¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

Contra su Normalidad, el 12 de Julio: ABSTENCIÓN ACTIVA

No queremos volver a su normalidad porque la normalidad es el problema, ya que es sinónimo de represión, precariedad, explotación, opresión y devastación de los recursos naturales. Y los políticos que la representan son parte del problema, prometen y vuelven a prometer, pero hacen poco o nada: ¿Donde están las promesas de derogar la Reforma Laboral, de la Seguridad Social o las Leyes Mordaza del actual “Gobierno Progresista”?

Las elecciones son un  fraude, donde no elegimos nada. Porque los que gobiernan no mandan. Los que mandan no se presentan a las elecciones, son los grandes capitalistas, banqueros y empresarios de las grandes empresas (Confebask, BBVA, Iberdrola, Petronor, etc. en Euskadi). Imponen sus leyes y controlan a los políticos y los aparatos estatales para hacerlas cumplir, a saber: los jueces, la policía y los militares.

Como quedó demostrado en plena pandemia, con el decreto de confinamiento total, con las protestas de la gran patronal Confebask, pidiendo flexibilidad del parón industrial, tras la intervención de partidos como el PNV en Euskadi,  el Gobierno de Sánchez cedió, anteponiendo los beneficios empresariales frente a los imperativos sanitarios.

Las élites políticas llaman a participar con el voto en las elecciones y demonizan a quien se abstiene. La retórica política dominante carga negativamente contra quien en un momento dado opta por abstenerse. No estamos por la abstención pasiva. Por el pasotismo. Nuestra manera de entender la política, no pasa por delegar cada cuatro años nuestra responsabilidad social, y esperar inactivos a que los políticos profesionales resuelvan los problemas de la ciudadanía. Somos responsables de lo que pasa y votando, les damos carta blanca.

Los políticos suelen decir que quien no vota, no tiene derecho a quejarse. Pensamos, al contrario, que quien delega en un profesional de la política ya a renunciado a su derecho a decidir y contribuye a mantener el sistema. Ser responsables supone implicarse y comprometerse en la lucha social. Consideramos que ese es el camino adecuado para afrontar los problemas reales de las personas.

El parlamentarismo no es democracia, la verdadera democracia es el permanente derecho a decidir en todas y cada una de las cuestiones principales que nos afectan. Mientras no lo tengamos, la democracia está en la calle, en las plazas, en la lucha para que todas las personas tomemos la palabra y decidamos.

La CGT-LKN apuesta por la implicación y el compromiso en los asuntos sociales, donde la autoorganización, autogestión y el apoyo mutuo, sea la base de la organización de la sociedad y no el Estado.

Comparte:
Share

Comentarios cerrados