¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
  Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari














Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

La hipocresía de la patronal vasca: proponen subir temporalmente el IRPF y el Impuesto de Sociedades

CEBEK, SEA Y ADEGI han remitido una propuesta al Gobierno Vasco con medidas ante la crisis del coronavirus, entre ellas, la de establecer un “recargo fiscal temporal en el IRPF y el Impuesto de Sociedades bajo el principio, a fin de que “aporte más quien pueda hacerlo” para tratar de hacer frente a la devolución de la deuda generada,  para “mantener el nivel de gasto público ordinario que estaba previsto antes de la crisis y  para financiar las medidas extraordinarias que habrá que poner en marcha para que la sociedad vasca en su conjunto – empresas, personas e instituciones- salgamos adelante”.

Los empresarios nunca ganaron tanto como hasta la crisis de coronavirus,  por la precarización del empleo, en base a las reformas laborales y sucesivos decretos de bonificaciones a la seguridad social por el empleo, en su mayoría precario, que además de bajos salarios, con convenios sin renovar en años y renovados con durísimas huelgas,  (Metal), supone una sangría para los fondos de las seguridad social.

Los empresarios vascos se han quejado cuando se les ha bajado los impuestos, así el Impuesto de Sociedades, ha bajado en su tipo general del 28% al 24%, por debajo del 25% del resto de España. El impuesto de sociedades es la gran bolsa del fraude fiscal ya que se paga si existen beneficios y estos son fáciles de camuflar como pérdidas, y con la actual crisis muy poquito van a pagar, por lo que hipócritamente y para quedar bien, plantean subir un impuesto que apenas pagan.

Los beneficios de las empresas han aumentado cada año su disparidad con las rentas salariales, la última bajada del Impuesto de Sociedades, y el aumento de los beneficios fiscales hace que de cada 100 euros que se recaudan en Hego Euskal Herria solamente 8,3 serán pagados por las empresas, frente al 14,45 de 2008″(Este es su verdadero compromiso como país)

La voracidad empresarial, alimentada por el gobierno de turno, incluido el vasco, no ha parado de aumentar la tasa de beneficios continuamente hasta la actual crisis del coronavirus, a cuenta del dinero de todas las personas que pagamos, porque los ricos a parte de pagar pocos impuestos, se llevan su dinero a los paraísos fiscales.

Ahora nos vienen con la coartada del recargo fiscal temporal para que suban los impuestos vía IRPF (apelación directa al principio de solidaridad”, nos dicen) ,  donde la pagana como siempre será la clase obrera y las clases populares (sino lo evitamos movilizándonos).

Comparte:
Share

Comentarios cerrados