya presentadas, una para crear una oficina anticorrupción y otra para “garantizar el derecho a saber euskera”.

EH Bildu se ha hecho acompañar de algunos datos para alertar de la situación. Denuncian que de 2016 a 2019 las rentas han subido un 8,45% en Bizkaia, un 11,25% en Gipuzkoa y un 14,87% en Álava. En cifras generales medias, eso supone que de 624 euros que se pagaban en el primer trimestre de 2016 se ha pasado a 688 euros en 2019. Pero en las capitales las cifras son aún más altas: 644 euros en Vitoria, 754 en Bilbao y 917 en Donostia. La zona más cara para alquilar en Euskadi es el barrio de Aiete-Lugaritz en la capital guipuzcoana: 1.038,6 euros.

Se da la circunstancia de que la coalición ya presentó en noviembre del pasado año una iniciativa similar para regular los alquileres. Rodríguez y Fernández de Betoño han indicado que decayó por el final anticipado de la legislatura, aunque es también cierto que el Ejecutivo anterior -con el PSE-EE también al frente de Vivienda y con el mismo consejero- ya emitió un informe desfavorable. El documento, del 26 de diciembre de 2019, incidía en que la situación de Euskadi no era “como Madrid o Barcelona”. Además, se sugería que la fijación de límites podría conllevar que algunos propietarios optasen por retirar sus inmuebles del mercado consiguiendo el efecto contrario: reducir la oferta todavía más.

Fuentes del Departamento de Vivienda -oficialmente Planificación Territorial, Vivienda y Transportes tras el cambio de Gobierno de septiembre- explican que se ha diseñado un índice para monitorizar la evolución de los precios denominado EMA y que la propuesta del Ejecutivo pasa por articular “incentivos” pero también “penalizaciones” en el IRPF para controlar los alquileres. Interpretan también que, aunque Catalunya haya abierto la puerta a la fijación de topes, no es una competencia autonómica regular la propiedad y el mercado. Ocurriría lo mismo con la reforma fiscal, que correspondería no al Ejecutivo vasco sino a las Haciendas forales, aunque PNV y PSE-EE disponen igualmente de mayoría absoluta en las Juntas Generales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa.

En Vivienda tampoco se comparte el diagnóstico de que el mercado del alquiler esté controlado por grandes tenedores. Según un informe enviado al Parlamento en mayo de este año precisamente a instancias de EH Bildu, se identifican a 137 personas físicas o jurídicas con más de cinco propiedades en el mercado, aunque el Gobierno entiende que tienen que ser diez para hablar de un “gran tenedor”. De 58.915 contratos regulados -desde 2015 existe la obligatoriedad de depositar la fianza ante la Administración-, 50.834 corresponden a particulares con menos de cinco viviendas alquiladas, 4.563 a la Administración autonómica y 1.595 a entidades municipales.

https://www.eldiario.es/euskadi/eh-bildu-pide-euskadi-ley-catalana-limitar-precio-alquileres-1-000-euros-donostia_1_6289489.html

Comparte:
Share

Comentarios cerrados