Campaña falsa y tendenciosa contra la lucha del personal de la estiba

Los grandes medios de comunicación (manipulación), se han esforzado en presentar la huelga del personal de la estiba, como una lucha por el mantenimientos de privilegios, altos salarios y presentando a la coordinadora de la estiba como una organización mafiosa.

La UE, el PP y la gran patronal quieren liquidar uno de los últimos espacios del estado español con trabajo digno, donde el precariado no ha entrado todavía. El objetivo central de las empresas y el gobierno, es eliminar el registro de trabajadores y de esta forma poder contratar mediante ETTs a los estibadores y estibadoras y la desaparición de las sociedades obreras de estiba o de organización del trabajo portuario a las que las empresas deben contratar obligatoriamente el personal especializado que carga y descarga los buques y camiones en los puertos.

Desde hace años la Unión Europea fruto de sus políticas que son exclusivamente neoliberales –hace ya décadas- se plantea la privatización de todos los servicios públicos, puesto que piensa que en manos de empresas privadas, son más económicos y más competitivos, es decir más baratos y con mayor margen de beneficio para las empresas multinacionales que controlan la economía.

El decreto del Gobierno validado en las Cortes con el apoyo del PP, Ciudadanos, el PNV y PDeCAT tras ser rechazado por muy amplia mayoría en un primer intento, es en realidad una RECONVERSIÓN INDUSTRIAL. Un ERE encubierto. Tan solo dispone de consignación presupuestaria para despidos, bajas incentivadas y prejubilaciones.

Además el decreto viola el convenio 137 de la OIT, por lo que entendemos que es ilegal. Es el gobierno de Rajoy el primer responsable de la huelga y la patronal mayormente extranjera, su única y exclusiva beneficiaria. La OIT señala a los puertos como centros de trabajo especializados, con especiales medidas de seguridad y defiende y reconoce la existencia de registros de trabajadores estibadores y estibadoras

El sector marítimo genera grandes beneficios puesto que la deslocalización industrial de lo que eran los países ricos, ha desplazado la industria en gran parte a Asia en especial al extremo oriente y China. Todo esto genera miles de millones de toneladas flotando por los mares dirección a los países más ricos o con mayor capacidad de consumo. A pesar de la crisis capitalista el número de toneladas ha disminuido relativamente poco.

La UE que jamás le exige nada a ninguna multinacional o gran empresa, más que medidas cosméticas y para quedar bien, en este caso desde 2011 está maniobrando contra la clase trabajadora estibadora –claro, no solo- y exige sin más el fin de todo monopolio –laboral claro- pues nunca entra en los oligopolios empresariales.

Nadie nos ha regalado nunca nada a las clases trabajadoras. Solo la lucha de clases logró conquistas y la lucha de clases de los grandes empresarios, los lobby empresariales y patronales, los poderes financieros y las grandes fortunas, nos los están arrebatando. Solo con huelgas convocadas y seguramente realizadas conseguirán las estibas que se les escuche y se negocie con ellas.

La patronal defiende la liberalización del sector. Los grandes intereses que planean sobre la estiba han asomado en las últimas fechas. El 12 de junio la compañía estatal china Cosco Shopping Ports, una de las navieras más potentes del mundo, adquirió el 51% del capital de Noatum por 203 millones de euros. Con instalaciones en Bilbao, Las Palmas y Valencia, entre otras capitales, el grupo Noatum es según su página Web la compañía líder en el estado español respecto a operaciones portuarias y de logística. Noatum Grup es propiedad de inversores institucionales, principalmente fondos de pensiones, asesorados por JP Morgan y la holandesa Dutch Pension Fund Stichting Pensioenfonds ABP, según informa el portal de la empresa.

La International Dockworkers Council –principal sindicato mundial de estibadores, con más de 100.000 asociados- exhortó a los trabajadores de los puertos de Francia, Italia, Portugal y Marruecos a que no realizaran tareas de descarga de mercancías que fueran destinadas, en origen, al estado español. De este modo se adhirieron a la principal demanda de los estibadores españoles: la subrogación de los empleos, para lo que incluso han aceptado rebajas salariales.

Las informaciones del Ministerio de Fomento a primeros de año desmienten posibles apuros económicos en los puertos españoles, que justifiquen las desregulaciones, reformas y directrices de liberalización exigidas por Bruselas. Así, la empresa pública Puertos del Estado (dependiente de Fomento) alcanzó en 2016 un beneficio neto de 217 millones de euros, un 8% superior al de 2015. El incremento se produjo a pesar del descenso de las tasas portuarias. Los ingresos del sistema portuario español aumentaron el 1,5%, hasta los 1.060 millones de euros en 2016, año récord asimismo en cuanto al tráfico de mercancías. El Ministerio de Fomento resaltó que la facturación de los puertos ya se situó por encima de los mil millones de euros en 2015.

Los estibadores han desconvocado los paros parciales previstos en los puertos para este jueves, 29 de junio, si bien mantienen por el momento los del viernes, según han informado los sindicatos del gremio. La desconvocatoria tiene lugar después de convocarse una nueva reunión entre las formaciones sindicales (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO, CIG y CGT) y la patronal Anesco para el jueves.

La patronal pretende echar a la calle al personal fijo de la estiba y contratar a nuevos trabajadores por una décima parte del salario, por empresas de trabajo temporal (ETT). Los sindicalista afirman que “los puertos que no están en crisis y advierten cambios en los modos de negociación con las empresas. Afirman que hoy las embestidas proceden de capitales mucho mayores que antaño; y estos “no están acostumbrados a negociar cara a cara con la fuerza de trabajo, y menos con un sector tan fuerte y unido”.

Si el personal de la estiba no estuviera estratégicamente organizado, el conflicto había acabado. La estiba es hoy en día un sector laboral muy especializado, de riesgo y de gran movilidad funcional, por lo que los salarios son altos. Las huelga convocadas en este sector han sido seguidas por el 100% del personal en todo el Estado gracias a la unidad, tradición y cultura de lucha de un sector con elevadísima sindicación. La estrategia de la patronal es realizar un ataque a un puerto local, después pasan a una escala provincial y luego estatal, pero hasta el momento no pueden con este sector que cuenta con la capacidad estratégica de paralizar una gran parte de la economía del país.

Comparte:
Share